Cuáles son los síntomas de la bacteria que causa la faringitis aguda y preocupa a las autoridades

El Ministerio de Salud de Mendoza está trabajando con un alerta epidemiológica de Nación y pidió poner atención al cuadro y hacer la consulta al médico.

El dolor de garganta y la presencia de amigdalas es uno de los síntomas más frecuentes de la faringitis aguda.
El dolor de garganta y la presencia de amigdalas es uno de los síntomas más frecuentes de la faringitis aguda.

La provincia de Mendoza registró nueve casos de faringitis aguda y un fallecido por las infecciones masivas generadas por la bacteria estreptococcus pyogenes, también conocido como estreptococo beta-hemolítico del grupo A, que es el agente causal habitual de la faringitis y la amigdalitis, también denominada faringoamigdalitis.

Normalmente, esta bacteria no es maligna, pero puede volverse agresiva al modificar su estructura y liberar toxinas. Aparece de forma cíclica y el último brote en Argentina ocurrió en 2018, de acuerdo a la explicación de la directora de Epidemiología, Andrea Falaschi.

En condiciones normales, esta bacteria se considera benigna y afecta principalmente a niños mayores de 3 años, ya que la mayoría de los episodios anteriores a esa edad suelen ser de origen viral.

Aproximadamente el 20% de los casos ocurren cuando la bacteria ingresa al cuerpo a través de la garganta o la piel. Por lo general, se detecta mediante un hisopado y no causa muchas complicaciones.

Los síntomas

Los síntomas asociados con esta bacteria incluyen dolor de garganta, fiebre, presencia de puntitos blancos en la garganta (secreción pultácea), manchitas rojas en el paladar, ganglios inflamados a nivel cervical, manchas en la piel y dolor abdominal.

Ante la presencia de estos síntomas, se recomienda buscar la presencia de Streptococcus pyogenes mediante un hisopado para obtener una muestra que permitirá ratificar, por la vía bioquímica, si se está en presencia de la bacteria. El diagnóstico puede realizarse mediante cultivos bacterianos o mediante métodos rápidos que detectan antígenos mediante una reacción inmunológica.

En caso de confirmarse la presencia de la bacteria, el tratamiento antibiótico de elección es la penicilina, aunque se pueden utilizar alternativas como eritromicina, claritromicina o azitromicina en pacientes alérgicos a la penicilina.

Entre las recomendaciones aparecen algunas nada extrañas para lo que se vivió en tiempos de mayor incidencia por la pandemia de coronavirus (SARS-CoV2). O sea, en estos casos también se aconseja el lavado frecuente de manos y cuidado personal para controlar la transmisión de la bacteria, ya que se propaga de persona a persona.

Falaschi señaló, además, que resulta fundamental “estar atentos a los síntomas” y buscar atención médica ante la aparición de los mismos, ya que un diagnóstico y tratamiento oportunos pueden ayudar a prevenir complicaciones.

Cabe recordar que más muertes por estos casos se han producido también en otras localidades del país.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA