A pesar del intenso frío, hay alto presentismo en las escuelas mendocinas

Los colegios respetan e implementan la ventilación cruzada en las aulas, a pesar de las bajas temperaturas. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Los colegios respetan e implementan la ventilación cruzada en las aulas, a pesar de las bajas temperaturas. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Afirman que entre el 70 y 90% de los alumnos va a clases presenciales. La DGE confirmó que buscará incrementar la presencialidad tras las vacaciones de invierno.

Las gélidas temperaturas que reinan en Mendoza por estos días no desalentaron a los padres a enviar a los alumnos a las escuelas. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) aseguraron que la asistencia ha sido normal, como cualquier otro día y sin ninguna particularidad. Y si bien desde la Dirección de Contingencias Climáticas confirmaron que el frío continuará el resto de la semana, desde el Gobierno esperan que la asistencia se mantenga, destacando que hay zonas alejadas donde los chicos muchas veces están mejor en la escuela que en sus casas.

En una recorrida por distintos establecimientos, los directivos confirmaron que la asistencia ha sido alta los últimos días -entre un 70% y un 90%- pese a las bajas temperaturas, y que el mayor ausentismo se ve en el nivel inicial. Sin embargo, el resto de los cursos han tenido sus burbujas casi completas.

Frente al contexto, y como los alumnos ya han perdido muchas clases presenciales durante la pandemia, los padres eligen la asistencia. Esto sumado a que muchos papás trabajan y tienen que dejar a los chicos sí o sí en la escuela.

“La presencialidad en estos momentos es muy valorada. Los papás mandan a los chicos a la escuela por más que haga frío. Respetan esto de que luego de la presencialidad pasan a la virtualidad y afirman que en las casas es mucho más difícil que cumplan con las tareas”, aseguró el cuerpo directivo de la escuela Juan Gregorio de Las Heras.

“Los chicos también vienen contentos. Antes, cuando asistían todos los días, no le daban el valor que tiene la asistencia. Ellos extrañan venir, los compañeros, los recreos, la maestra, todo. Entonces asisten”, destacaron desde esa escuela lasherina.

En cuanto a la calefacción, desde las distintas escuelas destacaron que el funcionamiento de las estufas está al 100% y que, pese al frío, los protocolos de ventilación cruzada se cumplen a rajatabla. Durante los recreos en las aulas el personal abre todo para una mayor ventilación y luego se vuelve a cerrar para el ingreso de los chicos a la clase, dejando una abertura más pequeña para la ventilación cruzada.

“La calefacción está funcionando en todos los grados y los chicos vienen bien abrigados. La ventilación cruzada se cumple pese a las bajas temperaturas. A veces los papás nos llaman la atención por miedo al frío, pero hay que tenerla y cumplir con el protocolo”, explicaron en la escuela Perito Moreno, de Luján de Cuyo.

Desde el establecimiento Manuel Belgrano, de Ciudad, expresaron que los alumnos asisten preparados para pasar las bajas temperaturas. La mayoría concurren bien abrigados e incluso con mantitas, ya que si bien las estufas funcionan, la ventilación cruzada lleva a que algunos estudiantes padezcan el frío.

Mayor presencialidad desde septiembre

El titular de la DGE, José Thomas, ratificó, tal como lo había adelantado Los Andes la semana pasada, que se está trabajando para lograr mayor presencialidad de los alumnos luego del receso invernal, si la curva de contagios continúa bajando.

En el marco de un acto realizado ayer en Rivadavia, Thomas se refirió a la presencialidad y al trabajo destacable que están realizando docentes y directivos. “La gran mayoría de las escuelas han tenido presencialidad. Lo que nosotros buscamos es, que si la curva de contagios continúa bajando y ya después del frío a partir de septiembre, tener más presencialidad. Sobre todo una frecuencia más alta y principalmente pensando en las trayectorias más débiles”, explicó el funcionario.

Thomas aseguró que este semestre la presencialidad ha ayudado mucho en las trayectorias débiles. “La evaluación que hacemos es que lo que está ocurriendo hoy es mucho mejor que lo que sucedió el año pasado, que fue un año de no presencialidad absoluta, en el cual gracias al gran esfuerzo de los docentes se logró estar conectados en Mendoza con la gran mayoría de los estudiantes y hemos tenido poco abandono”, remarcó.

Por otra parte, el titular de la DGE confirmó que las vacaciones de invierno no se adelantarán y que se cumplirá con la fecha estipulada del 12 de junio al 25 de junio. “Vemos que la curva de contagios en Mendoza viene bajando, que la modalidad de presencialidad que ha utilizado la provincia no ha perjudicado el tema de la pandemia. Queremos llevar tranquilidad a una sociedad que está viviendo momentos complejos y de mucha incertidumbre y cambiar el calendario de las vacaciones también trae incertidumbre para las familias, y desde ese lugar preferimos que se cumpla el calendario ya previsto”, concluyó.

Epígrafe: Pese a las bajas temperaturas, en los colegios respetan e implementan la ventilación cruzada en las aulas. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA