Exportaciones de vino a granel y mosto: ¿Resurge el negocio de los commodities?

Los buenos números de enero fueron bien recibidos pero desde el sector advierten que se trata de la performance sólo de 4 bodegas. ¿Se puede recuperar lo perdido?

Las exportaciones de vino a granel lograron mejorar el enero.
Las exportaciones de vino a granel lograron mejorar el enero.

El primer mes del año ha traído por primera vez en 4 años un aumento significativo en las exportaciones de vino a granel y mosto. Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, los envíos a granel subieron un 24,6% y los de jugo concentrado de uva un 101,5%. ¿Estos buenos datos significan la vuelta del negocio del commodity para la industria vitivinícola o son más bien negocios puntuales de algunas empresas?

Tal como publicó Los Andes esta semana, la noticia que fue recibida con optimismo por la Cámara Argentina de Vinos a Granel, trae aparejados varios interrogantes. Primero, si bien, tal como explicaron, el crecimiento es particularmente alentador, el resultado ha sido traccionado por cuatro bodegas, pero el dato más interesante es que se ha revertido la caída de ese producto que venía con malos resultados desde 2020.

Otro punto es que la mejora del desempeño de estos sectores está evidentemente relacionada con la competitividad, los precios relativos y el volumen total de cosecha esperado para este año. Estos aspectos, entre otros, como la pericia de los vendedores argentinos para ganar un espacio perdido, podrían generar nuevos nichos de mercado. Sin embargo, ante las perspectivas de un mercado externo complejo, con competidores europeos sumamente afilados y con buenos precios, ya se anticipa un año difícil o al menos desafiante.

Mejoran las exportaciones de vino a granel.
Mejoran las exportaciones de vino a granel.

Como en todos los sectores, una de las principales preocupaciones para conocer si finalmente será posible colocar más vino en el exterior es la incertidumbre en torno al tipo de cambio. A pesar de la devaluación significativa experimentada en diciembre pasado, los bodegueros aseguran que las persistentes altas tasas de inflación podrían afectar la competitividad en el corto plazo, aunque mantienen la esperanza de una mejora gradual en el panorama económico del país. Sobre este último punto, la pregunta es cuándo comenzará a verse el repunte.

En lo que respecta a las expectativas de la vendimia 2024, se prevé que supere a la del año anterior, considerado uno de los peores registros. No obstante, varios subrayan la necesidad de realizar esfuerzos adicionales para posicionar los productos en un mercado altamente competitivo, por lo tanto, cuidar los costos es una variable a considerar. Los precios que ya están dando vuelta para la uva de este año, dan clara señal de estas intenciones.

Tal como lo plantean, con un mercado interno en franca recesión la apuesta por el negocio exportador de volumen debería ser una salida para Argentina. Sin embargo, globalmente la bebida también enfrenta sus desafíos y competidores que llevan años en los mercados con buenos resultados.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA