Un niño de 9 años vivió solo en un departamento municipal durante dos años en Francia y nadie se dio cuenta

El niño tiene buenas notas en la escuela y siempre estaba aseado, por eso nadie sospechó de su situación. Vivía con su madre pero la mujer lo abandonó para mudarse con su novio. Fue recientemente condenada a seis meses de prisión por abandono y poner en peligro a un menor.

Su madre lo había dejado para mudarse con su pareja a 5 kilometros de allí
Su madre lo había dejado para mudarse con su pareja a 5 kilometros de allí

En un impactante caso de abandono, se reveló que un niño de nueve años vivió solo durante dos años en un departamento sin calefacción en el suroeste de Francia, luego de que su madre lo abandonara para mudarse con su novio a solo cinco kilómetros de distancia. La mujer fue condenada a seis meses de prisión por abandono y poner en peligro a un menor. A pesar de la difícil situación, el niño continuó asistiendo a la escuela todos los días, según informes de los medios franceses.

El menor quedó a su suerte en el pueblo de Nersac, en las afueras de Angulema, Francia, tras la decisión de su madre de mudarse con su pareja. La madre no identificada, de 39 años, fue sentenciada la semana pasada a seis meses de prisión, que cumplirá en su residencia con una pulsera electrónica, por abandonar y poner en peligro a un menor. El padre del niño, que vivía en otra ciudad, no fue acusado.

El niño había sido abandonado en un piso municipal de Nersac, Francia.
El niño había sido abandonado en un piso municipal de Nersac, Francia.

Durante ese periodo en el que encotró solo, el niño experimentó condiciones extremas, viviendo sin agua caliente, calefacción ni electricidad. Se vio obligado a valerse por sí mismo, enfrentando la falta de comodidades básicas, lavándose con agua fría y envolviéndose en sacos de dormir y mantas para mantenerse abrigado.

Su lucha por la supervivencia lo llevó a robar alimentos, tomando tomates de un balcón cercano y buscando comida entre los vecinos. Estos últimos, preocupados, finalmente alertaron a la policía, que intervino para rescatar al niño de su desamparo. Antes de llamar a la policia, hablaron la la madre quien solo les dijo que se metieran en sus asuntos, aseguró The Times.

Al consultar cómo esta situación habia pasado desapercibida durante tanto tiempo, la alcaldesa de la ciudad, Barbara Couturier, dijo a France Bleu que el niño había seguido el ritmo de sus tareas escolares y era un “buen estudiante”, a pesar de su terrible experiencia. “Creo que también fue una especie de protección que se puso a sí mismo para decir todo está bien”, dijo.

Según los informes, la madre del niño insistió en el juicio de la semana pasada en que había vivido con su hijo, pero esto fue desmentido por los datos móviles obtenidos por la policía que mostraban que ella apenas había estado en el lugar donde dejó a su hijo.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA