viernes 5 de marzo de 2021

Sólo suscriptores
El gobernador Rodolfo Suárez viajó al sur provincial con motivo del aniversario de Malargüe.
Política

Mendoza toma el control de Potasio Río Colorado y sale a buscar nuevos inversores

El gobernador anunció la concreción de las transferencias de los activos de la mina a la provincia. El jueves rubricará la firma con la empresa brasileña Vale.

El gobernador Rodolfo Suárez viajó al sur provincial con motivo del aniversario de Malargüe.
Sólo suscriptores

La novela de Potasio Río Colorado se encamina a tener final feliz. A dos meses del anuncio del gobernador Rodolfo Suárez a Los Andes, acerca de la llegada a buen puerto de las negociaciones con la empresa concesionaria Vale, ayer confirmó que el jueves firmará los papeles. De esta manera, la provincia recupera los activos y empezará a buscar un inversor para desarrollar el proyecto en Malargüe.

Justamente en los pagos del sur, y ante la presencia del intendente Juan Manuel Ojeda y con motivo de los 70 años de vida del departamento, el mandatario dio la noticia. La celebración no se hizo esperar teniendo en cuenta el impacto económico que tendrá en un departamento que se había ilusionado con el desarrollo minero cuando se derogó la Ley 7722.

“Hay muchos bienes, inmuebles, pistas de aterrizajes, tierras y los derechos de explotación de la mina que se transfieren al Estado provincial por más 30 millones de dólares. Es lo que nosotros necesitamos tener, hasta que encontremos el socio y ya tenemos varias ofertas desde China, Suecia y varios lugares del mundo para llevar adelante la explotación de la mina. Sin perder el tiempo, nosotros el jueves ya comenzamos a trabajar en este proyecto”, indicó Suarez.

Acompañado por funcionarios de la cartera de Economía, como su titular Enrique Vaquié y el presidente de Emesa, Pablo Magistocchi, el Gobernador enfatizó que serán transferidos “todos sus derechos, sus bienes con el fin de mantenerla y así generar mano de obra para Malargüe”.

Avales y a la búsqueda de un inversor

Cuando empezó a pulirse el acuerdo con la empresa brasileña Vale, en el Gobierno provincial evaluaron alternativas legales para la administración. De esta manera, será quien contenga esos activos físicos e intangibles que recibirá Mendoza por parte de la empresa que tuvo intenciones de invertir en la producción de toneladas de potasio en Malargüe.

“Al transferirle a la provincia los activos de Vale, tanto físicos, como dinero como derechos mineros, va a pasar a ser Potasio Río Colorado Mendoza. Vale es una sociedad anónima en Argentina, con un activo que es la mina y nos transfieren la propiedad. Nos quedamos con esa sociedad anónima acá, en donde el poseedor de las acciones será el Estado mendocino”, explicó el ministro de Economía, Enrique Vaquié, a Los Andes.

Aclaró también que en las transferencias hay un dinero “por el mantenimiento, equivalente a 5 años. Es decir, que no gastamos plata del presupuesto por 5 años”.

Una vez firmado el contrato, decantan una serie de avales necesarios para que el acuerdo quede firme. La Fiscalía de Estado y la Asesoría de Gobierno emitirán sus dictámenes para que luego sea la Legislatura provincial la que apruebe finalmente la operación, con medias sanciones de sus dos cámaras.

A partir de allí, se retomarán conversaciones con inversores que tengan interés en desarrollar el proyecto y poder activar, luego de varios años, la explotación de potasio en tierras malargüinas.

Si bien no hay plazos, la idea no retomar las conversaciones apenas terminen las formalidades. “No tenemos plazo, si bien es una decisión importante porque recuperas activos que la provincia tenia sin uso de hace 7 años que se paró el proceso, tenemos fondos para el mantenimiento por lo menos por 5 años, es decir que no se destine dinero del presupuesto. Lo vamos a hacer lo más rápido posible porque es lo que queremos, pero sin fechas”, indicó el funcionario.

El proyecto contempla la generación de 200.000 toneladas de potasio por año que implicará una inversión de U$S 200 millones. Se estima que durante la etapa de construcción o readecuación de la mina, se generarán alrededor de 1.000 empleos, mientras que una vez que esté en funcionamiento, operarán entre 200 y 300 trabajadores.

Respecto a la rentabilidad de la iniciativa, en el Gobierno sostienen que “hay mercado” para las 200.000 toneladas anuales que se generarán, y que lo encontrarán en la región, teniendo en cuenta que Argentina importa el 100% del potasio que utiliza (que son 100.000 toneladas anuales); y que la otra mitad se podría enviar al mercado uruguayo y al corazón industrial del sur de Brasil.

Una vez que haya inversor, se estipulan dos años para los trabajos de reingeniería y puesta en marcha, por lo que el 2024 podría ser una fecha tentativa para que esté operativa la mina.


Da la nota


Por las redes