Crece la demanda por un curioso trabajo por el que pagan hasta $300.000 por jornada

Archivo Los Andes
Archivo Los Andes

Las ofertas de empleo para ser piloto de dron se han disparado. Para formarse solo basta con hacer un curso.

Los drones van ganando terreno en diferentes ámbitos y cada vez son más demandados. Ya sea para trabajos de búsqueda, vigilancia, para el envío de objetos o para el registro de imágenes, los drones se han convertido en una herramienta muy importante.

A raíz de esto ha surgido una nueva profesión u oficio: piloto de dron. Según informó La Nación, la oferta laboral no para de crecer y los salarios rondan entre $20.000 y hasta $300.000 por jornada en Argentina.

Dicha información fue confirmada por Drones-Vip, el primer Centro de Instrucción Aeronáutica Civil de vehículos aéreos no tripulados del país certificado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

El diario Espectador de Colombia hizo un relevamiento entre distintos profesionales de la materia y los ingresos van desde los US$25.000 a los US$50.000 al año.

Mientras que en España un piloto puede ganar unos 6000 euros al mes. “Un piloto con menos de dos años de experiencia gana aproximadamente 3440 euros mensuales”, indica el reporte de Adecco que data de diciembre pasado.

Cabe destacar que para poder ser piloto de dron de manera profesional, es necesario contar con la habilitación de la autoridad aeronáutica de cada país. En Argentina hay que rendir un examen ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Requisitos para volar un dron en Argentina

  • Registrar el dron ante el Registro Nacional de Aeronaves de la ANAC.
  • Tener más de 18 años; o si tenés 16 y 17 años deberás estar acompañado y supervisado por un adulto responsable al momento de la operación.

En tanto, para usarlo de manera comercial hace falta pedir una autorización a la ANAC como “miembro de la tripulación remota”, mediante la aprobación de una evaluación teórico-práctica.

Contar con un certificado de aptitud psicofisiológica, contratar un seguro de responsabilidad por los posibles daños a terceros durante la operación, contar con un manual de operaciones y un sistema de gestión de riesgos adecuado para operar.

Además, el aparato debe tener una placa identificatoria inalterable fijada en su estructura. Y por último, claramente, conocer la reglamentación para operar y así evitar multas y sanciones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA