Estudian si es necesaria una tercera dosis para reforzar la cobertura contra el coronavirus

Se aplicaría a los que hayan recibido el esquema completo para mantener los anticuerpos altos y por nuevas variantes. / Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Se aplicaría a los que hayan recibido el esquema completo para mantener los anticuerpos altos y por nuevas variantes. / Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Se aplicaría a los que hayan recibido el esquema completo para mantener los anticuerpos altos y por nuevas variantes

A medida que se avanza en torno a la vacunación para inmunizar a la población contra el SARS-CoV-2, en algunos países con más eficacia que en otros, especialistas y laboratorios ya analizan la posibilidad de incorporar una tercera dosis a los esquemas previstos en las vacunas actuales.

La hipótesis que manejan es que una inyección adicional podría generar una explosión aún mayor de anticuerpos que ayudaría a prevenir las nuevas variantes del virus: las que han sido identificadas como aquellas que vayan identificándose a futuro. Las variantes responden a un comportamiento normal de los virus: la mutación. Más allá de esto, la idea de incorporar un refuerzo tiene que ver con la cantidad de anticuerpos que presenta la persona vacunada.

Eduardo Savio Larriera, médico uruguayo especialista en Enfermedades Infecciosas y en Medicina Interna y Coordinador del Comité de Inmunizaciones de la Asociación Panamericana de Infectología, aclara, en principio que “no está definido” aún si será necesaria o no una vacunación de refuerzo. “Recién en estos momentos, y a 5 meses de haberse iniciado internacionalmente la vacunación, comenzarán a obtenerse datos de eficacia y durabilidad de protección en la vida real, ya por fuera de los ensayos clínicos de fase III por los cuales todas las vacunas fueron autorizadas para su uso como emergencia”, precisa.

En general, los refuerzos son parte de una estrategia más completa para mitigar el impacto de las mutaciones virales y garantizar la cantidad de anticuerpos. “De momento la vacunación es segura, evita mortalidad y formas graves a moderadas en la mayoría de los casos, pero no se demostró que impida la capacidad de transmisión”, destaca Savio Larriera.

En cuanto a cómo se establece si es necesaria o no una dosis de refuerzo, el especialista explica que “una forma es conocer cuantitativamente los niveles de anticuerpos generados en vacunados completamente con dos dosis y hacer el seguimiento en el tiempo. Será a partir de cómo se prolongue en el tiempo la protección generada por la vacunación, se podría definir si es o no necesario indicar un refuerzo. “En un marco teórico sí se puede pensar que en algún momento la revacunación será necesaria”, precisa.

Primeros pasos hacia el objetivo

De hecho, a fines de abril, Ugur Sahin, cofundador de la empresa alemana BioNTech, aseguró que la vacuna contra el covid-19 de Pfizer-BioNtech requerirá de un refuerzo. “Después de ocho meses vemos que los anticuerpos generados por la vacuna se reducen. Por eso, necesitamos una tercera dosis para volver a llevar la vacuna cerca del 100%”, expresó en esa oportunidad.

Respecto a las mutaciones del SARS-CoV-2, si bien se han identificado muchas, Savio Larriera aclara que “circulan actualmente en muchos países 4 variantes virales de preocupación” y que resulta evidente “que la efectividad de las vacunas podría verse parcialmente comprometida en el área donde predominan”, las mismas.

Mientras tanto, algunos laboratorios analizan la necesidad de sumar o no una nueva dosis a partir de las observaciones que realizan según la evolución que genera cada vacuna vacuna. “Es probable que los refuerzos deberán hacerse con nuevas versiones que integren las mutaciones clave de las variantes de preocupación. También es un camino a considerar y si el potencial refuerzo puede incluir la estrategia de administrar dos dosis de diferentes vacunas elaboradas desde distintas plataformas”, reflexiona el especialista uruguayo.

Es importante aclarar que esta tercera dosis iría aparte de las dos que incluye el esquema de inmunización actual en todas las vacunas autorizadas. Esto significa que no se puede administrar una inyección para reforzar anticuerpos en quien no está vacunado completamente en forma previa.

“En caso de haber recibido solo una dosis y haber dejado pasar más tiempo del específicamente indicado para recibir la segunda, necesariamente deberá reiniciar todo el proceso de vacunación completa”, concluye Savio Larriera.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA