Un escenario complejo que condiciona los negocios del agro

Los faltantes vienen complicando el normal desempeño del agro en Mendoza y durante la última semana el problema ha terminado por agudizarse seriamente.
Los faltantes vienen complicando el normal desempeño del agro en Mendoza y durante la última semana el problema ha terminado por agudizarse seriamente.

Los faltantes vienen complicando el normal desempeño del agro en Mendoza y durante la última semana el problema ha terminado por agudizarse seriamente.

Los faltantes vienen complicando el normal desempeño del agro en Mendoza y durante la última semana el problema ha terminado por agudizarse seriamente.

Según el Ministerio de Economía de la provincia, las cámaras regionales han manifestado una grave preocupación por el faltante de productos clave.

El jueves sostuvieron que no logran abastecerse de fertilizantes, agroquímicos, vidrio, hojalata, etiquetas, tintas, mangueras para riego por goteo, insumos para combatir heladas, insumos gráficos, tractores, autoelevadores, soda solvay para producir botellas, barricas e insumos enológicos, como ácido cítrico, entre otros.

A esto se suma otra realidad, la descripta en el último reporte de Coninagro, en el cual se sostiene que “los productores buscan amortiguar estos efectos con cambios en los planteos para ahorrar insumos y llegar al momento de cosecha o faena. Los precios corren a la par de la inflación y los costos aproximadamente 20 puntos por encima del año pasado”. En resumen, sigue siendo un momento delicado para las producciones regionales.

En este sentido, los especialistas económicos de Coninagro sostuvieron que las producciones regionales no pueden aprovechar los buenos precios reinantes para varios de sus productos. Esto se debe a problemas derivados de las restricciones a las importaciones impuestas por el Gobierno nacional, la falta de mano de obra y la sequía que afecta a varias zonas productivas.

A partir de agosto comienza el cierre de ciclo para varias producciones anuales. La falta de insumos clave no solo va a impactar en los resultados de rendimiento por hectárea, sino también en la calidad y calibre, que termina siendo el factor para no poder colocar el producto en el exterior. Por lo tanto, los dólares que tanto necesita el Gobierno, terminarán escaseando, porque no se puede producir con la calidad que se requiere. También vale un recordatorio sobre el tema inflacionario. Los costos de producción están descontrolados y en muchos montes frutales, desarrollos hortícolas y viñedos se han convertido en un factor difícil de evaluar. Es decir, muchos desconocen hasta dónde se puede invertir para lograr que vuelva en precios justos. Los mercados internacionales no aceptan cambios de condiciones ni aumentos de precios, por lo que el hilo es fino.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA