La vuelta a clases: más de la mitad de las escuelas mendocinas necesitan arreglos

Arreglos. La escuela Ricardo Rojas de Ciudad tuvo que ser intervenida este año. Foto: Orlando Pelichotti
Arreglos. La escuela Ricardo Rojas de Ciudad tuvo que ser intervenida este año. Foto: Orlando Pelichotti

Una millonaria licitación apunta a intervenciones en 750 establecimientos entre este año y el próximo. Sólo en 2021, el 70% de las escuelas requirieron reparaciones.

El primer año de la pandemia tuvo a las escuelas vacías de alumnos y alumnas. Sin embargo, 2021 arrancó con la decisión política de un retorno a la presencialidad, respetando las normas sanitarias. No obstante, esto evidenció la necesidad de mantención de la infraestructura escolar: a mitad del ciclo lectivo, que se reinicia esta semana tras las vacaciones de invierno, casi en el 60% necesita arreglos.

Los datos se desprenden de una licitación que prepara el Gobierno provincial, dividida en 38 coeficientes zonales, por $1.100 millones. Las obras a realizarse son estructurales, eléctricas, cloacales, sanitarias y de calefacción, entre otras, destinadas a un número muy alto de establecimientos: 750 escuelas. Este plan complementa a las refacciones que se viene realizando.

Hay 1.323 edificios escolares en toda la provincia. Continuando con la política que impulsó la gestión de Alfredo Cornejo, se apunta al mantenimiento y no a la construcción intempestiva de nuevas estructuras. Con esta inversión millonaria, el 56% de los establecimientos será intervenido.

El objetivo de esta iniciativa es mejorar las condiciones estructurales de cara a lo que queda del ciclo lectivo 2021 y durante todo 2022. Estas intervenciones se harán en edificios escolares que necesitan refacciones tales como filtraciones de techos, y en sistemas eléctricos, instalaciones cloacales y conexiones sanitarias, entre otros.

Las obras serán financiadas en su totalidad con fondos provinciales. La licitación se hará entre el 12 de agosto y el 1 de setiembre. Contarán con una inversión promedio de casi $30 millones por zona y abarcarán establecimientos de todas las regionales de la provincia.

José Thomas, titular de la Dirección General de Escuelas, manifestó días atrás la intención de “mayor presencialidad” y remarcó que es necesario “que los chicos más pequeños y más vulnerables en este mismo sentido tengan presencialidad, que es la mejor manera de aprender, hace falta que los chicos estén en la escuela”.

“El gobernador me ha pedido que armemos un plan de vuelta a la presencialidad, creemos que en agosto vamos a tener novedades y en septiembre esperamos tener resultados”, sostuvo. Por estos días, el ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes ajusta el protocolo sanitario de cara al segundo semestre.

Este año, 7 de cada 10 escuelas habrán sido intervenidas

“La necesidad es permanente porque tenemos una matrícula de 580 mil alumnos sin tener en cuenta docentes y celadores. Esa cantidad de personas usa los edificios muchos días al año. Una escuela que mantuviste, no es que te olvidás y no vas más. La cantidad de años que tienen algunos edificios, sumado al uso, hace que esto sea infinito”, explicó el ministro de Infraestructura Mario Isgró en diálogo con Los Andes.

Durante el 2020 se intervinieron 668 escuelas y para 2021, las proyecciones totales son sobre 900 establecimientos. Es decir, que 7 de cada 10 escuelas habrán tenido arreglos durante este año, si se cumple la proyección oficial. A esto se suma la licitación lanzada para reforzar 750 establecimientos entre este año y el que viene.

Resaltan que la Subsecretaría de Infraestructura Escolar tuvo un incremento en su presupuesto en términos reales del 32% respecto al 2020 para trabajar en el mantenimiento edilicio.

La sumatoria de los establecimientos estatales que han sido reparados supera en un número no despreciable a los 1.323 que hay distribuidos en todo el territorio provincial. La explicación es que la misma escuela recibe dos, tres y hasta cuatro arreglos distintos que van desde obras civiles, de carpintería, agua y saneamiento, electricidad, además de arreglos menores en conexiones de gas.

El funcionario indicó que de acuerdo al tipo de intervención es la medida pertinente que se toma para no afectar el dictado de clases. “Se deja la posibilidad de arreglar en diferentes horarios o se aísla la zona” de tal manera que se acondicionen otras áreas para la misma función. “Es bastante parecido a lo doméstico que nos pasa cuando intervenimos alguno de los ambientes”, ejemplificó.

Al edificio lo tenés que mantener toda la vida porque el uso que tiene es asiduo. Algunos tienen tres turnos. Por una misma aula, en condiciones normales, pasan más de 100 alumnos todos los días”, aseguró el titular de Infraestructura provincial.

Sobre los motivos por los que no hubo mayor cantidad de intervenciones el año pasado, dado que no había clases, Isgró sostuvo que “el menor uso hace que el edificio requiera menos, y además porque el año pasado nos permitió poner los edificios para hacer los arreglos en función de las necesidades. En 2020 tomamos varias escuelas sin tener la preocupación de contar con alumnos”.

Coeficientes zonales: así reparan los colegios

El combo de 38 licitaciones por coeficientes zonales generales valuado en $1.100 millones es para las obras en escuelas de las regionales Centro, Norte, Valle de Uco y Este.

Para Isgró, la metodología, de agrupar los inconvenientes por zonas permite que“todo lo que haga falta en esa zona se atienda con esa licitación dentro de lo que es construcción civil, instalaciones eléctricas, cloacas, en esa temática se trabaja”.

Algunos trabajos, cotizados en $100 millones comenzarán en setiembre y esas escuelas están incluidas dentro de las 900 que recibieron o recibirán arreglos este año. Aunque el grueso de las obras se harán en 2022, dado que el derrame de los $1000 millones restantes tendrán afectación durante el próximo año.

Mejoras estructurales en la escuela Humberto Tolosa de Rivadavia
Mejoras estructurales en la escuela Humberto Tolosa de Rivadavia

Dentro de las clasificaciones, hay que incluir a los zonales individuales que incluyen obras a gran escala, cuyas licitaciones saldrán en setiembre. Actualmente hay cuatro escuelas en esta situación: 1-243 Lucio Cicchitti, de Guaymallén ($20 millones), 1-028 José Federico Moreno, de Capital ($15 millones), 1-002 Blanco Encalada, de Junín ($15 millones) y 9-006 Francisco Humberto Tolosa, de Rivadavia ($22 millones).

A esto hay que agregarle los zonales de gas, en donde están pautados 10 contratos por $250 millones ($80 millones para este año y $170 millones para el próximo).

Esta inversión se realiza para ejecutar un plan de reacondicionamiento y puesta a punto de calefactores, cocinas, termotanques, cañerías, cuadros de regulación y ventilaciones en los establecimientos escolares exigido por el Enargás a través de la norma 226, desde mediados de 2019.

Los planes de Isgró, basándose en un tablero que se comparte con la Dirección General de Escuelas en el que los reclamos se clasifican por necesidades de acuerdo a los colores de un semáforo, es “dar la vuelta” con arreglos en todas las escuelas de la provincia al terminar la gestión.

En números

  • Hay 1.323 edificios escolares en toda la provincia.
  • En 2020 se intervinieron 668 edificios y en 2021 serán 900 escuelas.
  • Se destinarán $1.100 millones en arreglos, gran parte a ejecutar el año que viene. Serán obras estructurales, eléctricas, cloacales y de sanitarios, entre otras.
  • También se destinan $250 millones para cumplir las normas de calefacción exigidas por el Enargas. Serán 500 escuelas reguladas.
  • Más de 580 mil alumnos y alumnas forman parte del sistema educativo mendocino, teniendo en cuenta todos los niveles. A esto hay que sumarle docentes y celadores.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA