Una serie de TV que causó el enojo de Enzo Ferrari

Una serie de TV que causó el enojo de Enzo Ferrari
Una serie de TV que causó el enojo de Enzo Ferrari

En “La Otra Mirada” de Carburando conocemos la historia de una serie emblemática de Estados Unidos que dejó su huella.

En la década del 80 hubo una serie de tv muy popular que provocó hasta provocó el enfado del gran Enzo Ferrari por el uso de autos que simulaban ser italianos, pero no lo eran.

Muchos aseguran que el resurgimiento de Miami en la década de los años 80 obedeció, en buena parte, al éxito mundial de la serie Miami Vice, conocida aquí como División Miami. Acción, playa, físicos esculturales y autos y embarcaciones lujosos estaban presentes en cada capítulo.

Con sus sacos anchos Armani combinados con remeras color pastel, Don Johnson y Philip Michael Thomas encarnaban a los agentes policiales Sonny Crockett y Ricardo “Rico” Tubbs, quienes salían a atrapar a peligrosos narcotraficantes en Miami Beach.

Además de las embarcaciones, la acción también era por la ciudad y los protagonistas utilizaban autos deportivos de lujo. Algunos productores de la serie afirmaron que en sus comienzos no hubo acuerdo para utilizar Ferrari. Y ante el obligado desembolso de unos 150.000 dólares para conseguir los vehículos italianos, no tuvieron mejor idea que hacer una copia de ellos.

Los protagonistas de División Miami circulaban por la ciudad con dos supuestas Ferrari: la 365 GTS/4 Daytona Spider y una Testarossa. Pero todo era ficción. Y los vehículos no eran tales. La producción tomó dos Chevrolet Corvette C3, uno modelo 1976 y el otro, 1981. Sendos V8 con cajas automática, ambos equipados s, a los que les colocaron paneles de fibra de vidrio para simular a los autos italianos.

El éxito de la serie fue tan grande que Miami resurgió por aquellos años y se potenció como destino turístico. Pero su trascendencia que cruzó fronteras llegó a Italia. Don Enzo Ferrari conoció que las Ferrari que supuestamente se destacaban en la TV mundial, no eran de su empresa.

Enojado, Ferrari decidió enviar a Miami dos flamantes Testarossa en 1984 para sustituir a los vehículos impostores. De todas formas, la gestión tampoco fue sencilla. Los autos eran de color negro, pero la producción prefería el blanco, no sólo para continuar con los anteriores, sino porque en las imágenes nocturnas, que eran muchas, se lucían más.

A partir de ese momento, los dos agentes policiales aceleraban los autos del Cavalino Rampante. Aunque, a riesgo de los enojos de Il Commendatore, se usaba un tercer auto como muleto. Era un De Tomaso Pantera, camuflado, para las escenas de riesgo. Pantera fue el modelo más importante de los producidos por la marca fundada en Italia por un argentino: Alejandro De Tomaso.

Miami Vice, Corrupción en Miami, Vicio en Miami o División Miami. Con 111 episodios, la célebre serie puso a la ciudad norteamericana en el centro de la escena.

Más allá de las tendencias, en División Miami se aceleraron muchos autos deportivos. Pero detrás de escena se produjeron negociaciones, enojos y reacciones por esos vehículos deportivos que hasta provocaron el enojo del propio Enzo Ferrari.

Una serie de TV que causó el enojo de Enzo Ferrari

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA