Legislatura: radicales y peronistas negocian lugares en el Jury de Enjuiciamiento

El senador Lucas Ilardo, del Frente de Todos. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes
El senador Lucas Ilardo, del Frente de Todos. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes

La nueva composición legislativa se traslada a las comisiones y por ende, al Jury de Enjuiciamiento. Cambia Mendoza pide más lugares pero las definiciones se dilatan.

Las bancas en la Legislatura no sólo reflejan el poderío de Cambia Mendoza puertas para adentro, sino también para afuera. Ahora la puja de lugares es por las presidencias de las comisiones y la composición del Jury de Enjuiciamiento, órgano que sanciona y destituye a miembros del Poder Judicial.

El Jury se compone por 21 miembros de los cuales 7 corresponden a la Suprema Corte de Justicia cuyos representantes son los ministros. Los otros 14 se reparten en partes iguales para la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados. Cambia Mendoza ostenta 8 lugares y aspira a 10, lo que implica arrebatarle dos sillas al Frente de Todos que tiene 6.

La rosca política en la Legislatura no terminó con la definición de vicepresidencias y jefaturas de bloque. Continúa en torno a las presidencias de las comisiones que tienen impacto en el Jury de Enjuiciamiento. Este órgano define sanciones y destituciones a magistrados y funcionarios que llegan con Acuerdo del Senado.

El Jury de Enjuiciamiento es encabezado por el presidente del máximo tribunal, Dalmiro Garay que está acompañado por el resto de los ministros. La disputa está con los otros 14 lugares, en donde Cambia Mendoza tiene 8 (cuatro senadores y la misma cantidad de diputados) mientras que el Frente de Todos hace lo propio, en partes iguales, para los 6 votos restantes.

“Nos corresponde un miembro más por composición en cada cámara”, le había dicho el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, a Los Andes semanas atrás. Con el correr de los días y el acomodamiento de las piezas dentro de la Casa de las Leyes, ahora resta definir si la intención de Cambia Mendoza se traslada en hechos.

No está escrita en ningún lado la metodología para realizar esta distribución que le interesa a la política, por las mayorías que hay en juego. Se adopta por costumbre que reflejen los reglamentos que fijan las composiciones de las comisiones.

Ahora bien, las presidencias de las comisiones aún no están definidas pero ya se habrían manifestado las intenciones de Cambia Mendoza de contar con al menos uno más por cada cámara de las que tenían antes del 1 de mayo.

Sobre la mesa se han puesto la cantidad de comisiones en función del aumento de legisladores y también las sillas del Jury. Está todo en tratativas, pero el escenario de las últimas horas indica que el peronismo retendría al menos uno de los dos lugares que pretende el oficialismo en el órgano constitucional.

Es decir, no llegaría a los 10 lugares como pretende, aunque está cerca de acordar las titularidades de las comisiones. Por el lado del Senado, Cambia Mendoza se quedará con Educación además de Asuntos Sociales y Trabajo; mientras que para la Cámara Baja quedará la de Turismo y Deportes pero casi con seguridad, otra más aún a definir.

El último Jury que tuvo peso radical

La bandera de la legitimidad que levanta Cambia Mendoza como argumento para ganar más lugares en el Jury de Enjuiciamiento también se sustenta en el peso político a la hora de tomar decisiones con respecto a magistrados, fiscales y funcionarios de rango constitucional.

La mayoría la otorgan 11 votos, de los 21. Si Cambia Mendoza llegaba a los 10 quedaba a uno solo de la mayoría sólo con la presentación legislativa. Pero algunos entendidos en el tema traen a la mesa los votos de la Corte que también tiene su grieta política.

El ala filo radical la integran el presidente Dalmiro Garay, además de José Valerio, Pedro Llorente y María Teresa Day. Del lado filo peronista se ubican Mario Adaro, Omar Palermo y Julio Gómez. Es decir, 4 a 3.

El último caso mediático fue el del juez Antonio Sánchez Rey, integrante de la Quinta Cámara Laboral quien fue destituido de su cargo, acusado de intentar auto indemnizarse por una suma cercana a los $4,5 millones.

La votación fue 12 en favor de la destitución y por pasillos de Tribunales se señaló el peso radical de los 8 legisladores además de Llorente, Valerio y Teresa Day. Garay estaba recusado y su lugar fue ocupado por Marcelo Gutiérrez del Barrio.

Del otro lado, la cuenta cerraba con los seis legisladores del PJ, además de los supremos cercanos al peronismo (Palermo y Adaro). Gómez se excusó y fue Laura Guajardo quien completó el cupo del máximo tribunal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA