Suárez presentó un proyecto con la mira en la baja de la judicialización en el fuero Civil

El Gobierno presentó el proyecto de creación de oficinas de conciliación Civil. /  Los Andes
El Gobierno presentó el proyecto de creación de oficinas de conciliación Civil. / Los Andes

El proyecto propone la creación de oficinas de conciliación civiles y comerciales, tal como ya funcionan en el ámbito Laboral.

El gobernador Rodolfo Suárez, a través del ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, presentó en la Legislatura un nuevo proyecto que tiene en mente seguir con la agilización del sistema de Justicia. En este caso, se trata de la creación de la Oficina de Conciliación Civil y Comercial en el fuero Civil (OCC) que genera nuevos mecanismos, para evitar la judicialización de casos que pueden ser resueltos en una etapa extrajudicial.

De esta manera, desde el Ejecutivo Provincial sumaron una nueva iniciativa para intentar encontrar una solución previa al inicio de un proceso judicial en casos que tienen que ver con el fuero civil. El anuncio lo realizó hoy al mediodía el propio Ibáñez, en conjunto con el vicegobernador, Mario Abed; y el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi.

Esta oficina estará compuesta por abogados que rendirán, ante la Subsecretaría de Justicia, un concurso para ser parte del cuerpo de conciliadores civiles. Además, se estipula que funcionará bajo el ámbito de la Subsecretaría de Justicia y Relaciones Institucionales y se estima que el 80% de los procesos civiles pase por la etapa obligatoria de conciliación.

El Gobierno presentó el proyecto de creación de oficinas de conciliación Civil. Prensa Gobierno
El Gobierno presentó el proyecto de creación de oficinas de conciliación Civil. Prensa Gobierno

Este proyecto contó con la participación de la Asociación de Magistrados Judiciales de Mendoza y los colegios de Abogados y Procuradores de todas las circunscripciones judiciales, quienes ponderaron la necesidad de implementar esta oficina y han realizado aportes y comentarios que se plasmaron en la iniciativa.

A modo de ejemplo, los que ingresarán primero a la instancia de conciliación obligatoria serán casos donde existan posibles daños y perjuicios, accidentes de tránsito e incumplimientos contractuales, entre otros. Si se llega a un acuerdo entre las partes, se da por cerrado el conflicto y se homologa el proceso, mientras que si no hay conciliación, se labra un acta de fracaso que será solicitada por el tribunal, al momento de interponer la demanda.

El procedimiento comienza solicitando un turno vía web o personalmente en la Subsecretaría de Justicia. La causa será designada a uno de los abogados que aprobaron el concurso y conforma del cuerpo de conciliadores civiles. Ambas partes, demandante y demandado, deberán concurrir a la audiencia con sus respectivos abogados. Todo el proceso tendrá que realizarse en un plazo máximo de 30 días, con la posibilidad de prorrogarlo por un mes más en caso de necesitarse para la presentación de pruebas, por ejemplo.

En la actualidad, en los procesos civiles hay dos audiencias, una inicial y otra final. Según las estadísticas de la Justicia, en la audiencia inicial se arregla el 40% de los juicios, por lo que llevar esos casos a una etapa prejudicial liberará a los jueces y a todo el sistema de demandas que pueden resolverse antes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA