A las calles por una vacuna: padres de adolescentes con comorbilidades piden un inoculante para sus hijos

Realizarán una convocatoria federal el próximo sábado a las 16. Aseguran que por el riesgo, hace un año y medio que no pueden salir ni asistir a sus tratamientos. No hay vacunas para menores de 18 años en el país.

Padres de chicos con comorbilidades exigen la llegada de una vacuna contra el Covid-19 para sus hijos. (Imagen ilustrativa)
Padres de chicos con comorbilidades exigen la llegada de una vacuna contra el Covid-19 para sus hijos. (Imagen ilustrativa)

Familiares de niños y adolescentes con patologías de riesgo frente al Covid-19 llevan adelante su propia batalla por obtener una vacuna que proteja a sus hijos. Es que no hay en el país vacunas para menores de 18 años.

Es por esto que se han organizado en la Red Vacuname, que se extiende en diferentes provincias y es el canal a través del cual desconocidos a kilómetros de distancia se han reunido con un objetivo común: lograr un inoculante para sus hijos que les de protección frente a posibles infecciones y que puedan recuperar parte de su vida habitual. Sucede que por los riesgos prácticamente no salen de sus casas desde que se inició la pandemia e implica meticulosos cuidados por parte de sus familiares.

Sólo ha sido aprobado el desarrollo de Pfizer por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA). Justamente por eso, es la que piden en su campaña.

Por ello, han realizado una convocatoria federal para hacer visible su reclamo. El próximo sábado 17 de julio a las 16 saldrán a las calles de todo el país con las sillas de ruedas vacías y fotos de sus hijos para reclamar la urgente vacunación de los chicos en riesgo. En Mendoza será frente a la Legislatura, en Ciudad, y en la plaza de Rivadavia.

Situación en Mendoza

En este marco se invita a la sociedad a acompañar la iniciativa en las distintas plazas, con distancia social y barbijo.

“A pesar de las intenciones de vacunar a los menores de edad expresadas por el Gobierno, no se han demostrado avances concretos”, señala la red en un comunicado.

Y agregan: “Nuestros hijos no pueden ser rehenes de internas políticas o de caprichos de determinados dirigentes”. Por otro lado manifestaron que la situación de sus hijos no puede esperar más, y que “la necesidad de contar con la vacuna del laboratorio Pfizer es urgente en virtud de ser la única autorizada y probada en menores en todo el mundo”.

Estas familias vienen exigiendo desde hace un mes la vacunación urgente de menores en riesgo. En ese contexto han enviado cartas documento a la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y notas a los Gobernadores y Jefe de Gobierno de la Ciudad, entre ellos, al gobernador Rodolfo Suárez la semana pasada, pero aún no han obtenido respuestas.

También enviaron al Laboratorio Pfizer y a la Embajada de los Estados Unidos a fin de que presten colaboración para solucionar el reclamo, entre otras acciones.

“Es una cuestión humanitaria”, advirtió Claudio Galimberti, el mendocino referente de la Red Vacuname a nivel local.

“Han bajado los contagios pero los chicos siguen encerrados entre cuatro paredes desde hace un año y medio, además no sabemos cómo se está desarrollando (la variante) Delta”, explicó.

Los niños, niñas y adolescentes en cuestión tienen patologías congénitas, cardiopatías, parálisis cerebral, fibrosis quística o son insulinodependientes. Señaló que debido al riesgo, y al no poder salir, la mayoría no está pudiendo hacer los tratamientos que necesita por lo que han tenido un desmejoramiento de su estado de salud en el último año y medio.

Dijo que sólo con pacientes con fibrosis quística hay unas 200 familias en Mendoza y que se estima que son unos 100.000 pacientes en todo el país, lo que consideran es un número relativamente pequeño para los números que maneja la campaña de vacunación.

Dio como ejemplo que las personas con parálisis cerebral son muchas y son las que peor la están pasando. Esto debido a que, entre otras cosas, tienen dificultades con la mandíbula y necesitan tratamiento para deglutir adecuadamente pero no están asistiendo por los riesgos de entrar en contacto con el virus.

Acuerdo con Moderna

El gobierno argentino firmó ayer un acuerdo con el laboratorio estadounidense Moderna, lo que permitirá el ingreso al país de un tipo de desarrollo que aún no había llegado: las vacunas basadas en la plataforma ARNm. Se trata de la misma que utiliza el laboratorio Pfizer, con el que no se ha logrado acordar y eso ha abierto la esperanza de contar con una opción para este segmento de entre 12 y 18 años. En Mendoza ya se vacuna a los mayores de 18 años sin comorbilidades.

“Cabe destacar que la compañía estadounidense ha presentado los ensayos y la documentación requerida por las principales autoridades regulatorias, con el objetivo de lograr la autorización de emergencia para su aplicación en adolescentes, situación que podría definirse muy próximamente, tanto en FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) como en la EMA (Agencia Europea de Medicamentos)”, señaló el ministerio de Salud de la Nación. Pero también debe aprobarla la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Por eso, Galimberti explicó que siguen pidiendo el ingreso de Pfizer porque tienen más garantías de que esto ocurra con más celeridad ya que no hay certezas sobre cuándo podría ingresar Moderna. Piden además que el nuevo inoculante sea evaluado cuanto antes. Aclaró que no tienen problemas con esta última vacuna siempre y cuando sea aprobada.

Para mayor información: chicosenriesgo.vacuname@gmail.com

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA