Cuál será el futuro del chico de 13 años acusado de matar a un vecino por un par de zapatillas

imagen archivo
imagen archivo

Mientras el caso se investiga, el menor permanece en un hogar de menores por ser inimputable.

Mientras una fiscal de menores trabaja en la investigación del chico de 13 años que el domingo habría asesinado a un vecino del barrio La Gloria para robarle las zapatillas, el menor se encuentra en un hogar del Estado hasta que se decida dónde vivirá y qué condiciones deberá cumplir.

El adolescente, por ser menor de 16 años, es inimputable según lo establece la ley 22.278, que regula el Régimen Penal de la Minoridad; por lo tanto no es punible, no puede ser perseguido judicialmente, ni detenido, ni se iniciaría una causa penal en su contra. Aún así el caso debe ser investigado.

Es por eso la fiscal de menores Leticia Martí se hizo cargo de la investigación que, en un primer momento, tal como sucede en cualquier causa penal, deberá demostrarse o no la autoría del crimen.

Por ello, ya ordenó un barrido electrónico para ver si el adolescente disparó un arma de fuego y también se ha tomado declaración a varios testigos, además de la madre del chico, quien fue la persona lo entregó a la policía el día del hecho. Además, se le realizará al chico distintas pericias psicológicas que son habituales en cualquier causa penal.

Al finalizar la investigación el expediente se cerrará con una sanción en la que se fijarán reglas de conductas tales como tratamientos psicológicos y escolarización, entre otras medidas prevista por el sistema penal de menores.

Bajo la guarda del Estado

Por lo pronto, el joven ha quedado bajo la guarda de Estado mendocino que alojó en un hogar para chicos bajo la supervisión de Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI). Según trascendió, le chico tendría problemas con el consumo de drogas, algo que el ETI conocía por una denuncia realizada hace semanas por la madre del menor.

Por ahora, el chico se encuentra en un hogar de menores hasta que se decida si sigue por un tiempo bajo la guarda del Estado o bien vuelve a su casa, en el barrio La Gloria, o a la casa de otro pariente. En este sentido se tendrá en cuenta que la víctima del crimen era un vecino de la populosa barriada de Godoy Cruz y que los problemas de consumo del menor podrían tener relación con los lugares y personas que frecuentaba.

Ataque a un remisero y a un vecino

El domingo pasado, un menor se presentó en una remisería de Guaymallén y pidió que lo llevaran ser llevado a su casa, en la manzana K en el barrio La Gloria. Cuando el auto llegó al destino, el menor bajó y cuando regresó, traía un arma de fuego con la que amenazó al chofer e intentó sustraerle sus pertenencias.

Luego le apuntó en la cabeza, el conductor intentó protegerse, luego de lo cual el menor disparó y la bala impactó en el brazo del conductor.

A continuación el delincuente se volvió a bajar y le robó las zapatillas a Jonathan Ochoa, quien esperaba ser atendido en un negocio.

En el lugar había varios testigos, que portaron datos para poder dar con el sospechoso y con otro menor que lo acompañaba. En cuanto al remisero, quedó internado en el Hospital Central y según informaron los médicos, se encuentra fuera de peligro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA