La educación financiera es una nueva necesidad: la UNCuyo capacita alumnos secundarios

Cerca de 700 estudiantes de 5 escuelas de la casa de estudios participaron de un programa que les brindó formación en bancarización y emprendedurismo. Este tipo de formación se plantea cada vez como más necesaria en las personas y es demandada por los jóvenes.

Estudiantes secundarios de la UNCuyo se capacitaron en educación financiera
Estudiantes secundarios de la UNCuyo se capacitaron en educación financiera

La educación financiera se plantea cada vez como una necesidad en el mundo actual y su inclusión en la formación obligatoria se ha planteado como un recurso útil para incluir. En este plano, la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) decidió incorporarla para alumnos secundarios que asisten a sus colegios.

Así, un programa destinado a ellos propone completar su formación integral con una propuesta en Educación Financiera. Busca contribuir a que manejen y utilicen productos y servicios bancarios, así como también a emprender. Se sumaron a la propuesta voluntaria cerca de 700 estudiantes de cinco escuelas de la Universidad. Además, se ofreció la posibilidad de competir en un concurso que premió con dinero a los mejores proyectos: se presentaron 13 de los cuales los 7 mejores obtuvieron premios.

En este mismo contexto, ayer el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Sebastián Negri, y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, firmaron un convenio de cooperación en educación financiera para fortalecer los conocimientos y habilidades de las personas usuarias de servicios financieros y las personas inversoras del mercado de capitales y, al mismo tiempo, promover una mayor inclusión financiera de los sectores más vulnerables.

Según un sondeo, realizado por Junior Achievement y la Universidad Di Tella a jóvenes y adolescentes argentinos concluyó que, desde su punto de vista, la educación financiera debería ser una materia en las escuelas. Siete de cada 10 encuestados creen que la educación financiera y económica es la materia más relevante para el futuro que podrían recibir en la escuela, seguida por matemática y, en tercer lugar, por informática. Eso se desprende del estudio “Los adolescentes y las finanzas. Conocimiento y hábitos en Argentina”.

Sobre hábitos, herramientas y productos utilizados, el 51% de los jóvenes cuenta con una billetera digital, mientras que sólo el 22% tiene tarjeta de débito y sólo 17% tiene una cuenta bancaria a su nombre. Las billeteras virtuales, a pesar de ser el instrumento financiero más prevalente entre los presentados, ocupa el segundo lugar entre los medios de pago más utilizados por los jóvenes encuestados.

El dinero en efectivo sigue siendo, para esta población joven, el medio de pago ampliamente preferido con 86% de los encuestados. A su vez, el 54% de los varones manifiesta tener la costumbre de ahorrar, mientras que esto se refleja en un 44% del total de las mujeres.

Herramientas para la vida

El programa destinado a estudiantes de los secundarios de la UNCuyo se propone completar su formación integral con una propuesta en Educación Financiera.

El objetivo del programa es la promoción de la inclusión financiera de estudiantes jóvenes, con sentido social y pone el foco en proporcionarles las herramientas necesarias para que hagan realidad sus propias ideas, sueños y proyectos.

La Dirección General de Educación Secundaria de la UNCUYO desarrolló el programa de Educación Financiera junto a la Fundación del Banco Ciudad de Buenos Aires. Incluye una capacitación en administración del dinero, bancarización, inversiones, decisiones financieras estratégicas y una dimensión emprendedora: un concurso, “Ser emprendedor”, que culminó con la exposición oral de los participantes y la entrega de premios. Esta tercera instancia se desarrolló en el Centro de Información y Comunicación de la UNCUYO y reunió a un numeroso grupo de estudiantes que concursaron ante un jurado conformado por Pablo Videla, en representación de la Fundación del Banco de la Ciudad, Sofía Venturín, en representación de la sucursal de la Fundación en Mendoza, y el fundador del diario Memo, Gabriel Conte.

En la oportunidad Pablo Videla agradeció la adhesión de la UNCUYO a esta tarea tan importante que tiene a los estudiantes como protagonistas. Agradeció el trabajo de docentes y de los equipos directivos. A los jóvenes los instó a tener una buena relación con el dinero y a que aprendan a manejarse en el mundo de las finanzas. “Ustedes van a manejar plata desde que son pequeños hasta el último día de su vida”, destacó. Más adelante se refirió a los premios y les dio detalles y claves sobre la manera de exponer las ventajas y beneficios de cada producto ideado, alentándolos a que potenciaran sus propuestas ante el jurado.

Las billeteras virtuales ganan terreno
Las billeteras virtuales ganan terreno

Por su parte, María Ana Barrozo, directora General de Educación Secundaria de la Universidad, marcó la importancia de realizar una capacitación transversal que, sumada a la formación académica, contribuye a una formación integral fundamental para los jóvenes. “Hoy la Escuela no se puede quedar solo con los contenidos de la formación básica obligatoria. Además de lo complementario en género, ciberacoso, o temas que reflejan los intereses e inquietudes de nuestros estudiantes quisimos completar nuestra propuesta con una formación relacionada con el mundo de las finanzas, que forma parte de la vida cotidiana”, sostuvo la responsable de las escuelas universitarias.

Participaron del concurso grupos de 5 o más estudiantes que presentaron 13 proyectos de emprendedurismo. Sobre las bases y condiciones se eligieron las siete mejores propuestas. Al proyecto “Save Your Sip”, un kit para detectar sustancias narcóticas en bebidas se le otorgó el primer premio de 50 mil pesos. “Nos gustó mucho la experiencia, nos esforzamos en la búsqueda de una idea amigable con el medio ambiente para resolver una problemática actual que afecta directamente a los jóvenes e incluso a nuestras familias”, expresaron los jóvenes de quinto año del Magisterio. Integraron el equipo Rocío Ocaña, Lara Marin y Dulce Vacilota.

El segundo lugar fue para una propuesta de “Labiales naturales”, de quinto año de la Escuela de Agricultura, de General Alvear. Con la idea se buscó aplicar los conocimientos académicos en una temática que les gustara a los estudiantes y así generar un emprendimiento que quieren continuar luego del certamen. El equipo ganó 40 mil pesos y lo conformaron Constanza Montari, Valentina Deulande, Giuliana Longo, María Luz Martínez y Magali Arenas.

Y el tercer premio, de 30 mil pesos, fue para “Eco Friends”, un emprendimiento del Magisterio, de juguetes terapéuticos orientados al cuidado de la salud mental. Se trata de osos de peluche que combinan tanto aromaterapia como bolsas de calor que se utilizan para disminuir dolores. Al grupo lo integraron Franco Escarpa, Aylén Leal, Martina Orellano, Nicole Fernández, Gino Regginato, Agustina Flores y Rosa Agüero.

Y hubo, además, cuatro equipos más, con menciones que se premiarán con 20 mil pesos. Entre ellos: Biogas, una alternativa sustentable del equipo de la Escuela de Agricultura integrado por Mauro Exequiel Santiago Aguilá y José Pablo Morán.

También se mencionó al proyecto Zum-Be-Do Wraps: paños naturales para almacenamiento de alimentos; de Juliana Flores, Victoria Juarez, Camila Perez, Antonella Poblete, Andrea Sorebello y Donatella Scordo; de la Escuela del Magisterio.

El Departamento de Aplicación Docente, DAD, participó con un equipo que conformaron Dana Marchetti, Selene Calderón, Ulises Bertinatto, Ana Toledo Videla, Sofia Giacobazzo Marquez, Germán Rodriguez Lucero y Celeste Valdes Fredes. Su proyecto: Imprenta 3B. Imprenta bueno, bonito y barato.

En tanto los estudiantes Trinidad Guidarelli, Valentina Sanchez, Delfina Guevara, Gisela Castaño, Candela Cappa, Martina Ponzo, Santiago Zerpa, Emiliano Carrizo, Nesta Etchegoyen, Valentino Giampietri, Manuel González, Gabriel Fredes, Bruno Pavez y Lucas Casá, de la Escuela de Comercio Martín Zapata obtuvieron una de las menciones por su proyecto EFIWHY.

El programa Educación Financiera

La propuesta contempló tres etapas. En la primera los jóvenes asistieron a un taller sobre educación financiera que dio la Fundación del Banco Ciudad; en la segunda, compartieron diversas capacitaciones que dictaron docentes de la Universidad. Y, por último, se conformaron grupos de estudiantes que compitieron en el “Ser emprendedor”: un certamen que refleja los resultados obtenidos del taller y las capacitaciones que se desarrollaron en el interior de las escuelas, con la tutoría de docentes que acompañaron todo el proceso.

Es importante señalar que las capacitaciones se realizaron sobre los temas bancarización y emprendedurismo, y se destinaron a estudiantes de los últimos años, quienes recibieron formación en administración del dinero, bancarización, inversiones, decisiones financieras estratégicas y emprendedurismo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA