Impensado: es buscado por el FBI e interpol hace 17 años y publica un video en TikTok por día

Chad Hower lleva 17 años escapando de las autoridades. Fue acusado en 2009 de secuestrar a su hijo y desde entonces es prófugo de la Justicia, sin embargo se burla de quienes deben encontrarlo.

Chad Hower fue acusado de secuestrar a su hijo en 2006.
Chad Hower fue acusado de secuestrar a su hijo en 2006.

En un intrigante caso que combina espionaje y misterio, Chad Hower, conocido como ‘Kudzu el Mapache’, lleva 17 años evadiendo a la Interpol y al FBI después de ser acusado en 2009 de secuestrar a su hijo, Alex, quien actualmente tiene 26 años. Contrariamente a mantenerse oculto, Chad elige compartir su vida diaria y su versión de los hechos a través de videos diarios en TikTok.

A pesar de las acusaciones en su contra, Chad, quien se autodenomina inocente, utiliza la plataforma de TikTok para explicar su situación y afirmar que tanto el FBI como la Interpol lo persiguen sin pruebas sólidas. Mientras tanto, viaja por diferentes países que le ofrecen refugio, evitando enfrentarse a las autoridades estadounidenses.

Aunque sus afirmaciones de inocencia se presentan en la red social, numerosos documentos judiciales sugieren lo contrario y respaldan las acusaciones en su contra.

La verdad del caso

En 2001, la vida de Chad Hower dio un giro inesperado cuando él y su ex esposa decidieron divorciarse. Hasta ese momento, Chad trabajaba como desarrollador de software para Microsoft. La batalla legal por la custodia de su hijo, Aarys (ahora conocido como Alex), se prolongó hasta 2006, cuando finalmente obtuvo la custodia acusando a su ex esposa de negligencia.

Chad y su hijo se trasladaron a Chipre, mientras que su ex esposa se estableció en Pensilvania. Sin embargo, a pesar de que Aarys nunca había vivido en Pensilvania, su ex esposa presentó cargos de secuestro contra Chad en ese estado. Desde entonces, Chad ha estado viajando por Europa, evitando la extradición a Estados Unidos.

Actualmente, reside en Moscú, donde sostiene conocer la razón detrás de la persecución de las autoridades. Alega que sus suegros, ingenieros con acceso a “secretos militares rusos”, jugaron un papel crucial. Chad afirma que tres agencias de inteligencia, aliadas de Estados Unidos, intentaron reclutarlo mientras trabajaba para Microsoft. Además, se casó con una ciudadana rusa en 2002, lo que ha contribuido a su situación actual como prófugo de la Interpol y el FBI.

Por su parte, Alex, como se llama el joven actualmente, también es activo en redes sociales aunque sigue constando como “desaparecido”. En su perfil ha asegurado no querer tener relación con su madre y cuenta con una página web en la que asegura “estar vivo”.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA