La familia de una maestra asesinada en Santa Fe deberá pagar el juicio porque el femicida es insolvente

El monto es de $457.000 y no tienen forma de pagarlo. El conflicto tiene que ver con que el condenado está en la quiebra y la ley de honorarios profesionales prevé que se puede requerir el pago a la querella, independientemente de lo que diga la sentencia.

La familia de Vanesa Castillo inició una campaña para pedir dinero. El motivo es que deberá pagar 457.000 pesos del juicio porque el femicida es insolvente. / Foto: Gentileza
La familia de Vanesa Castillo inició una campaña para pedir dinero. El motivo es que deberá pagar 457.000 pesos del juicio porque el femicida es insolvente. / Foto: Gentileza

Vanesa Castillo era docente, fue asesinada en 2018 a la salida de una escuela en Santa Fe. Hoy su familia contó que se deberá hacer cargo de pagar alrededor de 450.000 por el juicio a Juan Ramón Cano, ya que el femicida es insolvente. Esa es la razón por la que inició una campaña para que los ayuden a juntar el altísimo monto.

“Hoy somos víctimas de la encerrona de un sistema judicial que parece hecho para revictimizarnos”, expresó Silvia, la hermana de Vanesa, en una publicación de Facebook.

A casi cuatro años del femicidio de Vanesa, su hermana decidió exponer en sus redes sociales el monto que deberán abonar. Son 457.000 pesos luego del juicio, donde Cano fue sentenciado y condenado a prisión perpetua en 2020 y la sentencia, a su vez, le ordenaba asumir las costas del juicio y de la apelación, detalló TN.

El conflicto tiene que ver con que el condenado es insolvente y la ley de honorarios profesionales prevé que se puede requerir el pago a la querella, independientemente de lo que diga la sentencia. Por lo que ahora le reclaman el pago a la familia Castillo.

“Tan perverso es el Sistema de Acceso a la Justicia, que hoy mí madre y yo nos encontramos en la situación de tener que afrontar las costas del juicio”, comienza el posteo.

Y agregó: “El crimen de Vanesa no alcanza justicia y nos somete constantemente a injusticias. Por ende los abogados nos notificaron de la regulación de honorarios, que claramente tienen derecho a cobrar por el trabajo realizado. Pero nosotros no tenemos por qué ni cómo pagarlo”.

El posteo de Silvia Castillo, la hermana de Vanesa, donde pide colaboración a los ciudadanos para poder pagar el juicio.
El posteo de Silvia Castillo, la hermana de Vanesa, donde pide colaboración a los ciudadanos para poder pagar el juicio.

En un desesperado pedido de ayuda, la hermana de Vanesa sostuvo: “Hemos aprendido que buscar justicia es un camino de injusticias avalado por la letra de la Ley. El Estado que garantiza la representación legal de la defensa del imputado, y deja solos a las familias de las víctimas”.

“Necesitamos una mano para afrontar esta deuda que deduciendo lo que que fue abonado con la colaboración de Amsafé Provincial en 2018, resulta la suma de 45 JUS en $404.425 más aportes, lo que hace un total de $457.000, por eso hacemos una campaña para recaudar el dinero necesario para cubrir este reclamo”, indicó.

“Queremos sensibilizar a la ciudadanía, a las autoridades, gobernantes y legisladores que tienen el poder de cambiar esta situación, las familias de las víctimas necesitamos la representación legal otorgada por el Estado, tal como le es garantizado al imputado de cualquier delito o crimen. El feminicidio de la Seño Vanesa Castillo es un hecho tan, tan injusto que no deja de drenar injusticias. Quiero que mi hermana Vanesa descanse en paz, quiero sobrevivir a estas situaciones tan injustas y poder acompañar a mí sobrina a sobrellevar el dolor que la atraviesa”, concluye la publicación de Silvia Castillo.

El femicidio de Vanesa Castillo

El 15 de febrero de 2018, la maestra iba camino a su casa en la localidad de Santa Rosa de Calchines, donde vivía con su hija de 11 años. Juan Ramón Cano se subió a su moto y, tras un forcejeo, le dio diez puñaladas a Vanesa hasta que la mató.

En ese momento, la mujer cayó herida a la calle y fue atendida por los vecinos del barrio que escucharon los gritos, pero llegó sin vida al Hospital José María Cullen. Después de asesinarla, Cano corrió una cuadra y media para esconderse en la casa de su mamá. Sin embargo, la Policía de Santa Fe lo encontró y lo detuvo.

Lo particular del caso es que Juan Ramón Cano no tenía ningún tipo de relación con la víctima. Los familiares de la docente creen que se trataría de un ajuste de cuentas porque la mujer había denunciado un abuso sexual que había sufrido una alumna en 2017.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA