Bahía Blanca: el relato de la mamá que escapó de los escombros pero vio morir a su primo

Tatiana se encontraba en el club Bahiense del Norte al momento de la tragedia donde murieron 13 personas en medio del temporal que azotó a Bahía Blanca.

Fuerte temporal en Bahía Blanca dejó destrozos en la ciudad, varios heridos y evacuados. - Gentileza
Fuerte temporal en Bahía Blanca dejó destrozos en la ciudad, varios heridos y evacuados. - Gentileza

El destino quiso que Tatiana, una mamá que acompañaba a su hija al show de patín en el club Bahiense del Norte de Bahía Blanca, pudiera contar la historia.

La mujer relató la secuencia que marcará su vida por siempre, donde el terro se apoderó de ella.

“Fuimos citados con mi nena por el profesor del club a las 19. Nos llevó mi marido y nos dejó en el club, donde me encontré con mi primo. Buscamos un buen lugar para ver a nuestras hijas y sentimos que empezó a caer agua a nuestras espaldas, había más papás de las nenas en un lugar más alto”, contó a La Brújula 24.

“Vi como se infló el techo y se cayó el paredón. Hasta ese momento sentíamos que caía agua en las chapas, que era lluvia normal. Mi nena va los días de lluvia porque compite, pero nunca había pasado algo como esto en el techo”, indicó.

Y siguió: “La pared que cayó estaba a mi espalda y me tiré abajo del escalón de madera, no sé de dónde saqué la lucidez para hacerlo, todos se tiraron para adelante. No puedo creer cómo no tengo ni una secuela, solo tenía el tablón arriba de mi espalda con los escombros. Cuando abrí los ojos era todo polvo, me fui corriendo por las estructuras de las escaleras para poder salir”.

“Mi hija se fue 15 segundos antes y vio como me caía todo encima. Llamé a mi marido y estaba bien, pero volví por mi primo y ya estaba sin vida. Había muchos muertos y heridos que llevaban al centro de la pista. Al profesor Feliciano lo vi ayudar y sacar chicos, a Hugo y Silvina que me trajeron a casa, y una mamá que se llama Valeria, no me voy a olvidar nunca cómo sacó gente. La gente golpeada, quebrada, fue terrible”, describió.

“Me traje a las nenas, a una amiga de Morena y a las hijas de mi primo que ya sabían que estaba sin vida. Realmente haber salido sin un raspón fue un milagro, no lo puedo creer. Hubo como media hora de demora hasta que logramos llamar a las ambulancias, intentaban llamar todos y no se podía”.

“Ver a la gente mal, buscando a sus hijos, fue terrible. Por suerte los chicos de los clubes invitados y los propios estaban en el medio de la cancha, un poco lejos de la pared que se derrumbó. La familia del patín está de luto, lamentamos mucho los que no pudieron salir de abajo de los escombros”, sintetizó.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA