Aumento de impuestos: el Inmobiliario subirá desde 136% y el Automotor hasta 151%

El Gobierno presentó la pauta de gastos para el año que viene. Cómo serán las subas de los impuestos patrimoniales y en cuáles otros impuestos habrá bajas. Para vehículos menores a los $15 millones habrá tope de incremento; pero para los más caros no. Habrá baja en el stock de la deuda en dólares pero se pedirán créditos para la ampliación del metrotranvía.

El ministro de Hacienda explicó qué se pagará por Inmobiliario y Automotor.
El ministro de Hacienda explicó qué se pagará por Inmobiliario y Automotor.

El Gobierno provincial presentó este jueves el proyecto del Presupuesto 2024 más las leyes de Avalúo e Impositiva, que están centrados en el manejo de $1.8 billones. Para el Poder Ejecutivo, esta “ley de leyes” tiene ejes centrales que se basan en continuar con un “buen ritmo” de inversión pública y privada como motor del crecimiento económico; el equilibrio fiscal y la reducción impositiva para incentivar el empleo; y también una baja en el stock de la deuda pública.

No obstante, en lo relacionado a los impuestos “patrimoniales” tales como Inmobiliario y Automotor, habrá fuertes ajustes, con modificaciones respecto a presupuestos anteriores y cómo se estipulaban los montos a pagar, tanto para propietarios de inmuebles, como vehículos.

Según la información brindada en el recinto legislativo por parte del ministro de Hacienda, Víctor Fayad, las subas en el impuesto inmobiliario tendrá como piso el 136% de ajuste; mientras que para el automotor, el mismo tendrá un tope del 151% para vehículos cuyo valor de mercado sea menor a $15 millones.

Para el Gobierno, los números pueden sonar grandilocuentes, pero marcaron que las subas no son sensiblemente mayores en términos reales, teniendo en cuenta que la inflación 2023 está proyectada, según el Presupuesto nacional 2024 presentada por el ministro de Economía Sergio Massa, en el orden del 136%.

Principales modificaciones

Según las explicaciones de Hacienda, respecto a Inmobiliario, proponen un cambio sustancial, que se trata en actualizar la base de cálculo de los valores de los terrenos. Fayad explicó que este impuesto “tiene dos componentes que después se suman para la base imponible. El primero es cuánto vale lo que está construido”, señaló a Los Andes, y expresó que ese componente se actualizará en un 136% (inflación proyectada de este año).

No obstante, el segundo tiene que ver con el valor del terreno, en el cual las planillas con las que se rige ATM “tiene valores completamente desactualizados y hay muchísimas diferencias en casas con similar valor y en barrios de similares características, que están pagando impuestos muy distintos”.

La idea de esta propuesta es adecuarlo a una nueva metodología, que consiste en “actualizar los valores de las parcelas urbanas y suburbanas, según el Observatorio del Mercado Inmobiliario de Mendoza, hasta un máximo del 10% del valor de mercado”.

“El aumento total del impuesto va a ser una combinación entre las dos”, mencionó el Ministro.

En tanto, de Automotor no habrá cambio de alícuotas pero estarán topeados los vehículos de hasta $15 millones, que representan el 85% del parque automotor. En este sentido, la base de cálculo para modelos de vehículos posteriores a 2000 se hará según el valor fijado por la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA). Para los vehículos mayores a los $15 millones, el ajuste será según lo que haya incrementado el valor de mercado, sin topes.

“Debajo de ese umbral se va a actualizar el avalúo, no conforme al valor de la revista, que es el valor de mercado de los autos, sino que se va a actualizar conforme a la variación del Salario Mínimo Vital y Móvil a diciembre de 2023″, comentó.

En este sentido, la suba será de 151%, teniendo en cuenta que es el porcentaje de incremento del salario mínimo, que a diciembre del 2022 estaba en $61.953; mientras que a diciembre del 2023 estará a $156.000.

Según comentó a Los Andes el economista José Vargas, el salario promedio sector público, sector privado e informal en septiembre “llegó a $225.000 y en diciembre pasado era de $96.000, lo que da un incremento del 134%”, comentó. No obstante, mencionó además que no cree que aumente hasta diciembre, “dado que ya se convalidaron los aumentos por este año con gremios, sindicatos y estados provinciales, municipales y nación”.

Por otro lado Fayad indicó que los impuestos patrimoniales han venido disminuyendo en términos reales desde el 2020 a la fecha. ”Este es el cuarto año consecutivo con topeos de impuesto automotor. Si uno lo compara con 2019 son la mitad en términos reales de lo que eran en 2019″. “Para empezar a recuperar la recaudación en estos impuestos, que son los menos distorsivos, hay que adecuar esos valores de a poco”, expresó.

$1.8 billones de pauta de gastos y baja de impuestos

El Presupuesto 2024 contempla recursos y gastos totales por un total de $1.8 billones, con un resultado corriente superavitario en $189.743 millones, equivalente al 10.4% de los ingresos totales.

El monto destinado a gasto de capital (inversiones y obras públicas) representa 10% de los gastos totales previstos para 2024. La obra pública estará orientada a continuar con el “mejoramiento de los servicios esenciales” que presta la Provincia, y centrada en la construcción de viviendas, infraestructura de agua y también escolar.

Inversión pública en Mendoza. Prensa Gobierno
Inversión pública en Mendoza. Prensa Gobierno

Para obras, al margen de lo que esté proyectado, se solicitará un acceso al crédito por unos $30.000 millones en calidad de “bonos verdes” para seguir la ampliación del Metrotranvía hacia el aeropuerto provincial (traza norte) como hacia Chacras de Coria (traza sur).

En relación con el impuesto sobre los Ingresos Brutos, en 2024 se buscará reducir la presión fiscal que hoy en día recae sobre el sector comercial, a partir de una “baja de entre 10% y 17% en las alícuotas del rubro de comercio mayorista”. También se pretende reducir entre 20% y 33% las alícuotas de las actividades de alquiler.

También disminuirán las alícuotas para los servicios de despachantes de aduana (entre 58% y 64%). Se reducirá también la carga del impuesto en contribuyentes pequeños y medianos del sector industrial (entre 20% y 50%) y de otras actividades complementarias al transporte (entre 25% y 50%).

Se estima que la medida alcanzará a más de 19.000 contribuyentes que hoy pagan Ingresos Brutos, distribuidos en los rubros de comercio al por mayor, operaciones sobre inmuebles, industria y transporte.

Reducción de Ingresos Brutos
Reducción de Ingresos Brutos

Con respecto a Sellos, a partir de 2024 estarán exentos del pago todos los contratos de locación con destino a casa habitación. Tampoco tributarán los contratos de locación con destino comercio hasta $1.250.000 mensuales. Además, se reducirá la alícuota de inscripción de vehículos 0km de 3% a 2,5% y se otorga la exención del pago de sellos a los créditos para la compra y construcción de viviendas, así como la compra de lotes destinados a vivienda.

Sin rollover y con baja de stock de la deuda

Como se adelantó, el Gobierno no pedirá la posibilidad de refinanciar la deuda que vence en 2024, que serán unos $77.000 millones. Actualmente, la deuda consolidada medida en dólares es de U$S1.268 millones, la más baja desde el año 2002. A junio 2023 el stock será de U$S 951 millones, lo cual implica “una reducción del 36% respecto de diciembre de 2015″.

Deuda de Mendoza. Prensa Gobierno
Deuda de Mendoza. Prensa Gobierno

Para el Gobierno, se trata de una “administración responsable y sostenible de la deuda que ha caracterizado a la gestión”, lo que ha contribuido “a desendeudar significativamente a la Provincia, destacándose que la asunción de nuevos pasivos fue exclusivamente para financiar el plan de inversión pública provincial”.

Cambios por el Censo 2022

Por otro lado, se presenta una “adecuación” de la participación municipal en base al censo 2022, en la cual se propone que los municipios que crecieron más en población en promedio reciban más recursos. “Como nuestra ley reparte los recursos coparticipables entre los municipios de acuerdo a su población, las variaciones de población son importantes para definir cuáles son los índices de coparticipación”, sostuvo Fayad.

También explicó que la ley de coparticipación “tiene un componente que se llama coeficiente de equilibrio, que lo que busca es tratar de mitigar las diferencias en la coparticipación per cápita”. En este sentido, marcó que “aquellos municipios donde más creció la población, por ejemplo Luján y Maipú, son aquellos que más incremento van a tener en su índice, que aquellos en donde la población creció menos que el promedio”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA