Stocks en equilibrio y un mercado por armarse

Diciembre fue un buen mes de despachos al mercado interno en Argentina. ¿Qué sucederá con la cosecha y los stocks?

La cosecha este año se estima que podría ser 20% superior que en 2023.
La cosecha este año se estima que podría ser 20% superior que en 2023.

Aunque el comportamiento de la economía argentina hacía prever un noviembre y un diciembre muy complejos para el mundo del vino, lo cierto es que el año para los despachos al mercado doméstico cerraron con una baja del 6,3%, muy por debajo del número que vaticinaban los privados.

Un dato a tener en cuenta es la performance de diciembre. Según el INV, los despachos de ese mes comparado con el año anterior en el mercado interno marcaron una suba de 4,7%. La mayor parte de ese número está compuesto por la suba de los despachos en botella y de botellones, aunque en el mes de las fiestas, llama la atención la caída del 14% en los espumantes. Referentes del sector privado aseguran que las ventas se movieron hasta el 15 de diciembre y a partir de ese punto están paradas.

Si bien se trata de un movimiento usual para esta época del año: los distribuidores se stockean y recién vuelven a aparecer fuerte a mediados de febrero o marzo, lo cierto es que muchos ya aseguran que se empieza a notar en las cuentas finales de las bodegas, los bolsillos flacos de los consumidores que con una inflación desbocada terminan dejando de lado la compra de vino.

La cosecha de la uva.
La cosecha de la uva.

Puertas adentro, con una cosecha 2023 muy corta, se podría esperar que los stocks en bodegas estén al quiebre, pero los datos de INV muestran que sin tener en cuenta los vinos que están en guarda, el stock se encuentra un poco por encima de los 4 meses, en cambio, cuando en la cuenta se suman todos los vinos, el dato asciende un poco más de 6 meses. Técnicamente el mercado está en equilibrio y sin una súper cosecha en la puerta. Si la estimación de cosecha, da como resultado una vendimia con suba 20% comparado con 2023, ese equilibrio debería mantenerse. Pero ningún bodeguero se anima a pensar mucho más allá de la fecha de liberación.

Hay muchas dudas sobre qué pasará con el precio de la uva, el precio en el mercado de traslado, porque en la mayoría de los casos estiman en el mercado doméstico un consumo en baja. Las exportaciones, que podrían ser una tabla de salvación, también podrían no recuperar todo lo perdido, porque lo cierto es que competidores como Chile y España ya tienen el negocio afilado y las idas y vueltas de Argentina en el mercado global siguen generando malos resultados.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA