Este es el animal más traficado del mundo

Se trata de un mamífero con escamas, tímido y solitario, que habita en los bosques, pastizales y matorrales de África y Asia. Se estima que cazaron más de un millón en la última década para consumo de carne y uso medicinal.

Son capturados para el consumo de su carne, la venta de escamas y sus fetos. | Foto: Web
Son capturados para el consumo de su carne, la venta de escamas y sus fetos. | Foto: Web

El tráfico de especies, que incluye tanto animales como plantas, es uno de los negocios ilícitos más dañinos y rentables del mundo según indica el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (Pnuma).

“Aproximadamente 20.000 elefantes son cazados cada año en África y se cree que hay más tigres en cautiverios de toda Asia que en la misma naturaleza, donde se estima quedan sólo 3.800 ejemplares”, grafica la entidad en su sitio web.

Todo este comercio ilegal es producido para abastecer el consumo de pieles, artículos de moda, arte, decoración, comidas exóticas e incluso la medicina tradicional. En ese contexto, el pangolín es el animal más traficado del mundo.

Es un mamífero que habita en los bosques, pastizales y matorrales de África y Asia. Foto: Web
Es un mamífero que habita en los bosques, pastizales y matorrales de África y Asia. Foto: Web

Se trata de un animal nocturno, tímido y solitario, tan grande como un gato o perro, que habita en los bosques, pastizales y matorrales de África y Asia. Entre estas zonas, existen ocho especies en total y se encuentran en estado de vulnerabilidad (VU), peligro (EN) y peligro crítico (CR) de acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Este animal es ampliamente requerido por distintas comunidades africanas y asiáticas debido al consumo de su carne y el uso medicinal de su escamoso cuerpo. Se estima que más de un millón de pangolines fueron cazados furtivamente en la última década.

Tal es su nivel de comercialización que en 2019 se incautaron un total de 10 toneladas de escamas de pangolín en la ciudad china de Wenzhou, en la provincia de Zhejiang. Más de un millón de pangolines fueron capturados en los últimos años para contribuir al consumo de su carne, la venta de escamas y sus fetos.

Ocasionalmente, el animal es confundido como un reptil, pero en realidad es un mamífero de piel escamosa que se alimenta a base de hormigas y termitas, al igual que el oso hormiguero. Es capaz de escabullirse de sus presas enrollándose como una bola y utilizar las escamas de su cola para defenderse y atacar a sus depredadores.

Las cuatro especies de pangolín en África vieron su población reducirse entre un 30% y un 40% durante los últimos 45 años debido al consumo de sus escamas para la elaboración de fármacos alternativos y la venta de carnes silvestres.

En el caso de Asia, los pangolines filipinos, sonda, y chino verán reducir su población en un 80% en proyección a tres generaciones (2019-2040) de acuerdo con los cálculos realizados en el 2019.

En conjunto, todas las poblaciones de pangolín están decreciendo en cantidad de especies vivas debido a su caza ilegal. Sin embargo, a este cometido se le suma la destrucción de su hábitat natural en relación a la tala y deforestación de bosques en la región.

Es por este motivo que el PNUMA considera que el comercio ilegal de especies contribuye también a acelerar la crisis de la biodiversidad: “Es el cuarto crimen global más lucrativo luego del tráfico de armas, drogas y personas”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA