jueves 26 de noviembre de 2020

Emir Félix intendente de la localidad de San Rafael.
Política

Emir Félix le respondió a las cámaras turísticas de San Rafael

El intendente en una entrevista había dicho que “no van a poder vender turismo sino pueden ofrecer garantía de atención sanitaria”. Los empresarios indicaron que las palabras del jefe comunal “tiran por tierra todo el esfuerzo que han llevado adelante y les quita la posibilidad de generar trabajo”.

Emir Félix intendente de la localidad de San Rafael.

Aunque la semana pasada las cámaras de Comercio y Turismo de San Rafael firmaron un acta acuerdo para que el municipio, las empresas y los sindicatos trabajen en conjunto para evitar que se propague el coronavirus y lograr la normalización de la actividad económica en el departamento, el sábado las dos organizaciones le pidieron al intendente que habilite el turismo interno.

Además, se mostraron muy enojados por los dichos al intendente Emir Felix, quien durante una entrevista con Canal 7 aseguró que “no van a poder vender turismo sino pueden ofrecer garantía de atención sanitaria” para los turistas. Con más dureza dijo: “No podemos hacer una trampa mortal para alguien que viene a visitar San Rafael y en caso de tener un problema de salud no poder atenderlo”.

Estas frases fueron destacadas en una nota firmada por la Cámara de Turismo de San Rafael, San Rafael Bureau, y la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael. Los empresarios indicaron que las palabras del jefe comunal “tiran por tierra todo el esfuerzo que han llevado adelante y les quita la posibilidad de generar trabajo”.

En diálogo con Los Andes, Emir Félix se defendió: “No estoy de acuerdo ni advierto que promover una venta responsable del destino y una oferta leal hacia nuestros clientes, que les garantice atención sanitaria ante cualquier demanda que requieran, signifique perjudicar al sector. Todo lo contrario, mi expresión demuestra cuidado y protección de la marca San Rafael”.

“En la entrevista afirmé que mi análisis de la situación no es el más optimista, siendo esa es una percepción propia. El hecho de que no hayan expresado la versión real de mis dichos, entiendo que se debe a un error y no a mala fe”, agregó.

El jefe comunal de San Rafael habló además sobre la posibilidad real de la apertura del turismo. “Depende de todos nosotros. Es difícil generar proyecciones cuando hay más incertidumbre que certezas en este contexto. Insisto en que la reanudación de todas las actividades económicas va depender de cómo nos comportemos como sociedad”, insistió.

“Manifestar seriedad, responsabilidad y lealtad comercial, siempre han sido muestras de fortaleza para nuestro departamento. Como he demostrado en muchas oportunidades, soy un intendente abierto al diálogo. Estoy convencido que por esa vía podremos consensuar el mejor acuerdo posible”, cerró.

Meses de reclamos

Los pedidos de apertura del turismo interno en San Rafael datan desde el inicio de la cuarentena y se incrementaron cuando el resto de los departamentos habilitaron las plazas hoteleras para que llegaran visitantes de toda la provincia. Los empresarios pidieron que al menos se habilitara el turismo en la zona sur (Malargüe, San Rafael y General Alvear).

El sector turístico fue uno de los primeros en recibir la asistencia del municipio. Los últimos días de julio, Felix presentó el programa “Es Cerca, Es Seguro” a través del cual la comuna se hace cargo de la mitad del gasto de alojamiento de los turistas. Por ejemplo, si una familia quiere ir dos noches a una cabaña en el Valle Grande, la municipalidad paga una noche.

El sector volvió a tener esperanzas cuando en agosto el Ministerio de Turismo de la Nación dijo que garantizará la temporada de verano. El dato fue alentador porque en San Rafael hay una gran variedad de actividades al aire libre y ya tienen armados los protocolos.

Un mes después, los empresarios siguen esperando certezas sobre la habilitación de la actividad porque quieren implementar un sistema de reservas que ven como la estrategia más confiable para evitar aglomeraciones en restaurantes y espacios de recreación.

Hace casi un mes, ambas cámaras enviaron otra nota al intendente en la que le solicitaron “la apertura a la brevedad del sector gastronómico, como así también del resto del sector turístico, al turismo interno provincial”. En esa solicitud pusieron un plazo máximo de un mes como un periodo aceptable para la apertura de la actividad a visitantes de toda la provincia, pero a pocos días de cumplirse esa fecha aún no hay certezas.