Andrés Larroque: “Alberto le hace operaciones de desgaste a Cristina y está construyendo la derrota”

El secretario general de La Cámpora criticó con dureza al Presidente. Aclaró que los dirigentes de su espacio no renunciarán a las cajas que administran. Y pidió las renuncias de Guzmán, Kulfas y Moroni.

El secretario general de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, denunció públicamente este martes al presidente Alberto Fernández por hacerle “operaciones de desgaste” a la vicepresidenta Cristina Kirchner y pidió que el Gobierno eche a los ministros Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni.

¿Ustedes están diciendo que el que traiciona el contrato electoral es Alberto Fernández?, le consultó la periodista María O’Donelli en la radio Urbana Play a Larroque, quien respondió: “Sí, sí, desde ya, por supuesto. Sin ningún tipo de dudas. Y el que fuerza la ruptura permanente con operaciones de desgaste sobre la figura de Cristina y sobre el sector que ella representa es Alberto. Sin ningún tipo de duda. Sin ningún tipo de duda”.

Larroque aseguró que el Presidente “cree que está acertando y la verdad es que venimos de una derrota”. Y agregó: “Si vos a alguien te propone para ser Presidente y después hay una mutación del carácter y la lógica de Alberto, lo que tenés que hacer es construir un proyecto autónomo”.

“Si te cortás solo… Yo lo condeno moralmente, ahora por lo menos traé resultados. Porque venimos de perder las elecciones. Y se insiste y se insiste. Y nos quieren hacer creer que así hay alguna perspectiva de triunfo. Yo escucho comentarios que dicen que nosotros estamos por una derrota. Acá los que están construyendo una derrota son Guzmán, Kulfas y Moroni. Y por carácter transitivo Alberto. Pero Alberto tiene la posibilidad de modificar esa situación”, expresó.

Larroque también dijo que el Presidente debería convocar a todos los sectores del Frente de Todos para institucionalizar la coalición política. “Hay decisiones que se toman unilateralmente”, se quejó. Y sostuvo que Fernández tiene un “entorno de pillos” que lo “bolsiquean permanentemente”.

“No hay albertismo. Se le cuelgan del bolsillo en términos de poder. Nadie hace albertismo. Están todos especulando con la propia haciéndole un gran daño al país, al peronismo y al Frente de Todos. Y a mí me preocupa porque acá hay muchos que vienen por el peronismo”, afirmó Larroque.

Según Larroque, el Gobierno está a tiempo para “corregir el rumbo”. Ante la pregunta de por qué La Cámpora no abandona las cajas que administra en el Estado y deja el Gobierno, el funcionario bonaerense respondió: “Y si el Gobierno es nuestro. Somos parte del Frente que generó esta posibilidad de gobernar. A nosotros no nos convocaron después del 27 de octubre como a Guzmán. Nosotros dimos la pelea frente a la locura liberal de Macri”.

El funcionario bonaerense dijo que sus cuestionamientos tienen que ver con sincerar una situación que es muy compleja, muy difícil. “No es algo que nos agrade. Ha pasado mucho tiempo. Más de dos años de gobierno. Hicimos infinidad de planteos en privado, en los espacios que se dieron. Y traspasados esos límites no queda alternativa que visibilizar el debate que tiene que ver con el modelo de país”, comentó.

Larroque añadió que cualquier “planteo, crítica u observación” tienen que ver con el lugar que se le da a la “justicia social como eje o a la distribución del ingreso” en este gobierno, teniendo en cuenta que antes se aplicaron “políticas neoliberales” durante la gestión de Mauricio Macri.

“Hay un debate que dar y esto tuvo su consecuencia en el proceso electoral reciente”, sostuvo Larroque. “Creo que se adulteró un poco el contrato electoral. Porque si bien todos sabemos desde siempre que Alberto expresa una mirada moderada, no llegó a la Presidencia a través de esa mirada sino que en la propia campaña sus planteos habían sido otros”, dijo el funcionario.

Según Larroque, al adulterarse el contrato electoral con la mirada que siempre sostuvo centralmente Cristina Fernández de Kirchner, hoy “prima una perspectiva” que motorizan Guzmán, Kulfas y Moroni y que tiene que ver con una política económica que busca desde ya un modelo de carácter productivo o sesgadamente productivo, porque tampoco es que se fomentan todas las actividades sino que hay una segmentación, y eso complementado con una pérdida del poder adquisitivo, con salarios bajos.

Para Larroque, “más allá de lo moral que tiene que ver con la redistribución del ingreso”, hay una “cuestión práctica y pragmática que cuando se aplican estos modelos en otros países, la contraprestación son las reservas en el Banco Central. Y acá no está pasando eso. Hay una ortodoxia ineficaz”.

“Cuando Guzmán estaba para aprestar Enter y bajó el IFE, (el ministro de economía) decía que eso presionaba al dólar blue y a la inflación. Y la verdad es que sacamos el IFE y siguió aumentando la inflación. El dólar siguió planchado, pero a 200 pesos. Me parece que no hay resultados prácticos. Acá hay un cuestionamiento en términos ideológicos, filosóficos, morales y prácticos”, dijo Larroque.

Según el ministro de Desarrollo bonaerense, Guzmán terminó con “un acuerdo de rodillas” con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Ese acuerdo se hizo de apuro porque hubo un apriete del poder que planteaba una corrida”, dijo Larroque.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA