“Esto es un montaje”, tenso cruce entre el abogado de los rugbiers y los fiscales durante los alegatos

Las audiencias ahora son televisadas, y la jornada de hoy se centra en los pedidos de prisión perpetua por parte de la querella hacia los ocho rugbiers involucrados en el ataque a Fernando Báez Sosa.

“Esto es un montaje”, el primer cruce entre el abogado de los rugbiers y los fiscales durante el alegato por el crimen de Báez Sosa.
“Esto es un montaje”, el primer cruce entre el abogado de los rugbiers y los fiscales durante el alegato por el crimen de Báez Sosa.

A los pocos minutos de iniciada la audiencia en la que la querella y las fiscalía exponen sus alegatos en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, se dio el primer cruce con el abogado de los ocho rugbiers imputados por el homicidio.

Fue cuando el fiscal Gustavo García estaba mostrando la secuencia de videos que registraron lo que pasó la noche del 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, desde la salida de los acusados del boliche Le Brique hasta la golpiza mortal.

Se trata de filmaciones que habían sido expuestas durante las audiencias previas, con la diferencia de que esta vez se mostraban sincronizadas en la pantalla; es decir, varios videos a la vez registrando el mismo momento desde diferentes lugares, según Clarín.

Minutos después de las 10, con la jornada recién iniciada, el abogado Hugo Tomei interrumpió la exposición del fiscal y lanzó una acusación: “Esto es un montaje”.

El defensor de los ocho imputados cuestionó: “Estoy viendo una edición de video que se asemeja más a una prueba que a una exposición del alegato donde tenemos que hablar de la prueba. Para mí es una nueva prueba esta edición de montaje de videos que ya fueron pasados. Hay un aspecto técnico que es más probatorio que del alegato en sí”.

Esta primera interrupción de las exposiciones llevó a que el fiscal explicara que no estaba mostrando pruebas que no hubiesen sido exhibidas previamente, sino que simplemente estaban editadas para mostrar de manera más clara el momento y los lugares que ocupaban los acusados.

“La única diferencia es que están sincronizados (los videos), es una forma de hablar sobre la prueba”, agregó.

Tras la intervención de Tomei, la presidenta del Tribunal María Claudia Castro tomó la palabra y afirmó que la fiscalía podía continuar con la exhibición de las imágenes.

“El apoyo fílmico gráfico, de los alegatos, es una metodología aprobada por el Tribunal, inclusive lo hemos hablado antes del juicio. Por otro lado, esto que usted dice que es un montaje, estamos viendo videos que durante el debate hemos visto todos”, consideró Castro. Tomei pidió que su queja quede asentada.

Este miércoles se exponen los alegatos de la fiscalía y la querella, en los que se espera un duro pedido de penas para los acusados. Mañana, en tanto, se escucharán los argumentos y planteos de la defensa.

Enzo Comelli y Blas Cinalli, los dos que manejaban las cuentas en redes sociales.
Enzo Comelli y Blas Cinalli, los dos que manejaban las cuentas en redes sociales.

“Se pusieron de acuerdo para matarlo”

Durante el transcurso de su exposición, el fiscal García destacó: “No hay ninguna duda que el dolo está demostrado” y destacó: “Un deportista tiene un poder al patear que si pega una patada en la cabeza, o varias, no hay duda que la intención fue de matar”.

Se adelantó, al planteo que podría hacer la defensa: el homicidio en riña, detalla Infobae.

“Para riña debe haber dos grupos peleándose y acá hubo un solo grupo que le pegó a Fernando y ‘de rebote la ligaron los amigos’. Cuando hay acuerdo, no hay posibilidad de riña. Nosotros complicamos las cosas tratando de entender cuál de todas la patadas mató a Fernando Báez Sosa: todas contribuyeron a matarlo”.

“Hubo un concurso premeditados de dos o más personas que se pusieron de acuerdo para matar y eligieron hacerlo de esa manera: golpeándolo. La mayoría con patadas en la cabeza”.

Máximo Thomsen, uno de los rugbiers más "complicados". (Clarín)
Máximo Thomsen, uno de los rugbiers más "complicados". (Clarín)

“Le liberaron la zona a Máximo Thomsen”

¿A quién había que liberarle la zona? ¿Quién era el ofendido? ¿Quién recibió un golpe en el estómago? Máximo Thomsen”, pregunta y se responde el fiscal García sobre el comportamiento de los imputados, a los que involucra en su totalidad en el homicidio.

“Fernando y sus amigos estaban ´regalados’. Estaban conversando distraídos y en círculo”, grafica García.

La fiscalía de juicio se diferencia de la instrucción y aseguró que no hubo roles. “Todos hicieron todo. Todos se pusieron de acuerdo para matar a Fernando. Todos lo golpearon. Todos se turnaban”.

La fiscalía analizó cuadro por cuadro los videos. “Enzo Comelli quizás haya sido el que le dio el primer golpe. En el video, se ven unas piernas corriendo y ahí cae Fernando al unísono con el golpe de Ciro Pertossi. Algunos testigos dijeron que fue un golpe de knockout”.

Luego, “un golpe de una patada. Blas Cinalli que también aparece en el video por detrás de Ciro y Ayrton Viollaz, que está en el grupo de los primeros que atacaron a Fernando Báez Sosa. No tenemos la certeza, pero hay testigos que dijeron que uno de los primeros que le pegó una patada a Fernando fue Matías Benicelli”.

“No me arriesgo a dar certeza 100%, pero por como se desarrolló la prueba, podría ser. Hay que recordar que tiene ADN de Fernando en una zapatilla, pantalón y camisa. En cuanto a Blas Cinalli: recordemos que Fernando tenía ADN en uno de sus dedos”, agrega.

García hizo hincapié en la indefensión de la víctima y aseguró que se trata de un “homicidio agravado por alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas”.

“El homicidio es agravado cuando se comete en concurso premeditado. Es decir: se pusieron de acuerdo de antemano para matar a una persona. Esto no requiere mucha deliberación. Puede ser en el momento”, explica mientras exhibía uno de los videos con los que intenta demostrar ese acuerdo previo.

“Acordaron matar y esperaron el momento para hacerlo”

García marcó los tiempos mientras exhibía las filmaciones y explicó:

A las 4.44 se produce el ataque a Fernando. Es decir que siete minutos antes todos los imputados se encontraban a escasos metros de Fernando y sus amigos”.

“Un minuto antes, a las 4.43, personal policial que se encontraba cubriendo la seguridad de la misma vereda donde estaban los dos grupos, fueron alertados de un problema que hubo en calle 102 y tuvieron que retirarse”.

Esto fue aprovechado por los imputados para iniciar el ataque”, explicó García enfatizando la premeditación.

“Atacaron a Fernando a traición, al unísono y por distintos flancos”, indicó el fiscal.

Filmar el inicio de la agresión es como ponerle la frutilla al postre. Si se necesitaba algo más para confirmar que se pusieron de acuerdo es esto: filmar el inicio del ataque. Es el inicio porque después guarda el teléfono y continúa con la agresión. Me refiero a Lucas Pertossi”, dijo el fiscal.

Los rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa.
Los rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa.

Habla el fiscal Juan Manuel Dávila

Tras un cuarto intermedio de algunos minutos, el otro fiscal del juicio, Juan Manuel Dávila, comenzó su alocución sobre la “coautoría de las ocho personas” y los elementos de cada uno, detalla El Perfil.

Arrancó con Ayrton Viollaz: “Su participación es en carácter de coautor, ya que actuaba como un bloqueo entre Fernando y sus amigos, que intentaban defenderlo mientras lo golpeaban”. Lo señaló por haber dado la señal de inicio del ataque en base a una declaración testimonial y sostuvo que “alejaba a todas las personas que estuvieran cerca del lugar donde Fernando era agrerdido”.

Después fue por Ciro Pertossi: “Al igual que Viollaz, tuvo el codominio del hecho, la posibilidad de emprender en el mismo, de progresar y detener el curso causal del delito”. Citó otro testimonio y un video que le permitió establecer que Pertossi “le pega una piña muy fuerte en la cara y cae Fernando al piso”.

En el caso de Matías Benicelli, el fiscal lo situó como coautor, tuvo el codominio del hecho. “Es una de las personas que arengaba para que le sigan pegando. Benicelli le pegó. Y las tres prendas de vestir que se le secuestraron tenían sangre de Fernando Báez Sosa”.

Luciano Pertossi, coautor. Citó declaraciones testimoniales que indicaban que “liberó la zona” para evitar que los amigos de Báez Sosa se acerquen al lugar donde lo golpeaban. Dijo que su ropa tenía sangre de la víctima

Enzo Comelli, coautor. “Se lo ve aplicandole un golpe de puño a un amigo de Fernando”, dijo Dávila.

Lucas Pertossi, coautor. “Es la persona que filma el inicio del ataque a Fernando y se ubica al lado de él. Hubo entre 8 y 10 segundos al lado de Fernando”, añadió. “Es imposible que no le haya pegado, lo dicen los testigos. En su coautoría libera la zona a los efectos de que el ataque se pueda realizar”, señaló.

Máximo Thomsen: “Quizás no es el líder del grupo, pero si en el episodio. Al ser agredido, es que se organizan para darle muerte a Fernando”. Dávila citó a más testigos que lo ubican pegando patadas con insistencia a Báez Sosa, ya tendido en el suelo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA