martes 20 de octubre de 2020

El ministro de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri firmó con autoridades del Banco de la Nación Argentina el contrato de refinanciación del saldo de la deuda que la Provincia de Mendoza mantiene con la entidad.
Política

Nueve meses después, se cerró la interminable negociación de la deuda con el Banco Nación

A pesar que había acuerdo desde julio, los trámites burocráticos en oficinas nacionales hicieron demorar la firma, que recién se concretó ayer con la Provincia.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Lisandro Nieri firmó con autoridades del Banco de la Nación Argentina el contrato de refinanciación del saldo de la deuda que la Provincia de Mendoza mantiene con la entidad.

Después de nueve meses de negociación, el Gobierno de Mendoza firmó el acuerdo para reestructurar la deuda que tiene con el Banco Nación por 11 mil millones de pesos. Si bien el acuerdo estaba cerrado desde mayo y la reglamentación salió publicada en el decreto 8.833 en el Boletín Oficial del 20 de julio, recién ayer el ministro de Hacienda Lisandro Nieri firmó el contrato para refinanciar el saldo de la deuda que la provincia tiene con la entidad financiera.

“La Provincia ha buscado mejorar el perfil de vencimiento de sus deudas con distintos acreedores a efectos de liberar recursos originalmente destinados a los servicios de la deuda, de forma tal de ponerlos a disposición de la atención de servicios públicos básicos”, explicó Nieri.

“Este acuerdo permitirá a Mendoza tener una refinanciación para afrontar este difícil momento de crisis macroeconómica en un contexto de pandemia”, agregó.

Este acuerdo significa un respiro para las arcas de la provincia porque todos los meses se realizaba un descuento automático en la coparticipación de cerca de 300 millones de pesos en concepto de amortizaciones de capital por el préstamo con el Banco Nación. Desde Hacienda reclamaban que ese dinero -que a septiembre sumó 2.364 millones de pesos- se podría haber destinado a Salud en el contexto de pandemia.

El expediente estuvo tres meses varado en el limbo burocrático y recorrió lentamente las oficinas del Ministerio del Interior, pasó por la cartera de Economía de Martín Guzmán, hasta que finalmente llegó al Banco Central. Durante ese lapso, desde el Banco Nación aseguraban que Mendoza no hacía el “lobby” necesario para apurar el trámite, mientras que desde la Casa de Gobierno señalaban cierto ensañamiento con la provincia.

La reestructuración de la deuda con el Banco Nación se suma a la renegociación del bono PMY24 que se firmó la semana pasada con el 92% de los bonistas y que se tradujo en una ahorro de U$S80 millones.

El origen

La deuda con el Banco Nación nació en 2015 durante la gestión de Francisco Pérez. En ese momento, pidió descubierto 2.200 millones de pesos y un crédito por la misma suma. Además, había otras operatorias anteriores que entre todas superaban los cinco mil millones de pesos.

Alfredo Cornejo tomó otro préstamo en febrero de 2017 y reperfiló en agosto del mismo año. La deuda volvió a refinanciarse en noviembre de 2018 y sumó un nuevo préstamo de 1.200 millones. Hasta noviembre de 2019 rigió el período de gracia, recién en diciembre se canceló la primera cuota de capital por $229 millones.

El acuerdo

Cuando empezaron las negociaciones, Mendoza hizo una oferta: un plazo de gracia del capital por 18 meses, una tasa de interés de UVA más 2%, y que las cuotas se extendieran hasta el 2026 (72 meses).

Este ofrecimiento fue rechazado y lograron un acuerdo con las siguientes condiciones: 6 meses de gracia, una tasa del 5% y 60 cuotas.

En relación con la amortización de Capital, acordaron cuotas mensuales y consecutivas por sistema de amortización “alemán”, con vencimiento la primera de ellas al séptimo mes de la fecha de contabilización. Por lo tanto, el importe de capital a reembolsar en cada cuota será el equivalente en pesos a la cantidad de UVA adeudada al momento de cada uno de los vencimientos, calculado al valor de UVA de la fecha en la que se haga efectivo el pago.

Los intereses se calcularán sobre el monto de capital pendiente de pago, calculado al valor UVA de la fecha en la que se haga efectivo pago. Serán pagaderos mensualmente, venciendo el primer servicio a los 30 días de contabilizada la operación.

Una deuda nacida en 2015

Todo arrancó con descubiertos por 2.200 millones y un préstamo del mismo monto, cuando Mendoza no tenía plata para pagar sueldos.

Once mil millones. Es el monto total adeudado al Banco de la Nación Argentina. El grueso de esa acreencia nació en el Gobierno de Francisco Pérez.

Tres refinanciaciones. En el Gobierno de Alfredo Cornejo hubo dos refinanciaciones de la deuda con la entidad, 2017 y 2018. Rodolfo Suárez vuelve a refinanciar.

Plata perdida. La demora en la firma del acuerdo, que empezó a ser negociado en enero, hizo que le cobraran a la provincia $300 millones por mes.