domingo 18 de abril de2021

El gobernador Rodolfo Suárez hizo su propia interpretación del DNU nacional.
Política

Suárez se desmarca de la Nación y aplica un mínimo de restricciones

El Gobernador se limitó a restringir los eventos para hasta 250 personas y mantuvo el resto de las medidas que adoptó a principios de semana con los intendentes. También suspende viajes de egresados y de contingentes turísticos.

El gobernador Rodolfo Suárez hizo su propia interpretación del DNU nacional.

A pocas horas de que comiencen a regir las restricciones dispuestas por el presidente, Alberto Fernández, para las 85 zonas consideradas “de alto riesgo” en todo el país, el gobernador Rodolfo Suárez hizo su propia interpretación del DNU nacional.

Durante una conferencia de prensa realizada, por la tarde, en la Casa de Gobierno utilizó un tono sin estridencias para tomar distancia de las medidas presidenciales. Asi, salvo un punto en particular, Mendoza seguirá igual a lo que se dispuso a principios de semana junto con los intendentes de toda la provincia.

Acompañado por los ministros de Gobierno, Victor Ibañez y la ministra de Salud Ana María Nadal; Suárez anunció, en primer lugar, que las medidas regirán para todo el territorio provincial - y no en las denominadas zonas rojas o amarillas, entre las que estaban Ciudad o Guaymallén, por ejemplo - dentro del margen que otorga el decreto presidencial.

Además, la ministra Nadal indicó, respecto de la situación sanitaria, que la ocupación de Unidades de Terapia Intensiva (UTI), en general (de los sectores público y privado), está a 70% lo cual no significa que no haya una variabilidad, es decir que hay lugares con mayor ocupación que otras en función de la densidad poblacional.

“Casi” todo igual

Según lo dispuesto, se mantiene la circulación hasta las 00:30 y a partir de las 5.30 de la mañana (y no como estipula el DNU hasta las 0 y desde las 6). Además, se pueden mantener reuniones sociales hasta 10 personas en viviendas particulares y hasta 20 al aire libre (sin distinguir si se trata de amigos o familia). En este punto vale decir que Fernández prohibió las reuniones en viviendas particulares.

En el único punto que coinciden Provincia y Nación es que se volvieron a restringir los eventos masivos y las fiestas o reuniones, que permitían hasta 250 personas. Suárez también reiteró que no se permiten los viajes de egresados y que se mantendrán sin público los eventos deportivos. Por otro lado, indicó que los casinos y los cines seguirán abiertos.

En contexto, recordemos que en el país hubo record de casos positivos de Covid, 23.683 nuevos enfermos. Así se dio el tercer día consecutivo en que se bate la marca máxima de contagios desde el inicio de la pandemia. Y una situación similar se dio en Mendoza, con un pico de contagios sostenido, que sin embargo no supera el 33% de positividad – como lo indicó Suárez- respecto a los testeos y se mantiene alejado del 50% registrado durante octubre y noviembre del año pasado.

Datos que no son alentadores

Suárez reconoció que los datos de la enfermedad no son alentadores y que todos los indicadores señalan que estamos en la segunda ola. “Estábamos en un promedio, en enero y febrero, de 13% o 14% y hoy estamos en 33%. El aumento de casos ha sido abrupto” señaló. Por eso, destacó, se tomaron las medidas respecto de la circulación nocturna con la finalidad de disminuirla, evitar los encuentros en espacios cerrados y las fiestas clandestinas.

El Gobernador añadió que el DNU nacional tiene carácter de ley y que por ello debe ser acatado. Sin embargo, dijo que si bien no se moverán fuera del marco de la ley, evaluaron las particularidades, la dinámica de la pandemia y el conocimiento de las actividades de mayor riesgo para definir que las restricciones se aplicarán en todo el territorio provincial y no por zonas consideradas de peligro o rojas como Luján, Ciudad o Godoy Cruz; o amarillas como Guaymallén o Las Heras. “No podemos tener una disposición que cambie de Guaymallén a Capital, no tendría sentido. Las disposiciones que tomamos son para todo el ámbito provincial”, aclaró.

De esta manera, Suárez indicó que consideraron que mantener el horario de alerta sanitaria de las 0.30 horas, y no desde la medianoche como en el AMBA, es razonable en función de la idiosincrasia de los mendocinos y también por el trabajo que generan los restaurantes. También consideró que no es lo mismo la luz solar en Mendoza que en la zona metropolitana de Buenos Aires y que no se deben regir por los mismos criterios horarios.

“Creemos que se pueden mantener las reuniones sociales hasta 10 personas dentro de este horario. es razonable. Los riesgos no lo vemos en los restaurantes, vamos a mantener los aforos (50% y no al 30% como pidió Nación) de las personas. Vemos que hay un alto cumplimiento de ventilación y protocolos. La gente además cumple la normativa”, explicó el gobernador.

Continuando dijo que se permite la reunión social (familiar y de amigos) porque es acorde con el decreto. También dijo que su Gobierno va a permitir el deporte y las competencias pero sin público. “Esas reuniones que permitían 250 personas quedan suspendidas”, agregó añadiendo que se aplicarán las multas correspondientes y que habrá fuertes operativos policiales.

Sobre el final señaló que entrar y salir de estas restricciones dependerá de las variables de positividad y de que el sistema sanitario pueda seguir atendiendo a la gente. “No nos va a temblar el pulso para restringir lo que haya que restringir”, remarcó. Asegurando que todo depende del comportamiento de los mendocinos. “Vamos a ver como evolucionan las variables” especificó.

Para cerrar, el mandatario se concentró en la segunda ola de contagios del coronavirus y la comparó con lo que sucedió en 2020: “La segunda ola va a ser muy complicada, con una situación peor que el año pasado”, advirtió.

Sobre la compra de vacunas: “Ahora nos quieren pasar la pelota a los gobernadores”

La compra de vacunas contra el Covid-19 disparó una consideración política de Suarez respecto de la gestión del Gobierno nacional en la materia. Así, recordó que cuando se inició la pandemia la Provincia compró respiradores y la Nación no permitió que llegaran al concentrar la política de compras por la emergencia. Algo en lo que estuvieron de acuerdo para que estos equipos se utilizaran donde hiciera falta.

Sin embargo, respecto de la compra de vacunas dijo que le están “pasando la pelota” a la Provincia para compartir responsabilidades en algo que el Gobierno nacional asumió como propio. “Hoy se dice que podemos comprar vacunas, hemos activado todos los contactos que se puedan, para ver si podemos acceder al mercado de las vacunas que es escaso y es muy difícil. El gobierno nacional dijo que íbamos a tener millones de vacunas y vacunados y no los hemos tenido”, remarcó.

No obstante, aseguró que la Provincia va a intentar comprar y disponer del dinero por si surge una oportunidad en algún lugar del mundo.