Caso Viviana Luna: a la espera del análisis de ADN, estas son las hipótesis que se barajan

Viviana Luna, desaparecida desde diciembre de 2016 en Potrerillos.
Viviana Luna, desaparecida desde diciembre de 2016 en Potrerillos.

La extracción de ADN óseo es complicada y podría llevar varios días de trabajo.

Tras el hallazgo de restos óseos que realizó un perito de la familia de Viviana Luna – la mujer desaparecida hace 5 años en Potrerillos- el caso está en manos de la ciencia: se espera ahora que un análisis de ADN determine si los huesos de un cráneo humano encontrados en un hotel abandonado pertenecen a la mujer desaparecida en 2016 o bien son de otra persona.

Por lo pronto desde la Fiscalía de Homicidios se han informado hoy los pasos a seguir: “Se está a la espera de los informes de Policía Científica y los huesos hallados están siendo analizados por Antropología Forense. Luego pasarán al Laboratorio de Huellas Genéticas del Ministerio Público Fiscal”.

Por otra parte, se indicó que la extracción de ADN de restos óseos es de las más complicadas que hay y por ello, podría llevar varios días completar el análisis.

Con este panorama, se han abierto tres escenarios posibles: El primero podría ser que los restos no pertenezcan a Viviana Luna y, por lo tanto el fiscal Gustavo Pirrello deberá iniciar una investigación para saber a quién pertenecen.

La segunda hipótesis es que los restos sean de Luna y que siempre estuvieron ahí. Algo poco probable porque en ese lugar ya fue registrado dos veces por la policía, con ayuda de perros rastreadores, y nunca se encontró nada.

Una de las marchas realizadas por los familiares de Luna en Potrerillos.
Una de las marchas realizadas por los familiares de Luna en Potrerillos.

La tercera posibilidad es que esos restos óseos son la Luna pero fueron “plantados” por otra persona. Algo un tanto ilógico ya que es poco probable que alguien que asesinara a la mujer luego llevara hasta ese hotel abandonado parte cráneo.

Desde el comienzo de la investigación, para la Fiscal de Homicidios Claudia Ríos se trató de un suicidio pero a pesar de las reiteradas búsquedas, nunca se logró dar con el cuerpo. Esta posibilidad choca con los recientes hallazgos ya que si se suicidó los restos no tendrían que estar quemados.

Un papel misterioso

Por otra parte, Marcos Herrero, un rionegrino contratado por la familia de Luna especializado en la búsqueda de personas y rastreos con perros, encontró ayer en un baño del primer piso de un hotel ubicado en avenida Los Cóndores, una bolsa que tenía una monedero viejo, roto y parcialmente quemado, con otros objetos también quemados. Allí se encontró un papel escrito “con computadora” poco legible que, según trascendió contenía una especie de listado donde se nombran a políticos y funcionarios judiciales mendocinos y de otras provincias, además de otras anotaciones que para Herrero “hacen referencia a trata de personas y narcotráfico”.

La desaparición de Viviana

En la mañana del 7 de diciembre de 2016, uno de los hijos de Viviana la llevó en auto a un complejo de cabañas donde la mujer tenía una entrevista de trabajo en Potrerillos.

El dueño de las cabañas declararía luego que, efectivamente, la entrevista se realizó y la mujer se marchó de lugar minutos más tarde.

Su hijo se había ofrecido a esperarla, pero ella le indicó que iba a ir a Piedras Blancas (paraje ubicado a varios kilómetros al oeste de Potrerillos) donde se iba a reunir con una amiga. La última vez que la vieron estaba ingresando a un quiosco de la zona. Después, nadie más la vio; nunca llegó a la casa de su amiga.

Días después de la denuncia de la desaparición, la fiscal Claudia Ríos dispuso una importante serie de rastrillajes por la villa y por otros lugares cercanos, con la participación de caballería, canes e inclusive el sobrevuelo de un helicóptero de la fuerza policial.

Según declaró una de sus hijas, su madre estaba de novia con un hombre llamado Cristian en lo que calificó como una relación “normal”.

Esta persona también fue convocada por la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos. El hombre reconoció la relación y no pudo aportar más datos sobre los últimos momentos.

Además de las intensas búsquedas, la Fiscalía de Homicidios siguió una pista que indicaba que en el Valle de Uco había una persona con las características de Viviana.

También se investigaron varios teléfonos celulares y, un dato no menor, se peritó la computadora de la mujer y allí se encontraron tres cartas dirigidas a sus hijos. Este material de índole privado fue entregado por la fiscal a quienes estaban dirigidas. La causa por averiguación paradero sigue abierta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA