lunes 18 de enero de 2021

La venta para uso no industrial de dióxido de cloro está prohibida, dado que está considerado tóxico. Mariana Villa / Los Andes
Sociedad

Confirman que el nene de Neuquén murió por la ingesta de dióxido de cloro

La víctima tenía 5 años. Según dijeron sus padres, le habían dado la sustancia que está considerada perjudicial para la salud humana.

La venta para uso no industrial de dióxido de cloro está prohibida, dado que está considerado tóxico. Mariana Villa / Los Andes

La Justicia de Neuquén confirmó que el niño de 5 años que falleció el pasado 15 de agosto en Plottier ingirió dióxido de cloro, por recomendación de sus padres para cuidarse frente a la pandemia de Covid-19.

Días atrás, la fiscal Sandra Ruixo había solicitado varios análisis a una junta médica para ampliar la información que había brindado la autopsia y confirmar su hipótesis sobre que la muerte se debió a la ingesta de dióxido de cloro, algo que el papá y la mamá le dieron al pequeño antes de llevarlo al Hospital Plottier.

Finalmente, el Ministerio Público Fiscal (MPF) informó este viernes que la junta médica analizó los resultados y estudios bioquímicos y aclaró que hubo ingesta de la sustancia, según lo informado por LM Neuquén.

“Sobre la causa del fallo multiorgánico revelado por la autopsia, la junta médica sostuvo que una etiología tóxica sería compatible con el cuadro descripto”, informaron desde el MPF, al asegurar que esa intoxicación se produjo por “la ingesta de una sustancia química cáustica, compatible con la toma de dióxido de cloro”.

Con estas conclusiones, la fiscal del caso deberá definir eventuales imputaciones y los delitos cometidos, que derivaron en el fallecimiento del nene.

Hospital Plottier - Gentileza

El trágico episodio cobró relevancia porque, días antes, la periodista Viviana Canosa avaló en TV la ingesta del dióxido de cloro contra la Covid-19, un químico considerado perjudicial por la comunidad médica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y prohibido en Argentina por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica.

La propia Anmat dijo que “el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”.

“Resulta necesario destacar que la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”, indicó.

Además, según las autoridades, la inhalación puede generar edema pulmonar, broncoespasmos, neumonitis química y edema de glotis, entre otras complicaciones respiratorias como bronquitis crónica y erosiones dentales, así como complicaciones en otros órganos del cuerpo.