La primera actividad de Milei en Nueva York: visitó la tumba de un famoso rabino “milagroso”

El presidente electo ya arribó en Estados Unidos con una agenda clave para avanzar en su propuesta económica de gobierno.

Javier Milei saliendo de su visita a la tumba del "rebe de Lubavitch".
Javier Milei saliendo de su visita a la tumba del "rebe de Lubavitch".

Cuando faltan pocos días para asumir el poder, el presidente electo Javier Milei llegó a Estados Unidos con un doble propósito. Primero, un agenda personal de carácter religioso en Nueva York. Luego, pasará por Washington para reuniones en la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo acompaña no sólo su futuro jefe de gabinete, Nicolás Posse, sino también quien pica en punta para ser ministro de Economía, Luis Caputo.

Milei visitó en la ciudad de Nueva York la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson, un sitio religioso al que ya había ido antes de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) de agosto. Además, se encontrará con Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos.

El presindete electo visitará luego de su paso por Nueva York, la capital estadounidense, Washington, donde mantendrá una reunión con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Casa Blanca y el Tesoro, acompañado por el designado jefe de Gabinete de su administración, Nicolás Posse, y el exministro de Finanzas del gobierno de Mauricio Macri, Luis Caputo.

En su primera actividad en Nueva York, Milei visitaba la sinagoga OHEL para “dar las gracias por el lugar que le ha dado Hashem”, término hebreo usado para referirse a Dios y que significa “El Nombre”.

El OHEL es la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson, conocido como “el rebe de Lubavitch” y considerado milagroso, y se encuentra en el barrio de Queens. Desde el espacio libertario indicaron que las reuniones serán “protocolares” y para explicar el “plan económico” de “ajuste fiscal, reforma monetaria, reforma del Estado y desregulación”, y rechazaron que se trate de una “búsqueda de financiamiento”.Viajaron también el empresario Gerardo Werthein; Marc Stanley, actual embajador de Estados Unidos en Argentina, y Karina Milei, hermana del presidente electo.

 Javier Milei - EFE
Javier Milei - EFE

Inicialmente se esperaba que Milei viajara el último viernes a Nueva York, pero en medio de las idas y vueltas para conformar su gabinete, decidió postergarlo hasta hoy.

El embajador estadounidense en Buenos Aires, Marc Stanley, ya había adelantado que estaba trabajando en una visita para Milei en la capital estadounidense, que incluiría contactos en el Departamento de Estado (probablemente con el secretario del Cono Sur y Brasil, Kevin Sullivan). O quizá alguien de rango más alto como el jefe del Departamento del Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

Una visita de Milei y Caputo al Fondo es clave, dada la urgencia que tiene el futuro gobierno por conseguir dinero fresco y renegociar el programa que quedó incumplido en los últimos meses cuando el “plan platita” promovido por el ministro y excandidato Sergio Massa hizo volar todas las metas pautadas.

Milei, Caputo y Posse deberían verse con Rodrigo Valdés, director del Hemisferio Occidental del organismo, y con Luis Cubeddu. Argentina tiene vencimientos millonarios en diciembre y también en enero. Se busca lograr un acuerdo para lograr una demora en el pago de forma amigable y, a cambio, Milei ofrecería un ajuste mucho más drástico de lo que el FMI en principio buscaba.

Trascendió que Caputo se había contactado días atrás con funcionarios del Fondo para pedir también unos USD 12.000 millones para apuntalar la crisis inmediata hasta la cosecha, pero desde el organismo no confirmaron esta iniciativa.

Según Clarín, también se descuenta que el libertario visite a funcionarios de la Casa Blanca y en ese caso el hombre indicado sería Juan González, el asesor de Joe Biden para América Latina, que tenía un buen vínculo con Massa y no conoce a Milei.

Además del FMI, se estima que deberá hacer una parada clave en el Tesoro, donde querrán saber sus planes económicos futuros, y también en organismos internacionales de desarrollo como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

“Serían unas reuniones introductorias a nivel técnico para generar sinergias comunes y para entender cómo trabajaríamos juntos a futuro. No es una reunión bilateral de dirigentes. Es una serie de reuniones para conocerse”, había dicho Stanley.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA