Reina “blue” de Guaymallén: inminente resolución de la Corte sobre la cautelar

Vendimia: En una fiesta hecha en Maipú se eligió a Julieta Lonigro como reina de Guaymallén, sin el aval del municipio.
Vendimia: En una fiesta hecha en Maipú se eligió a Julieta Lonigro como reina de Guaymallén, sin el aval del municipio.

La Sala II del máximo tribunal se reunirá este jueves para definir si avala o rechaza la medida cautelar planteada por la soberana de Guaymallén no reconocida por el municipio. Apuran los plazos para tener un fallo a más tardar este viernes.

La Fiesta Nacional de la Vendimia 2022 está a la vuelta de la esquina y la disputa judicial por la participación o no de la “reina blue” de Guaymallén en los actos principales está cerca de una resolución. La Suprema Corte de Justicia de Mendoza buscará solucionar el conflicto antes del inicio de los festejos vendimiales tomando una decisión en las próximas horas sobre la medida cautelar planteada por la defensa de la soberana no reconocida por el municipio.

Lo que terminen decidiendo los jueces, probablemente hoy, podría abrirle una puerta a la joven para sumarse a las actividades oficiales o cerrársela definitivamente. De todas maneras, el alto tribunal dejará sin definición la cuestión de fondo respecto a la prohibición de elección de reinas y la decisión final la tomarán los siete ministros supremos en pleno, dentro de varios meses.

Los integrantes de la Sala II del máximo tribunal, José Valerio, Mario Adaro y Omar Palermo, se reunirán este jueves para avanzar en una resolución al planteo presentado por el abogado de Julieta Lonigro, la reina “paralela” guaymallina, y la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia (Corenave), quienes pretenden que la joven pueda participar del desfile y de la elección de la corona nacional en el Frank Romero Day.

Una calificada fuente judicial manifestó a Los Andes que los magistrados quieren resolver esta cuestión “lo más rápido que puedan y en los posible esta semana”. Entienden que los tiempos apremian, ya que el lunes y el martes de la semana próxima son feriados y resaltan que trabajan a contrarreloj para que haya una definición entre hoy y mañana.

En concreto, la inminente resolución de la Sala II será si hace lugar o no a la medida cautelar que pide dejar sin efecto la ordenanza N° 9196/21 del Concejo Deliberante de Guaymallén, respaldada por el intendente Marcelino Iglesias, que prohíbe la elección de las reinas en las celebraciones locales.

Por su parte, los jueces ya tienen decidido que la cuestión de fondo irá a un plenario de la Corte con la participación de los siete miembros y se llamará a una audiencia pública para escuchar las posturas de diferentes actores sociales y políticos respecto a si se debe prohibir o no las elecciones de reinas de la vendimia o de otros eventos. “No existió esta instancia de debate hasta ahora y por eso llegó a la Corte”, se quejó una fuente de tribunales.

Se tratará de un proceso que llevará un largo tiempo y que podría tener una resolución recién a fines de este año o incluso el año que viene, precisaron desde el Poder Judicial.

Dos escenarios posibles

Este jueves los ministros Adaro, Palermo y Valerio se centrarán en resolver urgente la cautelar. Lo que está en juego es si se suspenden temporalmente los efectos de la ordenanza de Guaymallén o si la norma municipal queda vigente hasta la definición de la cuestión de fondo.

Si los magistrados hacen lugar a la demanda, se suspende la ordenanza y la intendencia deberá decidir si Lonigro representará a la comuna en los actos vendimiales o si se elige a otra reina departamental, o si persiste en la decisión de no enviar a ninguna representante. Lo que termine resolviendo el gobierno municipal ya excede a la participación de la Corte.

Por el contrario, si se rechaza la cautelar, la prohibición dispuesta por los concejales de Guaymallén permanecerá vigente y no habrá participación guaymallina en la elección de la Reina Nacional de la Vendimia 2022.

Polémica con ribetes políticos

En marzo de 2021 el Concejo Deliberante de Guaymallén aprobó la ordenanza que prohibió “la organización, patrocinio y/o auspicio, por parte del Municipio de elecciones de reinas, embajadoras, representantes y princesas u otras denominaciones similares y concursos de belleza de personas, cualquiera sea su edad, en las distintas celebraciones locales o eventos públicos”.

Esta decisión de la gestión de Iglesias tuvo rechazos inmediatos de fuerzas políticas opositoras e incluso recibió cuestionamientos dentro del mismo frente Cambia Mendoza. No obstante, el municipio respaldó la iniciativa y no dio marcha atrás, sosteniendo que no contradice ninguna norma provincial y que la elección de reinas es una práctica “anacrónica”.

Posteriormente, la Comisión de Reinas de Guaymallén (Coreguay) y un grupo de vecinos de la comuna, disconformes con la nueva reglamentación, comenzaron a organizar una fiesta vendimial “paralela” para elegir a una reina, sin el aval del municipio.

El proceso culminó con un evento en el Museo del Vino de Maipú, respaldado por el intendente peronista Matías Stevanato, quien aprovechó para cuestionar a su par, Marcelino Iglesias, por la postura adoptada. En esa fiesta fue coronada Julieta Lonigro, que en el último tiempo adquirió el mote de “reina blue”, ya que no es reconocida por la intendencia.

En las últimas semanas, Lonigro y la Corenave, con el patrocinio del abogado Maximiliano Legrand, acudieron ante la Suprema Corte y presentaron una acción procesal administrativa para lograr que la joven sea reconocida como reina de Guaymallén y pueda participar en la Vía Blanca, Carrusel y en la elección de la Reina Nacional de la Vendimia durante el Acto Central del 4 de marzo. Solicitaban que se deje sin efecto la prohibición de la ordenanza en cuestión y argumentaban que la no participación de los actos vendimiales implicaría un acto de discriminación para con la candidata.

En el marco de este proceso, la Fiscalía de Estado ya emitió una opinión y avaló el planteo de la parte demandante. El fiscal de Estado, Fernando Simón, señaló en un dictamen que la norma municipal resiente “gravemente el patrimonio cultural que se refleja en la Fiesta Nacional de la Vendimia, según ha sido expresamente reconocido por la legislación vigente”.

En tanto, la cuestión política no es ajena tampoco a la Corte. La causa está en manos de la Sala II que en el ambiente político y judicial se señala como un sala con mayoría del “ala peronista”, por la presencia de los ministros Palermo y Adaro. En este sentido, la atención está puesta en que un aval a la cautelar podría significar un duro revés para el radical Marcelino Iglesias.

No obstante, en tribunales minimizan la connotación política que pueda tener el tema y manifiestan que “van a sacar lo que corresponda a derecho”. Aunque nadie se anima a arriesgar cómo sería el resultado de la votación de la sala.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA