Una reforma ministerial que pone en el centro de escena al mendocino

Esto se logra con políticas claras y eficientes, haciendo un Estado inteligente, en beneficio del ciudadano.

tren de carga
tren de carga

A lo largo de los últimos 30 años, a Mendoza no le ha tocado bailar con el más lindo, en cuanto a Gobierno Nacional. Desde los 90, las políticas macroeconómicas, no han beneficiado la gestión local, teniendo que surfear, permanentemente, en aguas turbulentas y buscando reinventarse para sobrevivir.

Mendoza está bien cuando la macroeconomía funciona bien, de lo contrario se ve afectada. Cuando se atrasa el tipo de cambio y hay inflación, cae la inversión y cae la confianza, entonces la provincia queda pegada a esa situación.

A esto se le suma que la política industrial la ha desfavorecido históricamente, así como la falta de transporte de carga con ferrocarriles. Hay que tener en cuenta que Mendoza está a más de 1.000 kilómetros del puerto de Buenos Aires y salir por el Pacífico no es fácil.

Por esta razón considero que reformar las estructuras de los ministerios, focalizará los objetivos y metas a lograr, como así también se llegará a una mayor eficiencia del gasto.

Entendimos desde 2015 que esta iba a ser la forma de movernos, cambiar las cosas en beneficio del ciudadano, no para prevalecer en el Estado. Por eso se reduce la cantidad de ministerios, porque no hace falta un ministerio para ejecutar medidas.

Estamos en marcha hacia otro proceso de cambio fundamental, nos importa el agua, nos importa la energía, nos importa la educación de nuestros hijos, nos importa su salud junto a la de sus padres. Nos importa el cambio climático y nos preocupa, tenemos que aprender a vivir con esta realidad, pero cuidarla mucho más.

Por eso venimos a trabajar en educar a nuestros hijos, seguirlos a lo largo de toda su etapa educativa, pero también darles salud, tanto a ellos como a sus familias. Darles seguridad.

Estamos frente a grandes desafíos y es este el momento de hacerlo, no recibimos una provincia quebrada como en 2015. Es una provincia que está dentro de un marco de crisis nacional, estamos muy bien parados, pero debemos sostener y mejorar esta situación.

Cada mendocino importa, cada ciudadano es vital para el desarrollo y prosperidad de Mendoza, queremos avanzar en un Estado Inteligente, no bobo.

Coincidimos con el pensamiento de Nelson Mandela cuando decía:La Educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA