domingo 7 de marzo de 2021

En medio de las tensiones por los cambios en el sistema de Salud, Claudio Belocopitt fue a la Casa Rosada para hablar con Alberto Fernández
Política

El Gobierno rechazó tener un plan de estatización de la salud

Fernández se reunió con el titular de la entidad que nuclea a las empresas de medicina prepaga. Había preocupación en el sector.

En medio de las tensiones por los cambios en el sistema de Salud, Claudio Belocopitt fue a la Casa Rosada para hablar con Alberto Fernández

El sector de la medicina privada habría despejado cierta incertidumbre sobre su relación con el Gobierno nacional. La preocupación nació de dos hechos: el aumento del 7% en las cuotas suspendido días atrás y las versiones respecto a un proyecto oficial de cambio estructural en el sistema de salud nacional. Por la tarde, el presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a Claudio Belocopitt, titular de la Unión Argentina de Entidades de Salud Privada. Al término de la reunión, el empresario dijo que el gobierno descartó que tenga en carpeta  un proyecto para estatizar el sistema de salud privado.

“Fue una reunión larga, amplia: me voy con la tranquilidad que me transmitió el Presidente sobre que no hay en carpeta o en la agenda de gobierno ningún plan como el que escuchamos en las últimas horas respecto a estatización o nacionalización (del sistema)”, dijo Belocopitt a los periodistas acreditados en la Casa Rosada.

El presidente del Swiss Medical Group agregó: “Me dijo (el Presidente) que cree en el sistema privado de salud, que es muy bueno”.

En la reunión, Belocopitt, en representación de las cámaras del sector, le solicitó al Presidente que revea la suspensión del aumento del 7 % . “Me dijo que lo iba a meditar y mientras había que manejar otras alternativas”, como podría ser la restitución de los ATP para el sector.

Por la mañana, Belocopitt había salido con los botines de punta en distintos medios. “El sistema privado de salud tuvo una actualización del 10% en diciembre pero el año cerró con una inflación del 35%. Con esa foto te das cuenta de que hay un diferencial contundente en materia de ingresos y costos”, dijo antes de ir a la Rosada.

En el Gobierno nacional admiten las dificultades del sector en el medio de la pandemia, pero recuerdan que durante el año pasado, desde el Estado se auxilió a las empresas con distintos instrumentos (ATP y no cobro de aportes patronales), a la vez que se giraron más de 30 mil millones de pesos a las obras sociales, dinero que siempre derrama en las prepagas. A lo largo de 2019, el anterior gobierno autorizó ocho subas para la medicina prepaga y se redondeó un 60,7%.

De acuerdo a datos del sector, la salud privada, incluidas las obras sociales sindicales, atiende casi 30 millones de personas (un 70 por ciento de la población).

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner había puesto en guardia a los empresarios. El 20 de diciembre pasado, en un acto en La Plata, lanzó la idea de avanzar hacia un sistema nacional de salud integrado.

Días después, en un encuentro sobre políticas de Salud organizado por el gobierno bonaerense, insistió con la idea de “reformular el sistema de salud”.

Belocopitt, en diálogo con Radio Mitre, aludió a los dichos de la vicepresidenta: “Hay una infinidad de fantasías que no tienen ninguna lógica. Una de esas fantasías es crear un sistema único de salud para tener el poder completo”.

El Gobierno nacional explicó que el freno al aumento de las prepaga se relaciona al impacto inflacionario que esto podría suponer.

Según Belocopitt, el gobierno se comprometió a evaluar alternativas que garanticen la sustentabilidad del sistema.