Julio Cobos: “Alberto Fernández ejercía el poder mejor cuando era Jefe de Gabinete”

Mendoza 20 de agosto de 2021  Politica

Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos  

 Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Mendoza 20 de agosto de 2021 Politica Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El precandidato a diputado nacional propone programas de incentivo a nivel nacional como Mendoza Activa, pide recuperar fondos específicos para provincias y asegura que no se sube a la pelea en 2023.

La lista de Cambia Mendoza que mira al Congreso Nacional tiene nombres que no necesitan presentación. Uno es el de Julio Cobos, actual senador nacional que va por la candidatura a diputado nacional.

En una extensa charla con Los Andes, Cobos asegura que Rodolfo Suárez recibirá el respaldo de la ciudadanía, explica por qué no es tan difícil combatir la inflación y habla de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

-¿Cómo lo trata la campaña?

-Bien, es atípica. Está muy vinculada a redes sociales, con visitas muy puntuales a establecimientos educativos e industriales. Eso de recorridas por las calles no. No se presta la situación, por muchos motivos..

-¿Esta modalidad lo afecta?

-Hay menos cercanía y contacto con los reclamos que se intuyen: el desempleo, la pobreza y la falta de esperanza. A veces con el diálogo con la gente, uno es receptor más rápido y más permeable a lo que pide la gente.

-¿La gente cómo lo recibe?

-La sensación es que todos tenemos que ser moderados y prudentes, porque la situación económica no acompaña. Y esto agravado por la situación emocional, el miedo a vacunarse y a contagiarse. Todo esto conforma un combo difícil para brindar respuestas.

-¿Detecta que hay esperanzas en esta elección legislativa?

-La gente no puede vivir sin esperanzas, sin planificar un futuro y que la única esperanza sea Ezeiza. Hay ciertas ganas de que salgamos de esto. Hay que decirle a la gente que esto tiene solución si se dan ciertos cambios en el manejo de la economía.

-¿Cuáles es la propuesta clave suya para el Congreso?

-Creo que ahora hay que hacer hincapié en educación y economía. Nosotros hemos presentado muchos proyectos que se han transformado en ley, como la cédula escolar, pero no se ha reglamentado y no se aplica. El ahorro en ladrillos, que no se ha aplicado. Hay un conjunto de instrumentos. Hay que renegociar los contratos UVA, no solo por los beneficiarios actuales, sino porque tenemos un sistema financiero raquítico, que representa el 9 por ciento del producto bruto, cuando en Chile es del cien por ciento. Hay que generar programas de inversión y de empleo, como Mendoza Activa, extendido para todas las regiones. Ahora, el mejor programa es que haya tasas de inflación de un dígito y que tengamos unificado el sistema de cambio, porque cuando a la economía nacional le va bien, a las regionales les va mejor. Y en educación, no puedo creer que las facultades como la UNCuyo y la UTN estén cerradas. Carreras como ingeniería y medicina no se pueden hacer en forma virtual.

Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos
Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos

-¿Cómo se financian los programas de incentivo que usted propone?

-Como con el Mendoza Activa. Si hay inversión, hay recursos, porque hay que subsidiar la generación de empleo. Pero tiene que haber a nivel nacional una ley de responsabilidad fiscal, que los ingresos sean superiores a los egresos. A mi me tocó gobernar la provincia con un país de inflación de un dígito en 2005, y la Provincia y el país crecían. Después, por no aumentar tarifas, Cristina terminó con un déficit fiscal que era equivalente a los subsidios de transporte y energía. Después vino la gestión de Macri, a la que se le fue la mano con el aumento tarifas, aunque generalizaron la asignación universal y la pensión al adulto mayor y la reparación histórica, adonde fueron los recursos. Pero la inflación no es multicausal, es de suma y resta.

-Qué hay que cambiar de la era Macri para generar esas condiciones macroeconómicas?

-Hoy tenemos una economía que sólo consiste en negociar con el FMI. Hay que establecer metas de reducción de inflación, para que el ajuste tenga el menor costo posible. Pero explicándole a la ciudadanía que el beneficio después va a ser mejor. Pero hoy no vemos un programa.

-Pero el peronismo dice que el país está creciendo y se está recuperando...

-Pero es que cuando se cayó 10 por ciento en el PBI, seguramente la economía va a comenzar a rebotar. Se va a nivelar de aquí a algún tiempo. Pero hay que pensar la economía con otra visión: no restringiendo las exportaciones y la carne. El país no crece solamente con el consumo interno, crece cuando se exporta.

-¿Antes de 2023 se puede hacer algo de todo esto?

-Se va a tener que hacer algo, porque no se puede seguir viviendo con una pobreza que aumenta, con la inflación que aumenta. Ojalá reflexione el Gobierno, esperemos los resultados de la elección. Nosotros como fuerza de oposición queremos colaborar. Hay que incentivar la inversión y el trabajo, apuntar al desarrollo y el empleo. Lo demás son cuestiones que son difíciles desde el Congreso, porque son cuestiones del Poder Ejecutivo.

-¿Cómo cree que resultará la elección?

-En Mendoza va a haber un fuerte respaldo al Gobernador. Las elecciones de medio término implican una convalidación municipal de la gestión, o no. Lo mismo que en Nación y provincia, veo ese apoyo del electorado al espacio nuestro.

-¿Qué impresión tiene de Alberto Fernández?

-Alberto Fernández ejercía el poder de mejor forma como Jefe de Gabinete que como Presidente. Lo he visto actuar como Jefe de Gabinete, lo he visto ordenar a sus ministros ante situaciones de inequidad, por ejemplo, cuando yo me quejaba por las viviendas que recibíamos. Yo decía que Fernández iba a tener el poder suficiente para enfrentar el poder de Cristina si la economía andaba bien. Pero lamentablemente la economía no anduvo bien. Si no tenés un legislador, te propuso la vicepresidenta y todos le responden a ella...si tenés el respaldo de la ciudadanía podés decir mando yo, pero eso no se dio y se están pagando las consecuencias.

Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos
Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos

-¿No es una cuestión de falta de capacidad para ejercer el poder, si no de falta de respaldo para ejercerlo?

-Son las dos cosas, porque si no tenés respaldo, tenés que saber cómo posicionarte y ejercer el mando. No digo que se peleen con la Vicepresidenta porque yo he vivido esta relación y es compleja, pero acá la relación está invertida, el poder está invertido y uno tiene que jugársela. O decir: “Transito así, terminaré como sea” o decir: “Acá mando yo”. Se que muchas cosas sobre política exterior como Nicaragua, Venezuela, no son el pensamiento de él. Se acomoda al pensamiento kirchnerista.

-¿Qué futuro le ve a Fernández?

-Todos deseamos que termine de la mejor manera. A mí no me interesa que el Presidente termine por el piso para ganar una elección. Ojalá que después de las elecciones, viendo el resultado que nosotros esperamos ver, le produzca un remezón y diga: “Voy a tener que revertir de alguna manera lo que estoy haciendo”. Y convocar, porque parece que convocar es una debilidad. Y si producto de esto las cosas mejoran, es mérito tuyo. Pero te tenés que arriesgar, escuchar y ver qué críticas te hacen los demás.

-Le pasaba a Macri también…

-Yo tuve varias oportunidades de hablar a solas con él. Muchas cosas que acordábamos después no pasaban, y yo lo llamaba y le decía: “¿Qué pasó?” El me decía: “Bueno, que este es medio ególatra”. Y yo le decía: “Vos sos el Presidente”. Es la soledad del poder también, pero a veces con el entorno hay que tener cuidado.

-Él decía que el problema de la inflación era fácil de resolver.

-Bueno, lo dijo, grave error. Lo que él vio bien fueron los temas de energía y transporte, y el déficit.

-Se nota poca renovación en las listas, ¿qué opina?

-Nosotros somos cabeza de listas, pero los que me acompañan en las listas como Álvaro Martínez, es gente joven, son sub cincuenta, pero hay que mezclar gente de experiencia y gente conocida. Nadie vota a un desconocido y es muy difícil instalar el conocimiento. Anabel es joven, pero tiene varias batallas y tiene un grado de conocimiento. Hay que ir abriendo camino y hay renovación en los concejales, en los legisladores. Hay también gente con cierta trayectoria y peso específico porque no es fácil caer en el Congreso de la Nación.

-¿Generó un problema que Suárez quisiera ponerse en la lista?

-No, cuando se comentó esta posibilidad no se vio mal. Yo le dije que seguro iba a haber una impugnación, se lo advertí, que había que estar preparado para eso. Tenemos todos los argumentos. Son cosas que se van a ir cambiando porque reformar la Constitución no se ha podido, porque parece que nunca es el momento para hacer nada.

Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos
Entrevista en la sala Aconcagua de diario Los Andes al senador Julio Cobos

-¿Por qué era tan necesario poner “toda la carne al asador” en estas elecciones?

-Todas las elecciones son importantes y uno siempre busca lo que estratégicamente más convenga. Todos los partidos hay que ganarlos, toda elección para un Gobernador es un alivio, más cuando no puede ser reelecto. En el caso mío yo lo estuve pensando bastante, le dije que cualquier figura importante que pusiera estaba bien.

-¿Dónde se ve a futuro?

-Puedo ayudar, todo es dinámico. Pensé mucho esto de ser diputado, tengo una hija que es hermosa, que me tiene loco, la disfruto, tengo nietos hermosos. Fui abuelo hace 10 días. Y tengo muchas cosas para sentirme bien y dedicar el tiempo. Es muy difícil decir que te retirás de la política porque sino sos como (Elisa) Carrió y no te retirás nada. Yo eso no lo voy a decir. Puedo ayudar, dar ideas que he transmitido y uno puede ser útil en conformar un espacio que tenga una visión distinta que supere la grieta. No necesito ningún cargo, ya los he tenido a todos. Me faltó ser Presidente nada más, como a (Juan Carlos) Jaliff, que le faltó ser Gobernador (risas).

-¿Gobernador no quiere volver a ser?

-No, ya está.

-¿Hay que bajar impuestos en nuestro país?

-Hay que replantear todo el sistema tributario. Lo lógico sería que las provincias coparticipen a la Nación. Argentina tiene una carga tributaria muy grande. Se han firmado pactos fiscales y no han durado ni un año, pero me parece que es un tema pendiente y va a requerir un respaldo muy fuerte.

-¿Qué reformaría de la Justicia?

-Hay juzgados que tiene tres expedientes y otros que tienen dos mil, acá hay algo que no anda bien. Hay que hacer ese estudio y obviamente reforzar en los lugares, que a veces no sólo son jueces, pueden ser secretarios, pueden ser asesores, colaboradores del juez o del fiscal. Hay que hacer una reforma integral, improvisando no, y la reforma que se encaró es improvisación pura.

-Qué piensa de Portezuelo del Viento.

-Hay que hacerlo. Están encaminadas las cosas, y el gobernador tiene juristas especializados trabajando en el contrato para que tengan las sugerencias del fiscal de Estado. Una obra que regularice las aguas, como en Potrerillos, es necesaria. Si fuera por los reclamos de La Pampa, no se puede hacer nada porque cuestionan todo.

-El desarchivo del reclamo de La Pampa sobre el cual el Presidente no ha laudado, ¿pone un manto de dudas sobre la adjudicación?

-Para mí el laudo ya está definido. El Presidente laudó, se aprobó el estudio de impacto ambiental en el Comité Ejecutivo, que son los técnicos los que saben. La Pampa quiere que se apruebe por gobernadores, pero acá nadie ha dicho nada. Se ha hecho ese desarchivo para esa inquietud.

-Usted adjudicaría la obra?

-Si, yo la adjudico.

-¿Hay que hacer minería en Mendoza?

-Yo creo que en Malargüe puede comenzar la minería porque tiene licencia social. Hay que respetar la decisión de cada departamento.

La 125, errores y reflexiones personales

-¿Siente que cometió algún error?

-El acuerdo con la Concertación fue un error grande que después se fue entendiendo, se fue diluyendo el grado de responsabilidad que uno tuvo.

-¿Cree que fue el único que pagó los platos rotos por eso?

-No fui el único, hay muchos que me empujaban (risas)...el propio Alberto Fernández. Me insistieron mucho los gobernadores radicales, los intendentes, veníamos de una crisis grande.

-¿Hablaba con Cristina?

-Hablé previamente a la elección (de 2007): “Te puedo ayudar en educación, infraestructura, en la gestión”, le dije. Y durante el voto de la resolución 125, antes me cansé de hablar con ella, por escrito le dejaba las alternativas. “Mandá el tema al Congreso” le dije. No me dio bolilla y yo tomé postura diciendo que eso lo tenía que tratar el Congreso. Después no quería cambiar ni una coma.

-Qué siente hoy cuando se cruza con Miguel Ángel Pichetto?

-Estuvimos acá en Mendoza juntos. Cuando yo pido que intervenga el Congreso (por la 125), me caen él y (José) Pampuro, vienen a mi oficina y me dicen: “Julio, ¿y esto?”. “Es una decisión mía, una opinión mía”, respondí. “Nos hubieras consultado” me dijeron. Y yo les dije: “Si les consultaba me iban a decir que tenía que consultar con el (Poder) Ejecutivo. Yo asumo mis responsabilidades. Ellos dijeron que compartían. Luego me llama Alberto Fernández y me dice: “Julio, ¿podés venir? Vamos en la dirección que vos pediste”. Y fuimos allá y anunció ahí que lo mandaba al Congreso. Recuerdo que (Carlos) Kunkel se acercó y me dijo: “Esto es mérito tuyo”.

-Más acá en el tiempo, la polémica que se dio con su pareja Natalia Obón por el cargo que había obtenido en la Justicia ¿Qué reflexión le merece?

-Cuando uno es una figura pública, parece que tus allegados, tus hijos, tu esposa, tus padres, no pueden hacer más nada. Cualquiera está bajo sospecha, desacreditan sus posibilidades, su carrera, su esfuerzo ante una posibilidad que les surja. Eso fue lo que ocurrió. Yo nombro a mis colaboradores porque los conozco, un juez también tiene derecho a tener sus personas allegadas, un Presidente, un Ministro. Ahora cuando una es esposa de, hijo de, te dicen que entrás por eso. Ella averiguó cuando salió esa propuesta, y no entraba por concurso, quien la reemplazó tampoco entró por concurso. Verónica Baglini que es tan inteligente como el padre (Raúl Baglini), trabaja conmigo. Yo la conozco, y es capaz y además Raúl nunca me sugirió a su hija. Lamentablemente es el precio que tienen que pagar nuestros hijos, hermanos, a la hora de tratar de progresar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA