Gran Hermano: Martina confesó que se quedó con ganas de decirle “gorda” a Romina en el video de saludos

Los ex participantes pasaron virtualmente por la casa y dejaron mensajes picantes que levantaron polémica dentro y fuera de la casa. Las más atacadas fueron Julieta y Romina

Martina confesó que se quedó con ganas de decirle gorda a Romina
Martina confesó que se quedó con ganas de decirle gorda a Romina

Los ex participantes de Gran Hermano entraron virtualmente a la casa y dejaron picantes mensajes a los jugadores que se disputan un lugar en la final. Martina, Coti y Juliana fueron las más violentas, pero Martina confesó que se quedó con ganas de más y si la producción se lo permitía, le decía gorda a Romina.

“Los mensajes eran para mover la casa. Si querían un mensaje evangélico lo hubiesen puesto al papa Francisco” arrancó disparando la segunda elimina del reality. “Yo quería decirle a Romina que está más gordita y no me dejaron”, reconoció la ex jugadora.

El objetivo era descolocar a los jugadores y lo lograron con creces. Martina sabía que con su comentario, “Romina agarraba la valija y se iba”, tal como confesó en el piso del debate.

Las opiniones entre los panelistas del debate del reality fueron variadas. Laura Ubfal, al escuchar a Martina solo pudo asentir con cara de disgusto, mientras que Nancy Pazos disparó contra Martina y le dijo que eso era muy cruel.

Gastón Trezeguet, conocido por haber sido de los “malos” en su paso por la primera edición de GH, aprobó la idea de Martina, y agregó que era algo así como darle un poco de su propia medicina.

ROMINA Y LA GORDOFOBIA

Decirle “gorda” a Romina no era un comentario más. La ex diputada, en las últimas semanas, derrapó mal con varios comentarios sobre la gordura y en las redes la crucificaron por gordofóbica.

Si bien a lo largo del reality siempre hizo comentarios sobre cuerpos ajenos, con la entrada de su sobrino se hizo más evidente.

A la cara de decepción cuando lo vio entrar, porque esperaba a sus hijas, la participante le soltó un “no te reconocí, estás más gordito”.

La desilusión de Romina cuando ingresó a la casa de Gran Hermano su sobrino Fabián.
La desilusión de Romina cuando ingresó a la casa de Gran Hermano su sobrino Fabián.

Ahí no se quedó el tema y fue para peor. Romina se metió con sus propias hijas. La ex diputada le preguntó por una de las nenas y fue contundente. “Cómo está, gordita?” preguntó la jugadora. Titubeando y algo nervioso, el joven contestó que estaba igual. “Sí, gorda” fulminó Romina.

Tal vez no era la mejor opción, pero definitivamente el comentario de Martina iba a hacer muchísimo ruido en Romina. Tal vez no para irse, pero sí como para no pensar un rato en el juego.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA