Una jueza permitió la eutanasia para un preso discapacitado, pero las víctimas se resisten

Se trata de un hombre que disparó contra tres compañeros de trabajo y un policía, y que quedó con una lesión permanente en el tiroteo.

Un hombre que atacó a cuatro personas y terminó discapacitado, pidó la muerte asistida y la Justicia le dio la razón. 20minutos.
Un hombre que atacó a cuatro personas y terminó discapacitado, pidó la muerte asistida y la Justicia le dio la razón. 20minutos.

Un exvigilante de seguridad que protagonizó un tiroteo en España, y que recibió un balazo en la médula cuando fue reducido por la policía, recibirá la eutanasia tras una decisión de la Justicia ibérica que consideró a la muerte asistida como un “derecho fundamental”.

El hecho por el que el exvigilante fue condenado ocurrió en diciembre pasado, cuando disparó a quienes eran sus compañeros adentro de una empresa de seguridad y a un mosso (policía) en Tarragona. En la huida, el sospechoso sufrió una herida medular y desde entonces está hospitalizado.

Hace dos semanas, el detenido pidió que se le aplicara la eutanasia, pero dos de las víctimas del tiroteo solicitaron al juzgado que la misma no se efectúe. Sin embargo, fue la propia justicia la que dijo ahora que la solicitud del reo es un “derecho fundamental”.

Según lo detalló el portal 20minutos, la magistrada del juzgado de Instrucción 5 de Tarragona resolvió que no procede “la interrupción” del proceso de muerte asistida solicitado por el pistolero, puesto que la Ley de Eutanasia “no atribuye ninguna competencia al juez de instrucción para decidir sobre el proceso”.

La juez agregó que la ley “no regula de manera específica la eutanasia aplicada a personas que se hallen en situación de prisión provisional o sujetas a un procedimiento judicial de cualquier tipo”.

La eutanasia como ‘derecho fundamental’

La jueza que intervino en la causa estableció que el pedido de muerte asistida se trata de un derecho fundamental y el mismo debe prevalecer: la “prioridad” son los derechos a la integridad física y moral, a la dignidad, a la libertad y autonomía personal, sostiene en su auto.

La acusación particular ejercida por el mosso herido a través de su abogado, pidió a la jueza que emitiera una “orden urgente” al Hospital Penitenciario de Terrassa para que cesara “cualquier actividad” encaminada a llevar a cabo la eutanasia hasta que no se dicte sentencia.

En un escrito, el letrado sostenía que el Hospital de Terrassa “no puede en modo alguno decidir sobre la vida de un investigado internado por orden judicial”.

“Un asesino, o presunto en este caso, no puede esquivar ni el juicio ni una condena mediante una eutanasia”, de forma que debe ser el juzgado el que acuerde “todas las medidas de protección necesarias para evitarlas”, esgrimía la acusación.

Tras el aval de la juez instructora, será ahora la Comisión de Garantía y Evaluación, un organismo multidisciplinar dependiente de la Generalitat, la que evalúe el proceso de eutanasia solicitado por el pistolero, detalló el mismo portal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA