La Boleta Única anima a más dirigentes del oficialismo a disputar los comicios del 2023

El miércoles pasado la UCR realizó una simulación sobre cómo serían las votaciones con Boleta Única. Gentileza Prensa UCR.
El miércoles pasado la UCR realizó una simulación sobre cómo serían las votaciones con Boleta Única. Gentileza Prensa UCR.

La nueva herramienta electoral entusiasma particularmente a los del oficialismo, aunque su utilización depende de que los comicios provinciales se desdoblen. Quiénes evalúan sumarse a la vidriera.

Los poderes Ejecutivo y Legislativo de Mendoza abrieron momentáneamente en estas semanas una ventana a los dirigentes políticos para pensar en las elecciones del 2023, con la discusión y aprobación de la Boleta Única Papel, herramienta que podría debutar en los próximos comicios provinciales. La recepción ha sido positiva por prácticamente todo el arco político y hay viento a favor para que el gobernador Rodolfo Suárez elija mantener las fechas de votación separadas de la Nación, aunque esa decisión aún no está tomada.

En base a eso, lentamente se evidencia un entusiasmo de actores políticos, principalmente ligados al oficialismo, que evalúan seriamente lanzarse como precandidatos, o a la búsqueda de consensos para ello, envalentonados por las ventajas que ofrece en una visión la Boleta Única, en la que prima la equidad de la participación de los espacios, y también evitaría la necesidad a priori de tener estructuras fuertes y un ejército de fiscales el día de los comicios, más allá que Suárez haya insistido (como hizo ayer) que “no hay que estar pensando en carreras políticas ni aspiraciones personales. Creo que no es el momento”, dijo.

No obstante, dirigentes de peso del radicalismo y también del Pro son cautelosos respecto a la Boleta Única, y no creen que pueda haber una “proliferación” de precandidatos a futuro, ya que si bien habrá más igualdad a la hora de competir, no deja de ser el mismo sistema de partidos políticos, por lo que “para presentarse necesitarán sí o sí de una estructura de precandidatos en los 18 departamentos para luchar de igual a igual, y eso no es fácil de cumplir”.

En el oficialismo, fuera de los precandidatos que negociarán hasta el último día por la precandidatura “oficial” por parte del radicalismo, entre los cuales se encuentran intendentes como Tadeo García Zalazar, Ulpiano Suárez (en incógnita hoy tras sus declaraciones para seguir 4 años más en Capital) y Daniel Orozco, así como también un eventual retorno de Alfredo Cornejo; entre otros; han emergido otros nombres posibles que seguramente buscarán su lugar, como bien puede ser el caso de Jorge Difonso con su espacio Unión Popular; o el radical Luis Petri, quien no consiguió revalidar su puesto como diputado nacional, y en el cual han comenzado a trabajar, envalentonados también por la aparición de la Boleta Única.

Otro de los precandidatos que jugará seguramente es Omar De Marchi, referente del Pro, quien amagó con romper en 2021 con el radicalismo en época de negociaciones internas, y que es una figura que se jugará nuevamente una bala en 2023. De hecho, el viernes el jefe de Gobierno de la Capital Federal, Horacio Rodríguez Larreta, habló de unidad, pero también de las intenciones del Pro de disputar las nacionales pero también las provinciales con dirigentes de su partido.

Además, es necesario sumar el sector más ligado al liberalismo, que actualmente se organiza principalmente con apoyos nacionales (a Patricia Bullrich o Ricardo López Murphy), pero que podría aparecer en la contienda de las primarias, como lo hizo también en 2019 con su espacio Cambia Ya.

En tanto, en el peronismo por el momento una eventual elección con Boleta Única no influye mucho en el armado interno, y el hecho de tener lista de unidad o con internas dependerá exclusivamente de cómo siga la relación entre el sector más ligado a los intendentes y el kirchnerismo. Actualmente el espacio se ha mostrado unido frente a la crisis interna nacional, y el antecedente más cercano fue la lista de unidad en 2021, pero no hay garantías que no haya grietas de aquí a 2023, fecha en la que también varios jefes comunales pondrán en juego años de control departamental, como lo será principalmente Maipú y San Rafael, comunas en las que perdió el oficialismo en las legislativas.

Se perfila la Boleta Única

En el oficialismo, tanto los ministros como también los legisladores que defendieron el proyecto de ley, han sido cautos al hablar de los comicios del 2023, y si bien sostienen que es potestad del Gobernador realizarlos en conjunto con los nacionales (implicaría la utilización de boletas partidarias) hacen hincapié también en que desde ya las elecciones “son desdobladas por ley”.

Nuestro sistema electoral establece fechas separadas de las nacionales. Ese es el principio general, con lo cual la decisión que se pueda tomar sería anticipada, pero nuestro sistema por definición tiene su fecha separada de las elecciones”, dijo el ministro Víctor Ibáñez a Los Andes el 20 de marzo. En tanto, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Dalmiro Garay, también se pronunció sobre esta herramienta en la proclamación de los candidatos electos hace algunos días, haciendo hincapié sobre el “desafío de su implementación”.

El miércoles pasado también el radicalismo comenzó con un “ciclo de charlas” para adentrarse en el sistema de Boleta Única, y simularon cómo sería el paso a paso de una votación.

El miércoles pasado la UCR realizó una simulación sobre cómo serían las votaciones con Boleta Única. Gentileza Prensa UCR.
El miércoles pasado la UCR realizó una simulación sobre cómo serían las votaciones con Boleta Única. Gentileza Prensa UCR.

Quienes evalúan las chances de esta eventual decisión de ir en conjunto a las nacionales apuntan a que el radicalismo tenga algún precandidato a cargos nacionales con el que intente hacer campaña (puede ser Cornejo, entre otros), o una estrategia que tome la UCR a nivel nacional, aunque esta chance está prácticamente dejada de lado.

Evalúan chances

La aprobación de la Boleta Única ya envalentonó a algunos dirigentes para lanzarse de lleno a futuro, más allá que en este contexto de crisis económica y problemas de inseguridad hayan decidido no hablar del tema.

Uno de ellos es el ex intendente de San Carlos Difonso, quien dijo a Los Andes que la nueva ley es un “paso adelante para la institucionalidad y transparencia”. si bien evitó hablar sobre el 2023, en el entorno de su partido, Unión Popular, se preparan para participar en 2023, ya sea en internas, “o por afuera”, y ponen al propio Difonso como un posible candidato a la gobernación. Según afirman, tienen representación en los 18 departamentos y puede ser una “buena posibilidad” para discutir ideas de gobierno.

En el espacio entienden que la UCR ha acumulado “mucho poder” (con el control de las dos cámaras, legislativas, organismos de control, intendencias y con participación en la Justicia), la situación ya no es la misma que en el 2015 como cuando fundaron Cambia Mendoza y además consideran que este combo “no se ha traducido en mejora de calidad, sino que se están viendo situaciones de desgaste”, por lo que evaluarán qué hacer en 2023.

También consultado por Los Andes, De Marchi expresó que su espacio está trabajando desde hace ya tiempo en un “proyecto de transformación de Mendoza” y valoró a la Boleta Única, al expresar que “pone a los buenos candidatos por sobre las estructuras políticas rentadas”.

Si bien no definió si será precandidato, a todas luces se ve que el Pro presentará jugadores propios en una posible interna, y más con el espaldarazo de Rodríguez Larreta el viernes. De hecho, de a poco se evidencian jugadas sugestivas de De Marchi, ya que, por ejemplo, se reunió hace poco con el ex candidato a legislador nacional, Carlos Iannizzotto, que participó en su momento con el Partido Federal.

A propósito de la reunión con De Marchi, Los Andes habló con Iannizzotto, quien dijo que la Boleta Única otorga “transparencia y equidad” a los partidos políticos. Sobre precandidaturas sostuvo que las mismas “se verán en 2023″ pero agregó que “se está trabajando en formar cuadros políticos” en su espacio. También dejó en claro que Mendoza “aparenta institucionalidad, pero no la hay” y aseguró que no evaluarían alianzas ni con el peronismo, así como tampoco con el radicalismo.

Por otro lado, Petri expresó en diciembre, cuando dejó su cargo como diputado nacional, que se prepararía para luchar por la gobernación en Mendoza. No obstante, si bien marcó a este medio que está trabajando en propuestas para salir de la crisis, no pretende anticipar precandidaturas. “La sociedad está en un momento de fragilidad, por lo que nos exige a los políticos pensar en cómo resolverlos”, comentó.

Sin embargo, también es uno de los que ha valorado la Boleta Única, al indicar que “diluye el peso de las estructuras y garantiza equidad en la competencia”. Desde su entorno, no obstante, expresan también la “necesidad de ampliar y renovar el espacio de Cambia Mendoza”, por lo que habrá que esperar en época electoral si hay más jugadas políticas.

Lo cierto es que la posible aplicación de la Boleta Única parece haber abierto el juego, al menos para el oficialismo, y comienzan los tanteos políticos de cara al 2023.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA