Advierten que la situación de las internaciones sin pacientes Covid es muy cambiante

Hospital Central . 
La curva epidemiológica del COVID-19 en Mendoza y la de los fallecidos, bajaron considerablemente en las últimas semanas.
Foto: Orlando Pelichotti
Hospital Central . La curva epidemiológica del COVID-19 en Mendoza y la de los fallecidos, bajaron considerablemente en las últimas semanas. Foto: Orlando Pelichotti

El sábado, una publicación informal desde el hospital Central advertía que ya no había allí pacientes internados en el área clínica con la infección. Sin embargo ayer ya habían ingresado tres. Las mejores condiciones epidemiológicas generan gran expectativa.

Una publicación dio a entender que ya no quedaban pacientes internados con Covid-19 en el hospital Central. Sin embargo, desde el nosocomio aclararon que no es así y que sobre todo, hay que entender que la situación es muy dinámica.

En un contexto de constantes mejoras epidemiológicas respecto de la pandemia y tras lo difícil que ha resultado transitarla, las buenas noticias se celebran y logran rápidamente mucho eco.

Es lo que sucedió tras la publicación el sábado en Twitter: una foto de una médica (según trascendió luego) anunciaba “oficialmente sin pacientes Covid” con la ubicación del nosocomio. Eso se interpretó como que refería a la institución sin embargo, desde allí aclararon que el sábado se fue de alta el único internado que había en Clínica Covid que sería sala común. No obstante, en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) quedan 4 pacientes.

“O sea, no estamos sin pacientes, sin contar que eso es muy fluctuante”, subrayaron en el hospital.

Y así fue, ayer ya había 3 pacientes nuevos internados en Clínica Médica sospechosos de tener Covid, con comórbidas que complican su cuadro y de quienes se esperaba el resultado de PCR para confirmar la presencia del virus.

Mejores condiciones

Las últimas semanas han mostrado una marcada y sostenida mejora en el escenario e indicadores epidemiológicos respecto del Covid-19 en Mendoza. Septiembre fue el mes con menos casos del año en la provincia y bajaron 20% la última semana, con datos hasta el jueves por la noche. Pero las autoridades sanitarias y los especialistas suelen poner paños fríos a la euforia: advierten que la pandemia no ha terminado, que deben sostenerse los cuidados preventivos y que es casi segura la próxima circulación de la variante Delta, mucho más transmisible.

La última semana también se notó una marcada baja en las muertes: se informaron 17 fallecimientos mientras que habían sido 36 la semana anterior.

En este contexto, el pasado miércoles, una noticia por el estilo también fue celebrada: el director del hospital Perrupato, Omar Dengra, anunció que hacía cinco días que no tenían pacientes internados por coronavirus.

Unos días antes, el 25 de septiembre, este medio publicó que, según datos del Ministerio Salud, sólo 11% de las camas críticas de la provincia estaban ocupadas por pacientes Covid. Se trata de la ocupación en las 403 camas UTI con que cuenta la para atender pacientes graves con la infección.

En ese momento incluso, había dos clínicas privadas sin pacientes con la infección internados en esa área. Así lo informaron desde la Asociación de Clínicas de Mendoza pero para responder señalaron el cambio constante de la situación e hicieron el relevamiento en el momento.

Para tener una dimensión basta recordar que en el pico de la segunda ola la ocupación de camas críticas llegó a ser prácticamente plena.

Las condiciones más benévola han permitido a los hospitales avanzar en la concreción de cirugías programadas, y atención de otras patologías de manera más holgada. Lejos quedaron por ahora aquellos días de 2020 en que médicos de diversas especialidades fueron reasignados a la atención Covid, lo que resintió otras áreas. Incluso, la suspensión de cirugías programadas por parte del gobierno para destinar los recursos a dar respuesta a la pandemia en los momentos más críticos.

Según el último informe del Ministerio de Salud de la provincia, publicado el viernes, la ocupación de camas UTI Covid era de 42,28% en el Gran Mendoza y de 37,91% en todo el territorio mendocino.

Entre las explicaciones hay que señalar la conducta propia del virus, que tiene un comportamiento en forma de serrucho y olas. El primer pico fue en octubre de 2020 y el segundo en mayo de este año, desde entonces la situación ha mostrado esta tendencia sostenida a mejorar.

Por otra parte hay que mencionar la llegada de la primavera y buenas condiciones del tiempo para evitar las aglomeraciones de personas en espacios cerrados que favorecen el contagio del virus cuando el aire se contamina.

Pero fundamentalmente, se señala el beneficio de la vacunación, que logra atenuar el desarrollo de cuadros graves, internaciones y muertes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA