El SUTE dejó en suspenso un nuevo y más fuerte paro hasta reunirse con el Gobierno

Plenario provincial del SUTE.
Plenario provincial del SUTE.

Así lo decidió hoy en un plenario extraordinario provincial del gremio, luego de que el Poder Ejecutivo reabriera la paritaria para realizar una nueva oferta de aumento. Si no hay acuerdo, la medida de fuerza será por 96 horas.

El SUTE decidió hoy dejar en suspenso un nuevo paro de actividades de los docentes hasta la reunión paritaria con el Gobierno provincial. Así lo informó el gremio luego del plenario extraordinario provincial que realizó, entre las 10 y las 17, en el teatro Imperial de Maipú.

El anuncio da una tregua al Gobierno en el conflicto, aunque también incluye una severa advertencia: si no hay acuerdo, el próximo paro será más extenso que los anteriores. Durará concretamente 96 horas (cuatro días), cuando el primero fue de dos días y el segundo de tres.

Carina Sedano, secretaria general del sindicato, comunicó la decisión. “El paro queda en suspenso, dependiendo del fracaso de la paritaria o no”, expresó la gremialista.

No obstante, la dirigente aclaró también que el SUTE tiene decidido realizar una nueva medida de fuerza si la oferta salarial del Poder Ejecutivo no es aceptada. En este sentido, expresó que el plenario votó “por unanimidad de los 18 departamentos” otro paro. Además, recalcó que la mayoría se inclinó a favor de que sea por 96 horas. Por esa modalidad se inclinaron 139 de los 180 congresales que votaron en el plenario.

El SUTE votó este sábado un nuevo paro, pero la medida quedó "en suspenso" hasta después de la paritaria.
El SUTE votó este sábado un nuevo paro, pero la medida quedó "en suspenso" hasta después de la paritaria.

De este modo, se confirmó la tregua del gremio, tras la decisión del gobernador Rodolfo Suárez de reabrir la paritaria con todos los sindicatos que representan a empleados estatales. Esto ocurrió después de que el INDEC nacional y la DEIE provincial anunciaran que la inflación de julio trepó a 7.4% y 7%, respectivamente.

Frente a este salto inflacionario, el Ejecutivo activó una “cláusula de compromiso” y anunció la reapertura de la paritaria.

Anteriormente, algunos gremios estatales habían aceptado la oferta salarial del Gobierno (44%), que mejoró el acuerdo de marzo debido al aumento de la inflación. Fue el caso de los profesionales de la salud (Ampros) por ejemplo. Pero SUTE y ATE no acordaron y por ello se les otorgó el incremento por decreto.

La suba concedida en forma unilateral por el Ejecutivo provocó un paro en las escuelas de 72 horas la semana pasada y otra ruidosa y multitudinaria marcha contra el Gobierno. Luego de esa huelga (la segunda desde el reinicio de las clases) el SUTE se puso a discutir una profundización del plan de lucha.

Así fue que, desde el viernes, con alto consenso, se venía acordando en el gremio la realización de una medida de fuerza más fuerte que las anteriores.

Primero hubo en el SUTE plenarios departamentales y hoy se hizo una reunión general para tomar la decisión final. Allí se confirmó que el anuncio de la paritaria había conseguido frenar la disputa, por el momento.

Ayer el Gobierno provincial notificó oficialmente a los gremios de la reapertura de paritarias. En el caso del SUTE, el encuentro en el que se resolvería cómo sigue la disputa se realizará el jueves a partir de las 9, en la Subsecretaría de Trabajo.

Será un desafío importante para el Gobierno, debido a las pretensiones del gremio. En este sentido, el sindicato docente quiere que el aumento sea del 20% sobre el básico conformado, según confirmó Sedano, con lo cual, al Poder Ejecutivo no le alcanzaría con ofrecer una suba que refleje la inflación de julio (7%).

Sedano señaló también a Los Andes que el SUTE pretende “recuperar lo perdido hasta julio” y que la disposición del aumento “no destruya el escalafón docente”, ya que en la oferta anterior los cargos más altos “no recibían el 44%, sino alrededor del 44″.

Además, el SUTE pide nuevas revisiones de la suba en setiembre y noviembre y que el Gobierno evite el descuento de los días de paro.

Ante un reclamo que se endurecerá, el Gobierno hizo un llamado a los gremialistas antes del comienzo del fin de semana. “La inflación, que no logra controlar el Gobierno nacional, impacta no solo en el bolsillo de los mendocinos sino también en el funcionamiento del Estado provincial. Por ello, desde el Ejecutivo se solicita a los representantes gremiales sensatez a la hora de llegar a un acuerdo durante los próximos días, que resulte equilibrado para ambas partes y que no comprometa las cuentas públicas provinciales”, pidió el Ejecutivo, a través de un comunicado.

“El mandato de todos los docentes es que el aumento esté por encima de la inflación y si no habrá medidas de fuerza”, advirtieron por su lado, en contraste, desde el SUTE.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA