Un gato salvó a su dueña de que le robaran en su departamento en Rosario

El felino se percató de una presencia inusual y se abalanzó sobre su dueña y comenzó a maullar para advertirle sobre la situación.

"Rumi" se convirtió en el guardián inesperado de la seguridad del hogar y protegiendo a su dueña de convertirse en víctima de un robo. Foto: Gentileza SL24
"Rumi" se convirtió en el guardián inesperado de la seguridad del hogar y protegiendo a su dueña de convertirse en víctima de un robo. Foto: Gentileza SL24

Rumi”, un gato gris residente en un departamento de Rosario, se convirtió en el héroe de su hogar al evitar un intento de hurto y proteger a su dueña. El inusual episodio tuvo lugar este domingo por la madrugada en un edificio ubicado en las calles Sarmiento y San Martín, en pleno centro de la ciudad.

La dueña del departamento relató que su gato, de manera inusual, se abalanzó sobre ella y comenzó a maullar intensamente. Alertada por el comportamiento de “Rumi”, decidió investigar y, al prender la luz del pasillo, descubrió una sombra detrás de la cortina del balcón.

“Rumi se subió de golpe a la cama, asustado y alerta, mirando afuera de la habitación como si viera algo. Le hablé para que se calme y al ver que seguía así me levanté y prendí la luz del pasillo saliendo de la habitación para ver qué pasaba”, relató la dueña del departamento en diálogo con SL24.

El gato logró alertar a su dueña y evitó el robo. Foto: Gentileza SL24
El gato logró alertar a su dueña y evitó el robo. Foto: Gentileza SL24

Resulta que un ladrón había ingresado al tercer piso del edificio a través de las ventanas. Sin embargo, gracias a la rápida reacción del gato y la atención de su dueña, el intruso se vio sorprendido y abandonó la escena por el mismo lugar desde donde entró intentando agarrar un teléfono que estaba sobre la mesa del living, pero no legró llevar a cabo su plan de hurto.

Se activó la alarma en una veterinaria mendocina y los vecinos se sorprendieron cuando vieron al culpable

En una veterinaria mendocina, se activó la alarma del establecimiento durante la tranquila noche, alertando a todo el barrio de un posible robo.

Una cámara de seguridad de un local captó toda la escena y dejó sorprendidos a quienes presenciaron el insólito hecho. Si la secuencia no hubiera quedado registrada, habría quedado en misterio quién fue el culpable de que la alarma se encendiera a tardes horas de la noche.

¿Quién fue el individuo culpable? Nada más y nada menos que un “gato”. El vecino de cuatro patas que, al intentar trepar la puerta de la reja, desató la alarma de seguridad.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA