Así fue el crimen del venezolano: la víctima sacó por la ventanilla al ladrón que, en respuesta, le disparó

JEAN CARLOS SOSA DELGADO, JOVEN ASESINADO POR DELINCUENTESQUE LE ROBARON EL AUTOMOVIL
JEAN CARLOS SOSA DELGADO, JOVEN ASESINADO POR DELINCUENTESQUE LE ROBARON EL AUTOMOVIL

Los dos detenidos declararon y dieron versiones coincidentes que fueron confirmadas por los registros de las cámaras de seguridad.

Ayer por la tarde los dos detenidos por el asesinato del venezolano Jean Carlos Sosa (26) -Maximiliano José Daniel Castillo González (23), conocido como “Maxi” y Walter Daniel Díaz (25), conocido como “Gordo Walter”- declararon por separado, ante el fiscal de Homicidios Carlos Torres y dieron la misma versión de los hechos.

Las declaraciones, en principio, resultaron convincentes no solo por ser coincidentes sino también porque buena parte de los relatos pudo ser confirmada por las cámaras de seguridad que registraron los itinerarios, tanto del Ford Focus del venezolano como del Peugeot 308 que la banda utilizaba para robar.

Las declaraciones de los detenidos no hicieron más que confirmar las hipótesis investigativas realizadas por Homicidios, Búsqueda de Personas, Automotores y Policía Científica, divisiones policiales que participan en el caso y que lograron en poco tiempo pistas certeras para esclarecer el crimen.

Maximiliano Castillo, uno de los detenidos por el crimen del venezolano.
Maximiliano Castillo, uno de los detenidos por el crimen del venezolano.

Los investigadores ya conocían los nombres de los cuatro sujetos que participaron del crimen aunque solo habían trascendido tres, los dos detenidos y un tercero, conocido como “Huevo” que tanto para “Maxi”, como para “el Gordo Walter” es la persona que disparo contra el venezolano.

Según pudo conocer Los Andes de una fuente que trabaja en el caso, el homicidio se produjo de la siguiente manera: el miércoles pasado a las 21.30 Jean Carlos Sosa llegó a su departamento de la calle Chenaut al 3100, en la Cuarta Sección de Ciudad, acompañado de su esposa y de su hijo de 2 años.

La joven y el pequeño bajaron y entraron al edificio, mientras Jean Carlos habría el portón del edificio y corría una moto para poder ingresar su auto.

Walter Díaz, el otro detenido.
Walter Díaz, el otro detenido.

¿Un robo fácil?

El venezolano había dejado el auto con las luces encendidas y el motor andando. Esta situación fue vista por los cuatro ocupantes del Peugeot que, según declararon los detenidos se trataba de “un robo fácil”, de “una tontería”: de hecho si se hubieron llevado el auto sin matar al dueño, ni siquiera se hubiera tratado de un robo sino de un hurto simple.

Si el robo fue “al voleo” (si de casualidad pasaron por ahí y vieron el auto vacío, tal como declararon) o si los estaban siguiendo (algo poco probable ya que se trata de un Focus no muy nuevo, un auto poco “solicitado” en el mercado ilegal), lo cierto es que con ese panorama dos sujetos -“Huevo” y su compañero- se bajaron del Peugeot y se subieron al Focus que estaba vacío, mientras que “Maxi” y “el Gordo Walter” permanecían en el vehículo.

Jean Carlos se da cuenta que dos delincuentes se están por llevar el auto, se acerca por el lado de la ventanilla del acompañante, forceja con el ladrón y logra sacarlo por la ventanilla, mientras que el conductor del Focus comienza a irse. Luego Jean Carlos al recibir el disparo trastabilla y tirador y víctima caen al piso.

Las cámaras registraron que el Focus escapa para un lado, mientras los dos compañeros que están en el Peugeot están viendo la secuencia y deciden ir al buscar al tirador, subirlo y escapar por otra ruta distinta al Focus robado.

Si bien tanto Díaz como Castillo fueron imputados por “homicidio criminis causa”, delito que tiene como única pena la prisión perputa, la situación de ambos podría, a futuro, cambiar a “encubrimiento”, siempre que los abogados defensores los soliciten y un juez de garantías lo disponga.

Los detenidos tienen a favor –sobre todo Díaz que no tiene antecedentes por robo y que desde el mismo momento en que fue detenido quiso declarar para despegarse del asunto- que, afirman, iban a participar de un robo y la idea nunca fue cometer un homicidio, no fue un golpe planeado. Incluso afirmaron que no sabían que uno iba armado y que al cuarto sujeto no era amigo, lo habían conocido hace pocos días.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA