Asesinato en galería Tonsa: así sacaron el cuerpo de la víctima y lo subieron al auto del chofer que fue liberado

Desde el Cuerpo Médico Forense informaron que Edgardo Jesús Lucero falleció tras recibir una puñalada en el cuello.

Asesinaron a Edgardo Jesús Lucero en la galería Tonsa, en pleno centro de Mendoza, lo sacaron en una bolsa y arrojaron su cuerpo en Corralitos.
Asesinaron a Edgardo Jesús Lucero en la galería Tonsa, en pleno centro de Mendoza, lo sacaron en una bolsa y arrojaron su cuerpo en Corralitos.

Uno de los dos detenidos por el asesinato de Edgardo Jesús Lucero Ramírez (29), quien para los investigadores fue asesinado en la galería Tonsa de Ciudad y luego enterrado en Los Corralitos, Guaymallén, quedó en libertad, tras declarar aunque sigue imputado.

Se trata de Jonathan Orlando Torre Paz (25), un joven que es chofer de una plataforma de viajes y que llevó a presunto autor del crimen -Vladimir Cristian Cayo Coronel (28), un comerciante dueño de un local de compra y venta de celulares del centro capitalino- hasta Los Corralitos.

Torre decidió ayer declarar ante el fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien luego decidió darle la libertad aunque sigue ligada a la causa por una participación secundaria: sigue imputado por el delito de “encubrimiento agravado”.

Edgardo Jesús Lucero Ramírez, asesinado en la Galería Tonsa, en Mendoza. (Ministerio Público Fiscal/La Nación)
Edgardo Jesús Lucero Ramírez, asesinado en la Galería Tonsa, en Mendoza. (Ministerio Público Fiscal/La Nación)

Quien sigue complicado es Vladimir Cayo: según explicó una fuente policial que trabaja en el caso, el 7 de diciembre pasado, a las 21.14, Cayo sacó un bulto (los investigadores sostienen que era el cuerpo de Lucero) envuelto en unas bolsas de consorcio y, arrastrándolo por el piso, lo llevó desde su local hasta la calle San Martín.

En el camino se topó con muchas personas, incluso pasó cerca de los clientes de una pizzería y nadie notó la particular forma de bulto. Al salir a la vereda, se detuvo y esperó que llegara hasta el auto blanco que había solicitado a través de una app. Cuando el vehículo llegó, el conductor se bajó y ayudó a Cayo a subir el bulto al baúl y luego ambos se subieron y partieron hacia Los Corralitos.

Ayer, personal de Científica volvió a buscar rastros y evidencias del crimen en el local 66 donde se encuentra el negocio de celulares de Cayo, quien está detenido e imputado por homicidio simple. Según trascendió se habrían encontrado manchas de sangre que serán analizadas para saber si, a través de un análisis de ADN, pertenecen a la víctima.

El análisis final de la necropsia realizada por los especialistas del Cuerpo Médico Forense indicó que la causa de la muerte fue un shock hipovolémico, como consecuencia de una herida de arma blanca en el cuello. Por ello, la caratula del caso, por ahora, se mantiene igual.

Los investigadores, no descarta que por la forma en que se habría realizado el crimen, la participación de otra persona, aunque por ahora solo hay un detenido como presunto autor.

La investigación

El 13 de diciembre pasado, desde el Ministerio Público Fiscal solicitaron los medios la difusión de la foto de Lucero, explicando que había sido visto por última vez el “miércoles 6 de diciembre del 2023 a las 22.30 horas en la Terminal de Ómnibus, sobre calle Alberdi de San José, Guaymallén, “vistiendo un pantalón negro, mochila negra grande, zapatillas negras”.

El mensaje aportaba las características físicas de joven -contextura física delgada, mide aproximadamente 1,60, cabello corto con raya al medio de color castaño oscuro, usa lentes de color azul, tez trigueña, utiliza un aro en el que cuelga una perla azul y otro aro redondo tipo argolla- y, de saber su paradero, debía informarse al 911.

El caso recayó en el fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien empezó a sospechar, tras conocer los primeros indicios que podría estar ante un asesinato, por lo que el expediente por averiguación de paradero mutó a averiguación muerte. El joven le había dicho a su tía –la última persona que lo vio con vida- que iba a ver a su novia, en Palmira, por lo que los investigadores entrevistaron a la joven, quien habría señalado a Vladimir Cayo, con quien mantendría una nueva relación, ya que habría cortado el noviazgo con Lucero.

Inicialmente, el fiscal Torres ordenó la detención de Cayo pero luego lo dejó en libertad ante la falta de pruebas. Los investigadores centraron la atención en el local Saturno 66 de la galería Tonsa, donde funciona un negocio de reparación y compraventa de celulares, regenteado por Cayo, porque allí había dejado de funcionar el celular de la víctima.

Luego, el jueves pasado, tras realizar un repaso de los registros de las cámaras de seguridad públicas y privadas de la zona, se pudo ver que Lucero ingresaba en el local de Cayo el 7 de diciembre a las 18.30 y nunca más salió de allí con vida. Otras imágenes posteriores determinaron que Cayo y el chofer habrían sacado el cuerpo de la víctima en bolsas de consorcio y lo subieron –a plena luz de día- en el Fiat Cronos blanco para llevarlo luego a Los Corralitos, donde lo enterraron en una finca.

Los sistemas de geolocalización de los vehículos de los dos sospechosos, llevaron a los uniformados de Búsqueda de Personas y Homicidios, hacia una finca de Los Corralitos.

“A raíz de toda la investigación que se estaba efectuando en torno al paradero del señor Jesús Lucero, en el día de ayer, los investigadores de la División Búsqueda de Personas como la División Homicidios pudimos constatar una situación extraña que habíamos constatado por las cámaras de seguridad en la calle San Martín, a la salida de la Galería Tonsa”, sostuvo el fiscal Torres el viernes por la tarde, durante una conferencia de prensa, tras la imputación de los sospechosos.

Concretamente se refirió a que “en bolsas se transportaba algo que tenía forma de un cuerpo” y que “podía ser el cuerpo de Jesús Lucero”.

Luego indicó que la investigación los llevó a una finca de Los Corralitos “donde había tierra removida”. Entonces “personal de Policía Científica, con ayuda de Bomberos, hizo una excavación y encontraron un cuerpo envuelto en nylon”, dijo Torres.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA