Arrancan las extraordinarias: el oficialismo activa el juicio a la Corte y busca destrabar otras leyes

El debate sobre el máximo tribunal arranca este jueves. El oficialismo trabajó para asegurarse el quórum. Juntos por el Cambio hará resistencia y mantiene el bloqueo del resto de los proyectos del temario.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, y el titular del bloque oficialista, Germán Martínez (Foto: Federico López Claro)
La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, y el titular del bloque oficialista, Germán Martínez (Foto: Federico López Claro)

Con el juicio político contra la Corte Suprema de Justicia al tope de la agenda y dudas sobre los otros 26 puntos del temario, arranca este lunes el período de sesiones extraordinarias del Congreso, que se extenderá hasta el 28 de febrero en medio de los chispazos entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

El período extraordinario, el último de la gestión de Alberto Fernández, correrá por dos carriles: por un lado, el tratamiento del juicio a la Corte, que iniciará este jueves; y por otro, una agenda variada que la principal oposición prometió bloquear, y que incluye la moratoria previsional y la creación de universidades, entre otros temas.

El oficialismo está decidido a avanzar contra la Corte a pesar de que no reúne los dos tercios de los votos para aprobar la acusación en el recinto. Por eso, trabajó para garantizar la presencia de todos sus integrantes en la Comisión de Juicio Político, que conduce Carolina Gaillard. Allí tiene 16 miembros sobre 31, número suficiente para el quórum y para el dictamen.

Según la hoja de ruta que maneja el Frente de Todos, la primera jornada se utilizará para poner sobre la mesa todos los proyectos de juicio contra la Corte. Son 12 expedientes en total: cinco de diputados (entre los que se encuentra el principal, encabezado por Eduardo Valdés) y siete de ciudadanos particulares.

En una segunda reunión, prevista para el 2 de febrero, expondrán los autores de cada uno de los proyectos; y finalmente, el 9 de ese mes, se dictaminará la apertura del sumario, lo que formalmente se denomina como “informe de admisibilidad” del juicio político. Recién entonces comenzará la etapa probatoria.

En las últimas dos semanas, el jefe del bloque, Germán Martínez, se esforzó para cerrar filas y promete que no habrá fisuras en la acusación contra la Corte. La consigna es demostrar el “mal desempeño” de los jueces con pruebas abundantes, incluidos los chats filtrados que dan cuenta de presuntos vínculos entre la Corte y el gobierno porteño.

Por eso serán citados el ministro de Justicia y Seguridad porteño (en uso de liencia), Marcelo D’Alessandro, y Silvio Robles, colaborador de Horacio Rosatti. El titular de la Corte también será convocado, junto con Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, pero pueden no asistir o bien presentar un escrito.

El Frente de Todos también buscará sustento en la palabra de los gobernadores que firmaron el pedido, en juristas y en organismos de derechos humanos. También tiene apoyo del movimiento sindical, que emitió un comunicado conjunto el mismo día que medio centenar de empresarios firmaron un pronunciamiento en contra.

Tenemos que trabajar para demostrar nuestra verdad. No hacerlo sería como decirles a las Madres de Plaza de Mayo ‘cómo van a luchar contra los militares en el año ‘77, si van a perder’”, comparó un integrante de la bancada, consultado sobre los motivos que los llevan a avanzar sin tener los votos garantizados en el recinto.

Juntos por el Cambio participará del debate en comisión una vez que el oficialismo consiga el quórum e intentará demostrar que hay un “avance sobre la división de poderes”. El dato de color es que el temario incluye dos proyectos de la Coalición Cívica contra Lorenzetti, quien desde hace tiempo recibe críticas de Elisa Carrió.

El primer proyecto data de 2021 y fue impulsado por Paula Oliveto. Al año siguiente, el líder del bloque, Juan Manuel López, presentó una ampliación. Ninguno de los proyectos será retirado. “Mantenemos el proyecto, pero las causales que plantea no tienen nada que ver con las que señala el del kirchnerismo”, explicaron en la Coalición Cívica.

Los otros temas

Juntos por el Cambio, con 14 integrantes en la Comisión de Juicio Político, no tiene mayoría para impedir el avance del proceso. Por eso jugó otra carta y prometió, en un acuerdo de la Mesa Nacional, bloquear el resto de los 26 temas de extraordinarias.

Pero el oficialismo no se resigna y este miércoles habrá una reunión entre los presidentes de las comisiones que intervienen en esos debates para evaluar qué posibilidades reales de avance tiene cada uno.

Los diputados salen a la caza de votos del Interbloque Federal, que rechaza el juicio a la Corte y por ahora muestra cautela frente al resto de los temas. “Todavía no sabemos qué es lo que quieren tratar”, responden en esa bancada, que tiene ocho diputados y es clave para el avance de cualquier ley.

Por otra parte, el Frente de Todos tendría el respaldo de los cuatro diputados del interbloque Provincias Unidas, que están dispuestos a tratar los proyectos de extraordinarias a pesar de rechazar el juicio político. Incluso podría colaborar el Frente de Izquierda, que acompaña la moratoria y la creación de universidades.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA