domingo 24 de enero de 2021

Víctimas del Próvolo. Foto EFE/Diego Parés.
Sociedad

El Próvolo y la impunidad en casos de abusos, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Los abogados de la ONG Xumek llevarán este caso como uno de los más representativos en lo referido a ocultamiento de religiosos abusadores por parte de la Iglesia. Además, se expondrán otros tantos hechos que están impunes en América Latina.

Víctimas del Próvolo. Foto EFE/Diego Parés.

El Caso Próvolo marcó un antes y un después en muchos ámbitos. Principalmente, en la vida de los chicos sordos y las chicas sordas que fueron salvajemente atacados y que -como ellos mismos sostienen- nada les permitirá olvidar esas pesadillas que vivieron en la vida real. Pero, además, la condena de 45 y 42 años para los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi como autores de los abusos y episodios de corrupción de menores también se convirtió en histórica. Porque ha sido la más alta de la historia judicial de Mendoza, y la más alta en el país por abusos cometidos por integrantes del clero.

Corradi y Corbacho, los dos curas condenados en Mendoza.

En este contexto, y al cumplirse hoy miércoles el primer aniversario de la mencionada condena; la ONG Xumek (a la que pertenece un grupo de los abogados de los sobrevivientes del Próvolo) confirmó que llevará el caso mendocino en particular a una audiencia temática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En la misma se discutirá la situación de impunidad de los abusos de niños, niñas y adolescentes en instituciones religiosas de todo el continente americano.

La ONG mendocina fue invitada y convocada a participar de la audiencia que se desarrollará el jueves 3 de diciembre por la organización internacional ECA (Ending Clergy Abuse, o Fin de los Abusos Clericales; en español). Precisamente, en febrero de este año los abogados y algunos de los ex alumnos sobrevivientes de los abusos en el Próvolo mendocino viajaron a Europa para denunciar por encubrimiento a la Santa Sede ante los comités y relatorías de la Organización Nacional de las Naciones Unidas (ONU).

Víctimas del Próvolo en la ONU: denuncian al Vaticano por encubrimiento y no dar respuesta

Las denuncias

ECA y la ONG mendocina presentaron en Ginebra (Suiza) un Informe de Seguimiento respecto al incumplimiento del Comité contra la Tortura y del Comité sobre los Derechos del Niño, ambos del año 2014 por parte de la Santa Sede. Ante ambo comités de la ONU, denunciaron una serie de hechos sucedidos dentro de distintas instituciones de la Iglesia Católica y que se traducen en graves inobservancias respecto a los documentos finales citados.

Además, denunciaron también ante cuatro Relatorías especiales la responsabilidad internacional de la Santa Sede por los abusos sexuales ocurridos en el Próvolo de Mendoza y de La Plata. En ese sentido, hicieron especial hincapié en la falta de colaboración por parte de las autoridades eclesiásticas para con las autoridades civiles, el encubrimiento y el traslado de sacerdotes investigados; así como también la adopción de medidas que buscaban impedir o dificultar la reparación integral a las víctimas.

La audiencia

El 3 de diciembre, a las 11 de Washington (13 en Argentina), comenzará el 178° período de sesiones virtuales de la CIDH; que se transmitirá por la plataforma de Zoom y a través de la cuenta de Facebook de la CIDH.

Víctimas del Próvolo en la ONU: denuncian al Vaticano por encubrimiento y no dar respuesta

Según especificaron los abogados Lucas Lecour y Sergio Salinas (ambos integrantes de Xumek y querellantes en el Caso Próvolo), el objetivo ahora es que la CIDH conozca la situación del Próvolo de Mendoza y La Plata, “y se pronuncie por primera vez en la región sobre la situación de miles de víctimas en América Latina que han sido víctimas de la negligencia de las autoridades estatales encargadas de impartir justicia, para investigar adecuadamente y condenar a cientos de clérigos que bajo el cobijo de las organizaciones religiosas a las que pertenecen y de los propios Estados, hoy gozan de total impunidad al continuar en libertad y poniendo el riesgo la vida de miles de niños, niñas y adolescentes en el continente americano”.