Dos nuevos detenidos por el crimen del empresario de Guaymallén: un teléfono y un auto, las claves

Emilio Giménez, el empresario asesinado en Guaymallén (Facebook)
Emilio Giménez, el empresario asesinado en Guaymallén (Facebook)

Ya son tres los detenidos por el asesinato de Emilio Giménez.

Ya son tres los detenidos por el asesinato de Emilio Giménez (49), el empresario del Mercado Cooperativo de Guaymallén, asesinado de un tiro el jueves en Villa Nueva durante un intento de asalto cuando iba a bordo de su camioneta, llevando 5 millones de pesos.

Esta madrugada, personal de Investigaciones realizó tres allanamientos a pedido de la Fiscalía de Instrucción 1 a cargo del fiscal de Homicidios Carlos Torres.

Las medidas se realizaron en Guaymallén y Las Heras, según informó una fuente policial y en dos casos se obtuvieron resultados positivos.

Pedido de justicia en la feria de Guaymallén por el crimen de Emilio Giménez. Ignacio Blanco / Los Andes
Pedido de justicia en la feria de Guaymallén por el crimen de Emilio Giménez. Ignacio Blanco / Los Andes

Así se logró detener a dos personas mayores de edad, en viviendas ubicada en Las Heras y Guaymallén. Según trascendió, un auto que abría participado en el hecho y el seguimiento de una línea telefónica fueron las claves para lograr las detenciones.

De esta forma, ya son tres los detenidos por este caso: el domingo fue apresado el agente penitenciario Cristian Rivero, quien se desempeñaría como jefe de seguridad de Independiente Rivadavia.

Ayer, este uniformado fue imputado por el delito de homicidios criminis causa en concurso ideal con robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y luego fue derivado a un penal provincial.

Rivero fue tomado por las cámaras de seguridad en las inmediaciones de la escena del crimen, a bordo de Fiat Punto momentos antes del ataque fatal. Luego la Fiscalía de Homicidios decretó el secreto de sumario por 10 días por lo que no han trascendido detalles sobre el rol que cumpliría el penitenciario.

Persecución, disparos, una muerte y un robo frustrado

Giménez estaba casado y tenía dos hijos. Dedicado al comercio, era muy conocido en la Feria de Guyamallén, donde tenía un puesto de frutas y según la Policía tenía en su camioneta 5 millones de pesos que los ladrones, tras matarlo, no se pudieron llevar.

En la tarde del jueves 15 de setiembre, cerca de las 16.20 ingresaron a la línea de emergencia 911 viarios llamados alertando que en las inmediaciones de Jorge Newbery y Padre Manzano una camioneta era perseguida por un Jeep Renegade blanco y que la camioneta, una VW Amarok del mismo color, había terminado su marcha tras chocar con una casa.

Otros llamados indicaron que el Jeep se había dado a la fuga y que el hombre de la Amarok había recibido un disparo en el pecho.

Minutos más tarde llegó un móvil policial y encontró a Giménez dentro de habitáculo de la camioneta y un médico del SEC constató que el puestero había fallecido por broncoaspiración. Los policías de Científica detectaron que la camioneta tenía un orificio en el capot. En tanto que la víctima tenía dos heridas, una en el brazo izquierdo, con orificio de entrada y salida, y otra en el costado izquierdo.

Asesinaron de un tiro en el pecho a un empresario que se resistió a un asalto en Guaymallén.
Foto: Mariana Villa / Los Andes
Asesinaron de un tiro en el pecho a un empresario que se resistió a un asalto en Guaymallén. Foto: Mariana Villa / Los Andes

Mientras arrancaba la investigación en la escena del crimen, un amigo de Giménez llegó hasta la comisaría 9 de Guaymallén y denunció que estaba hablando por teléfono con la víctima e inesperadamente le empezó a decir que lo estaban asaltando. Luego escuchó dos disparos y se cortó la llamada.

Por otra parte, un testigo presencial que estaba en la esquina explicó a los investigadores que justo él estaba en la esquina de Jorge Newbery y Padre Manzano dentro de su auto y vio pasar a la camioneta Amarok y detrás un Jeep con cuatro sujetos armados. La jeep se adelantó a la camioneta y Giménez puso marcha atrás y chocó a una Toyota Rav gris. Entonces, dos hombres bajaron de la Jeep y dispararon sobre la camioneta, se subieron a su auto y desaparecieron.

Posteriormente, un patrullaje por zonas cercanas permitió dar con la camioneta Jeep de color blanco en la calle Colombia entre Francia y Cannig. Los delincuentes lo habían abandonado, tenía algunas abolladuras en el paragolpes delantero. Y lo más importante para la investigación: los peritos de Científica lograron dar con manchas de sangre en la puerta trasera izquierda que es de uno de los delincuentes y que fueron luego analizadas para cotejarlas en el banco de datos de huellas genéticas y que habrían arrojado un resultado positivo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA