A una semana del choque en Luján, Giuliana Lucoski sigue peleando por su vida

La familia de Giuliana está esperanzada y recibe muestras de cariño. Foto: Los Andes
La familia de Giuliana está esperanzada y recibe muestras de cariño. Foto: Los Andes

La ex Reina Nacional de la Vendimia continúa en grave estado en el hospital Central. Su familia pide oraciones y el novio recibió el alta.

A una semana del tremendo choque que protagonizaron en Luján la ex Reina Nacional de la Vendimia, Giuliana Lucoski, y su novio, quien conducía una moto de alta cilindrada, la joven de 28 años continúa internada en terapia intensiva del hospital Central en grave estado, según se aclara en cada parte médico emitido desde el principal centro asistencial de la provincia. El conductor de la moto y con quien la muchacha ya planeaba su boda recibió el alta. Mientras, la familia de la soberana de mandato cumplido se aferra a la esperanza y pide oraciones a los mendocinos a través de las redes sociales.

“La paciente Giuliana Lucoski continúa estable hemodinámicamente, con asistencia respiratoria mecánica. Se continúa evaluando estrictamente su estado neuronal”, se indicó en el último parte médico oficial en la mañana de este sábado. “Buena evolución de todo el postoperatorio traumatológico y abdominal. Continúa en grave estado, con pronóstico reservado”, completó el escueto comunicado.

Es que si bien muestra una lenta evolución, el estado de salud de Giuliana es muy complicado. La joven ingresó a la guardia del Central el domingo pasado con traumatismo encéfalocraneano grave, fractura expuesta de tobillo y fractura de pelvis. Horas después fue sometida a una craneotomía, una intervención en la que se extrae parte del hueso del cráneo, así pueden apreciarse parte del cerebro y de las estructuras del sistema nervioso central. Además “se le realizó una laparotomía exploradora, estabilización de pelvis con tutores externos y tracción de fémur”, según se detalló desde el Central.

El cirujano Ricardo Luna y su novia Giuliana Lucoski.
El cirujano Ricardo Luna y su novia Giuliana Lucoski.

Pero Nicolás Lucoski, hermano de la ex Reina y quien se transformó en el “vocero” de la familia, no pierde las esperanzas. Y mientras no se despega de su hermana en el hospital de calle Alem, utiliza la red social Twitter para emitir conmovedores mensajes y apelar a la empatía de los mendocinos, que a su vez le expresan constantes muestras de cariño para quien fuera elegida por los lectores de Los Andes como “Reina de Reinas”.

“Ya les pedimos mucho pero queda un pasito más para que nos pueda ver. Estamos más fuertes que nunca. Gracias a todo Mendoza. Está volviendo la Reina”, posteó el joven por última vez el 13 de mayo pasado junto a una foto de toda la familia sonriente.

“¡Seguimos evolucionando! Bajando sedantes… Gracias, gracias por las buenas vibras. A seguir rezando”, había publicado en la misma red social horas antes.

Nicolás se esperanza con la recuperación de la ex soberana que representó a Luján de Cuyo y está seguro de que en un tiempo volverá a su hogar. “La voy a tener en mi casa con nosotros. Confíen, y gracias por todo”, expresó por Twitter.

Mientras tanto, el conductor de la moto Ducati y novio de Lucoski, el cirujano de 46 años Ricardo Luna, recibió el alta médica el último viernes. “Luna fue dado de alta ya que será intervenido de una de sus fracturas en la clavícula en el sector privado”, se aclaró oficialmente.

Ese mismo día se comunicó que la novia del médico continuaba con asistencia respiratoria en la unidad de cuidados intensivos. “Está siendo monitoreada y controlada estrictamente de su postoperatorio”, se aclaraba luego de haber indicado que había sido sometida a una “estabilización pelviana y cirugía de tobillo”.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Según testigos del hecho, Luna conducía su moto de alta gama a más de 150 kilómetros por hora cuando chocó de atrás a un VW 1500 en el Acceso Sur, a la altura de calle Araoz. Él y su novia salieron despedidos del rodado tras el tremendo impacto.

Los análisis a los que fue sometido el cirujano revelaron que, al momento del choque, tenía 0,88 gramos de alcohol en sangre. Fue imputado por lesiones graves culposas y la carátula no se modificó pese al resultado del test de alcoholemia ya que el Código Penal establece un nivel superior a un gramo por litro de sangre para determinar que hubo exceso de alcohol.

El límite contravencional establecido por la Ley de Tránsito 9024, que se toma como referencia para establecer una multa vial, es de 0,50 gramos por litro de sangre y en motos de 0,2. Es decir, el médico había consumido alcohol en cantidad suficiente para ser multado pero no para que penalmente le correspondiera el agravante de exceso de alcohol.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA