Legislatura: Cambia Mendoza hace pesar la mayoría y se queda con lugares del PJ

Antes de llegar al recinto, los proyectos se debaten en comisiones. Allí se terminan de redactar y acordar. El oficialismo, gracias a las sucesivas victorias electorales, controla la mayoría de ellas en ambas cámaras.
Antes de llegar al recinto, los proyectos se debaten en comisiones. Allí se terminan de redactar y acordar. El oficialismo, gracias a las sucesivas victorias electorales, controla la mayoría de ellas en ambas cámaras.

Tras negociaciones por las comisiones, las mayorías y el Jury de Enjuiciamiento, se oficializaron las comisiones. El oficialismo aumenta las mayorías.

Las fichas de los lugares de poder se fueron acomodando en la Legislatura provincial y se fueron desgranando los huecos que había que negociar. Uno de ellos es el tema de las comisiones legislativas en donde Cambia Mendoza (CM) pretendía una tajada más luego del triunfo electoral sobre el Frente de Todos (FdT).

Cambia Mendoza tendrá mayoría en casi todas las comisiones de la Cámara de Diputados aunque resta definir las presidencias. El Senado también se queda con dos presidencias que tenía el peronismo. “Sigue siendo una escribanía”, dicen en la oposición.

En la Casa de las Leyes todo parecer quedar a merced de Cambia Mendoza después del contundente triunfo en las últimas elecciones legislativas. No sólo quedó a un soplido de los dos tercios, sino que se sentó a negociar los lugares internos con la misma impronta y aumentó la representación.

El paquete incluía las comisiones legislativas y las constitucionales como el Jury de Enjuiciamiento que tiene representación legislativa. Y en el tironeo, no todas pesan lo mismo. El Frente de Todos quería retener los lugares en el órgano que integran diputados, senadores y miembros de la Suprema Corte de Justicia, porque controla a los jueces y puede destituir y sancionarlos.

El oficialismo ya tiene mayoría en el Jury, pero quería dos lugares más. Se debió conformar con uno solo y pasó de 8 a 9, pero con los supremos “filoradicales” como son Dalmiro Garay, María Teresa Day, José Valerio y Pedro Llorente llega a 13, cuando con once votos obtiene la mayoría para las decisiones.

El punto era en las comisiones legislativas. Allí se tratan los proyectos que ingresan y también para avanzar en las redacciones o en las decisiones, pesan las representaciones. En la Cámara de Diputados no están definidas aun las presidencias, salvo la de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) que seguirá el aliado Jorge Difonso y en la de Hacienda, continuará Jorge López.

El Pro ha pedido participación en comisiones importantes pero no presidencias, por lo tanto no se sabe aún quiénes ocuparán esos lugares. Donde es notorio el avance oficialista es en la conformación porque tendrá mayoría en todas, salvo en Derechos y Garantías, un histórico lugar opositor, sea quien sea el Gobierno.

Al presidente de la Cámara Baja, Andrés Lombardi, no le desagradaba la idea de que Cambia Mendoza no presida la mayoría de las comisiones, aunque sí que tuviera mayorías. Un ejemplo claro es lo que sucede con la Bicameral de Seguridad, que preside el peronismo pero en donde la coalición oficialista reúne más votos y termina imponiendo su parecer. Este año la titularidad se traslada a Diputados (una convocatoria que debe hacerse) pero seguramente no cambiará la distribución partidaria puertas para adentro.

Finalmente, el radicalismo quedó muy cerca de lograr su cometido, salvo por Derechos y Garantías, pero en el resto avanzó casilleros porque en Educación; Turismo y Deportes; Obras Públicas, Urbanismo y Vivienda tenía minoría, y ahora revirtió el panorama.

De las 11 comisiones, tendrá peso en 10. Y pellizcó una silla opositora en el Jury de Enjuiciamiento, pasado de 4 diputados a 5, contra dos del Frente de Todos.

¿Qué pasó en el Senado?

En la Cámara de Senadores todo había quedado más claro la semana pasada porque el peronismo estaba más reacio a ceder lugares en el órgano constitucional. Y retuvo su lugar aunque el oficialismo pidió las presidencias de Asuntos Sociales y Trabajo además de Educación, en donde ya tenía mayoría y la seguirá teniendo.

Lo mismo se traslada al resto de las comisiones, excepto en Derechos y Garantías en donde el peronismo tiene mayoría. De las 14 comisiones, tiene peso en 13 aunque no avanzó en la comisión del órgano que controla jueces.

Con este panorama, el oficialismo hace pesar los resultados electorales y tiene el control sobre casi todas las áreas de trabajo legislativas. A esto le suma el Jury de Enjuiciamiento, que dispone de sanciones y destituciones de magistrados y funcionarios que llegan con Acuerdo del Senado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA