Renunció a una herencia de 4 mil millones de dólares porque no quiere ser “tan rica”

Marlene Engelhorn, la joven que rechazó una herencia millonaria de más de 4000 millones de dólares.
Marlene Engelhorn, la joven que rechazó una herencia millonaria de más de 4000 millones de dólares.

Marlene Engelhorn propone que el Estado se haga cargo de ese dinero. La austríaca es descendiente de Friedrich Engelhorn, el fundador de una de las compañías químicas más grande del mundo.

Marlene Engelhorn es una joven de 29 años que rechazó una herencia que supera los 4000 millones de dólares, y propone que el Estado se haga cargo de ese dinero, ella aseguró que no quiere ser “tan rica”. La austríaca es descendiente de Friedrich Engelhorn, el fundador de la compañía química más grande del mundo.

La joven es descendiente de los fundadores de la compañía BASF, una de las empresas químicas más grande del mundo con más de 150 años de historia. Solo en el 2021 los ingresos por valor fueron de más de 78.000 millones de euros. Sin embargo, ella decidió renunciar al 90% de la parte de herencia que le toca.

“No debería ser mi decisión qué hacer con el dinero de mi familia, por el cual no trabajé yo”, dijo Merlene a los medios alemanes y austríacos, causando revuelo en quienes se enteraban de la noticia.

La joven austríaca, que hoy estudia Lengua y Literatura alemana en Viena, se destaca por liderar movimientos con conciencia de clase, lo cual es un poco también el motivo de su decisión. “Gestionar ese patrimonio conlleva mucho tiempo. No es ese mi proyecto de vida. No es que no quiera ser rica, es que no quiero ser tan rica”, reconoció en una entrevista.

La joven reafirma que no sabría qué hacer con tanto dinero y cree que tanta fortuna podría traerle más problemas que soluciones, “no podría ser feliz con tanto dinero”, declaró.

Conciencia de clase

Merlene no reniega sus privilegios de “niña rica”, por el contrario, los reconoce y trabaja para luchar contra ello. “Como alguien que ha disfrutado de los beneficios de la riqueza toda mi vida, sé lo sesgada que está nuestra economía y no puedo seguir sentada y esperando que alguien, en algún lugar, haga algo”, explicó en una entrevista con la BBC.

Marlene Engelhorn, rechazó el 90% de su herencia porque no quiere ser "tan rica".
Marlene Engelhorn, rechazó el 90% de su herencia porque no quiere ser "tan rica".

Por esa razón, fundó la iniciativa Taxmenow, junto a otros 49 herederos de multimillonarios, un movimiento que ha mutado por toda Europa con el objetivo de que herederos de grandes fortunas renuncien a ellas en pos de una mayor tasa impositiva para los ricos.

Ella también, defiende que sea el Estado el que asuma el grueso de las fortunas de los multimillonarios y se encargue de gestionarla, para lograr una mejor redistribución de la riqueza.

“No se trata de una cuestión de voluntad, sino de equidad. No he hecho nada para recibir este legado. Esto es pura suerte en la lotería del nacimiento y pura coincidencia”, se explayó para dar a entender su punto de vista. También uno de sus pedidos es que los que más dinero tienen paguen más impuestos.

La historia de la fortuna de Marlene Engelhorn

Hace más de un siglo y medio, Friedrich Engelhorn fundó la empresa Badische Anilin-und Soda-Fabrik, más conocida como BASF. A fines del siglo XXI, Friedrich dejó la compañía e invirtió el dinero en la farmacéutica Boehringer Mannheim, que estuvo en manos de la familia Engelhorn hasta 1997.

Su nieto, Curt Engelhorn, vendería la firma al grupo suizo Hoffmann-La Roche por US$11.000 millones. Así, con tan solo 7 años, Marlene ya tenía una fortuna de más de 1000 millones de dólares. Y, según la revista Forbes, su abuela ocupa la posición número 687 en el ranking de personas más ricas del mundo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA