Nació un bebé hipopótamo de una hembra medicada con anticonceptivos

Bibi, una hipopótamo que tomaba anticonceptivos fue mamá en el Zoo de Cincinnati. - Gentileza
Bibi, una hipopótamo que tomaba anticonceptivos fue mamá en el Zoo de Cincinnati. - Gentileza

Ocurrió en un zoológico de Estados Unidos. Los empleados no podían entender qué le sucedía a Bibi, hasta que se percataron de que estaba entrando en trabajo de parto.

Bibi, una hipopótamo de 23 años que vive en el Zoologico y Jardín Botánico de Ohio, Estados Unidos, dio a luz a un bebé hipopótamo enorme a pesar de que estaba medicada con anticonceptivos. Los empleados no entendían qué le estaba pasando, hasta que se dieron cuenta que la ejemplar estaba dando a luz, por lo que se convirtió en madre por segunda vez.

El Zoo, que se encuentra en la ciudad de Cincinnati, cuida a Bibi desde que nació y tras haber sido madre de Fionna decidieron cuidarla para que no vuelva a embarazarse, por cuestiones de salud. En diciembre pasado el turno de la mañana aseguró que la hipopótomo estaba preñada, pero el turno de la noche pensó que se trataba de una broma y no le siguió el embarazo, según informó 20 minutos.

El bebé, que nació en el Zoo de Cincinnati aún no tiene nombre. Nació muy saludable y ya camina.
El bebé, que nació en el Zoo de Cincinnati aún no tiene nombre. Nació muy saludable y ya camina.

El 2 de agosto Bibi comenzó a comportarse de manera extraña, hasta notaron que se trataba del inicio de un trabajo de parto. El pequeño, al que aún no le han decidido el nombre, finalmente llegó al mundo el miércoles 3 de agosto alrededor de las 22.

“Esta cría nos parece enorme porque Fiona, la primera cría de Bibi, solo pesaba 13 kilogramos cuando nació seis semanas antes de tiempo y no era capaz de ponerse de pie por sí misma. Esta nueva cría pesa por lo menos el doble que Fiona y ya camina”, aseguró Christina Gorsuch, directora de cuidado de animales del zoo de Cincinnati.

El equipo de hipopótamos notó una diferencia en el comportamiento de Bibi, la mañana del 2 de agosto, y el zoo compartió la noticia de que estaba mostrando signos consistentes con estar de parto, estaba muy nerviosa fuera de su cobijo, pero en cuanto entraba se tranquilizaba y mostraba voluntad de querer quedarse allí, según detalló la profesional.

Finalmente, Gorsuch detalló: “Bibi y el bebé, aún sin nombre, pasarán las próximas dos semanas estrechando lazos entre ellos. Una hembra alejaría a su recién nacido durante ese tiempo en la naturaleza, y nosotros intentamos dar a Bibi la opción de hacer lo que le resulte natural”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA