Genio multimillonario pero igual de extravagante: las rarezas sobre la vida de Elon Musk

Genio multimillonario pero igual de extravagante: las rarezas sobre la vida de Elon Musk
Cuando Elon Musk agarra su móvil para tuitear o contestar correos, los empleados tiemblan (literalmente).

El director general de SpaceX y Tesla Motors es una de las figuras emblemáticas de la ciencia y la tecnología en el siglo XXI. Pero tiene excentricidades como cualquier mortal.

Elon Musk (49) es una de las grandes mentes del siglo XXI. Cofundador de PayPal, OpenAI y SpaceX, entre otras compañías, suele liderar los rankings de Forbes en cuanto a ingresos e influencia. Pero el físico, inventor y multimillonario también tiene los “defectos” de cualquier mortal.

Cuando es noticia por sus logros o sus extravagancias en Tesla, algunos recuerdan parte de sus obsesiones personales, anécdotas y curiosidades. En resumidas palabras, como si se tratara del Howard Hughes de esta era. Conocemos algunas de sus “rarezas”.

1. Sin filtro

Sigue siendo un dolor de cabeza para sus inversionistas. Como él mismo confirmó a The Wall Street Journal en un correo electrónico, sus tuits son suyos y nadie se los examina antes de publicarlos.

En cuanto a comunicaciones internas, cualquiera de los 40.000 empleados de todas las empresas de Musk puede comunicarse directamente con él mediante su correo electrónico. “WTF” es el asunto preferido del magnate para contestar. Los gerentes que reciben un correo “WTF” saben que Musk pretende que dejen todo lo que están haciendo y se dediquen al tema.

2. X Æ A-12

Hace pocos meses, Musk fue noticia por el nacimiento de su sexto hijo. Esta vez, fruto de su relación con la cantante Grimes. Ambos sorprendieron con el nombre escogido: X Æ A-12 (no pregunten cómo pronunciarlo en voz alta).

La “X” corresponde a la variable matemática que expresa una incógnita. “Æ” es una variación “élfica” de las iniciales “AI”, que significa “amor y/o inteligencia artificial”. “A-12” es el nombre del modelo que precedió al SR-71 -el avión favorito de la pareja-. Por último, la “A” es por “Arcángel”: el nombre de la canción favorita de Grimes.

3. Un alma libre

Tras la llegada del bebé, Musk advirtió que, en la búsqueda de su alma, se iba a deshacer de todas sus posesiones físicas. “No voy a tener casa propia”, anunciaba a sus seguidores.

Repasemos el historial de posesiones de este heredero de una de las familias más ricas de Sudáfrica durante el apartheid. El magnate tiene siete mansiones en Los Ángeles, concretamente en el barrio de Bel Air. Estas casas se encuentran en su mayoría en Chalon Road. En ellas se incluye el rancho del cómico Gene Wilder y una mansión de estilo colonial con dos bibliotecas y un cine que convirtió en colegio para sus cinco hijos y sus amigos. Ambas superan los 100 millones de dólares.

4. Creían que era sordo

Su madre, Maye, le dijo a la biógrafa Ashlee Vance que Elon “se metía en su propio cerebro y se iba a otro mundo”. Como soñaba despierto y le costaba escuchar, la mujer pensaba que su hijo era sordo. Erróneo diagnóstico. “Ahora sé que está diseñando cohetes o algo en su cabeza”, expresó la mamá.

5. Desarrollador a los 12 años

De pequeño, Musk creó, diseñó y vendió un videojuego. Se llamaba Blastar, consistía en destruir una nave alienígena llena de armas de destrucción masiva y consiguió gracias a él 500 dólares en 1984. En 2015, un ingeniero de Google revisó el código para que funcionara con HTML5 y fuera jugable. Podés probarlo en el siguiente enlace.

6. Cameo en “Iron Man 2″

Si el Tony Stark de Robert Downey Jr. puede parecerse bastante a Musk, que no sorprenda que el propio director de Tesla apareciera en la secuela estrenada en 2010. A un lado, Stan Lee.

7. Fan del 007

En 2013, Musk destinó 866.000 dólares en una subasta del Lotus Esprit de la película “La espía que me amó” (1977), que forma parte de la saga de James Bond con Roger Moore.

8. Un maniquí al espacio

En 2018, Space X puso en órbita el cohete Falcon Heavy, capaz de transportar una carga equivalente a un Boeing 747 lleno a un tercio del costo normal. El que manejó el coche Tesla Roadster fue un maniquí, bautizado Starman. Viaja alrededor del Sol a una velocidad de 121.000 km/h.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA