La Iglesia de Bélgica desafía al Vaticano y bendice a las parejas homosexuales

La Iglesia de Bélgica desafía al Vaticano y bendice a las parejas homosexuales.
La Iglesia de Bélgica desafía al Vaticano y bendice a las parejas homosexuales.

El Vaticano rechazó cualquier tipo de bendición a parejas del mismo sexo. Sin embargo, los obispos belgas alegan que solo es una “oración de amor”.

La Iglesia de Bélgica se diferenció del Vaticano en materia de relaciones homosexuales. En las últimas horas, anunció que realizará una liturgia de bendición de parejas gays en la diócesis de ese país.

Los obispos belgas alegaron que un “momento de oración” no es igual al casamiento, como unión sacramental entre un hombre y una mujer, tal como establece el catolicismo.

Esta decisión va en contra del Vaticano, institución que publicó en marzo del año pasado una aclaración oficial en la que rechazaba cualquier tipo de bendiciones litúrgicas entre uniones homosexuales, detalla El Perfil.

De esta manera, la Iglesia belga intenta acercar a las parejas entre el mismo sexo a la religión tras años de ser excluidos. Bajo un documento titulado “homosexualidad y fe”, la Conferencia Episcopal de Bélgica abrió paso hacia la bendición de parejas homosexuales.

La Iglesia de Bélgica desafía al Vaticano y bendice a las parejas homosexuales.
La Iglesia de Bélgica desafía al Vaticano y bendice a las parejas homosexuales.

Los argumentos de la Iglesia belga

Pese a la fuerte postura del Vaticano, los belgas alegan que el papa Francisco afirmó que toda persona, independientemente de su orientación sexual, es digno y debe ser tratado con respeto, de acuerdo con la información de InfoVaticana.

Los obispos de Bélgica aseguran que brindarán atención pastoral a los homosexuales, ya que sostienen que las personas gays “prefieren vivir en pareja, en relaciones duraderas y fieles”. Por esto mismo, consideran que “merecen el reconocimiento y apoyo”.

De igual forma, la Iglesia belga resaltó que solo realizarán una “oración por el amor y la fidelidad para pedir a Dios que bendiga y perpetúe este compromiso de amor y fidelidad”.

Aunque descartan que se trate de un sacramento, los obispos establecieron cómo deberá realizarse la bendición y cuál debe ser la oración que se recite: “Dios y Padre, rodeamos hoy a N. y N. con nuestra oración. Conoces sus corazones y el camino que tomarán juntos a partir de ahora. Haz que su compromiso con el otro sea fuerte y fiel. Que su hogar se llene de comprensión, tolerancia y cuidado. Que haya espacio para la reconciliación y la paz. Que el amor que comparten les deleite y hacerlas útiles para nuestra comunidad”, establecieron

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA